Páginas vistas en total

martes, 30 de diciembre de 2014

idealist@s: REPASANDO EL AÑO QUE PASA

idealist@s: REPASANDO EL AÑO QUE PASA: REPASANDO EL AÑO QUE PASA Cuando ya no hay mas remedio que aceptar que este año se ha acabado, ya   tampoco hay excusas para negarse a ...

REPASANDO EL AÑO QUE PASA

REPASANDO EL AÑO QUE PASA
Cuando ya no hay mas remedio que aceptar que este año se ha acabado, ya  tampoco hay excusas para negarse a uno mismo que lo que no hemos conseguido conseguir y valga la redundancia era lo deseado.

Es bien cierto que todos, cuando actuamos de una manera reflexiva y nos situamos como espectadores de nosotros mismos, nos damos cuenta que las excusas las utilizamos todos los que nos podamos tildar como humanos y en el fondo son una manera de negarnos a nosotros mismos y a nuestros propios deseos. En cualquier caso y desde una actitud positiva también es positivo admitir las excusas como parte del argumento del fracaso reconocido y sobre todo justificado subjetivamente.

Si repasamos este año que pasa, nos daremos cuenta cuantas excusas hemos puesto para no cumplir con aquello que nos habíamos propuesto. En el fondo y no tan el fondo somos creativos en la creación de excusas y si dedicáramos ese mismo tiempo a estudiar y poner soluciones nos daríamos cuenta cuanto más fácil resulta discernir entre lo que realmente es importante y lo que obviamente no es necesario o superfluo.

En este mismo sentido y repasando algunos autores, se ha detectado la clasificación de la excusa en distintas categorías entre las que podríamos  distinguir las que utilizamos para evadir nuestra propia consciencia de culpabilidad  a las que realmente responden supuestos de resoluciones inalcanzables  por la entidad a la que nos enfrentamos que resultan de imposible resolución.

Una de las excusas más comunes en aras  a repasar el año que pasa, es su propio contenido, el tiempo. Cuantas veces al día nos  oímos  y oímos a los demás decir no tengo tiempo,  cuando sabemos que disponemos de un tiempo limitado diario  y que lo que se trata es de ordenar las necesidades que tienen en nuestras vidas  siendo el valor residual si existe, el regalo para nuestro propio deleite.

Como siempre y al final no se de que forma llego a las mismas conclusiones  y son el cultivo de la perseverancia y disciplina como medio de organización mental, pues al fin y al cabo lo que hacemos es seguir un esquema que racionalmente entendemos y creemos.

En general y como excusa muy extendida la gente  se excusa en la suerte de los demás, pero sin embargo con un análisis más exhaustivo detrás de un gran éxito, siempre hay un gran trabajo de autodisciplina para conseguir lo que uno se propone en la vida.

Ser discípulo de una idea o lo que es lo mismo practicar la autodisciplina, es la clave para desarrollar aquello en lo que creemos, sin influencias ajenas que vicien nuestra esencia en cuanto a contenidos y obligaciones.

Repasar el año que ha pasado a través de las excusas que nos hemos inventado , es una actitud positiva  de enfrentarnos a un nuevo estilo de vida, eso si como sienpre desde la humildad y sencillez  de ser humanos.

                                                                  Ferran Aparicio
                                                           30 de Diciembre de 2014


jueves, 25 de diciembre de 2014

idealist@s: CINCO MINUTOS MAS, PARA LA CUENTA ATRAS

idealist@s: CINCO MINUTOS MAS, PARA LA CUENTA ATRAS: Después de hace más de un año que empecé la trayectoria de este blog , y ante el inminente cambio de año, solo me queda que reflexionar s...

CINCO MINUTOS MAS, PARA LA CUENTA ATRAS

Después de hace más de un año que empecé la trayectoria de este blog , y ante el inminente cambio de año, solo me queda que reflexionar sobre todo lo que ha acaecido de una forma natural y en su justo momento, idea que tilda al idealist@s, por definición.

No ha sido mi intención ni presumir, ni idealizar, tengo mi ego muy cercano a mi self, por lo que no necesito más flores en mi florero, sin embargo cada artículo ha ido unido a un pensamiento, a un duende que ha aparecido por mi vida  por pura casualidad o causalidad.

Hace mucho tiempo que decidí evitar mostrar mis opiniones políticas de un modo explícito y alejarme de cualquier conflicto o trapo rojo que la sociedad, conocidos, amigos, parientes y demás gente variopinta que se me ha presentado en el camino, pues en definitiva creo que eso pertenece al ámbito privado y reservado de la persona y no es cuestión ni condición suficiente ni necesaria para presentarla al público, los que me conocen, me conocen y eso es lo que vale.

Evidentemente es imposible mantenerse al margen o evitar decantarse por unas ideas u otras, pues en definitiva todos tenemos un criterio que responde a nuestra forma de ser, estar y saber esperar, y eso es lo que nos da valor como persona, la indiferencia y los indiferentes, me molestan ya en mi vida y no los soporto.

A cualquiera que se manifieste en un medio público como es un blog, se le detecta de qué pie cojea y que es lo que le preocupa, sin embargo cuando se procura hacer con rigor y desde la seriedad del compromiso, creo que la intención es signo suficiente de honestidad.

La  empatía, la afinidad, la sintonía, incluso  la cercanía es algo que nos une a las personas que como manadas vamos juntándonos en el camino, e independientemente de lo largo que sea, la buena compañía es un grado.

Por otra parte y gracias a los medios de comunicación que nos han facilitado la correlación en la última década, estos nos ha permitido absorber como esponjas muchos contenidos variopintos que después de asimilar hemos defendido como aquello en lo que creíamos.

Cuando en este momento quedan cinco minutos más para la cuenta atrás de un año nuevo uno se plantea que el tener y plantear, escribir y publicar lo que se siente; es defender unos principios claros que nos hacen sentir cercanos a aquellos que piensan como nosotros incluso a los que tenemos algo que rebatir, pues en cualquier caso nos hace sentir y sentirnos más unidos y seguros en esa relación virtual y desinteresada, pues no hay contraprestación a cambio de nada.

Por lo tanto, cualquier persona que pretenda dejar una huella profunda debe tener claros sus valores, prioridades y principios y los defenderá en cualquier circunstancia y sobretodo tendrá claro el hecho de mantener aquello en lo que crea aunque tenga que pagar un precio, eso si, si es de venta que sea alto, pues de milongas estamos rodeados.

                                                                Ferran Aparicio
                                                           25 diciembre de 2014

lunes, 22 de diciembre de 2014

idealist@s: CUESTION DE ENSAMBLAJES

idealist@s: CUESTION DE ENSAMBLAJES: Llevo una temporada para finalizar este año, donde todo son ocurrencias. La verdad es que contándolo todo estaba montando un bastidor y me ...

sábado, 20 de diciembre de 2014

CUESTION DE ENSAMBLAJES

Llevo una temporada para finalizar este año, donde todo son ocurrencias. La verdad es que contándolo todo estaba montando un bastidor y me di cuenta como las piezas encajaban perfectamente y en su justo momento pues éste había estado guardado en un armario de materiales mucho tiempo.

En el mundo profesional ocurre algo muy parecido  y en los tiempos que corren no hay que desesperar, sino todo lo contrario perseverar visualizando.

Muchos profesionales como personas que han cursado unos estudios o sin ellos; simplemente por su experiencia laboral,  tienen una formación similar, viven en un entorno parecido y disponen de recursos parecidos,…, sin embargo unos se quedan estancados y otros medran como el agua en el rio de la vida siempre a favor de la corriente.

Esto mismo se ha puesto de moda y ocurre con los emprendedores, en donde la ilusión , la pasión y el ánimo que no falte se proyecta a favor de una idea que no tiene respuesta única sino la conjunción de una serie de factores que dará un resultado diferente para cada caso.

El final siempre es el mismo: la satisfacción de haber encontrado esa mezcla de cómo la piedra filosofal y como  el de  la satisfacción personal es un éxito, lo cual en los tiempos que corren no es cuestión baladí.

La cuestión de ensamblaje es un truco visual en el que una pieza se une a la otra por la acción de una fuerza que tiene como resultado el acabar un proceso que genera un producto.

Como concepto abstracto  es también concreto, pues simplemente se trata de conocer que es lo que uno quiere y elegir bien las piezas a unir para conseguir el producto que queremos  pues lo que es cierto es que ese único producto: el nuestro no es objeto de varias soluciones de ensamblaje sino del tiempo necesario para generar , estructurar las piezas que unidas unas a otras, finalmente encajen a la perfección.

El truco como siempre es saber lo que buscas y tener claras las variables importantes que de una forma secuencialmente ordenada y con la ayuda profesional externa nos ayude a ensamblar ese producto , nuestro producto y producto de nuestro intelecto y trabajo.

Solo  podremos encontrar la mejor combinación de acciones de algo si visualizamos las probabilidades de que ocurra , lo que en definitiva demuestra que tras todo ello tenemos clara la idea que nos motiva, teniendo claro que no todas las  piezas son universales , sino que son las nuestras la que definen el ensamblaje que queremos unir.
                                        
                                                       Ferran Aparicio
                                                20 de diciembre de 2014


lunes, 15 de diciembre de 2014

LA ALEGRIA DE VIVIR

Nos vamos acercando al fin de otro nuevo año, entre medio pasaremos estas fiestas navideñas, que supuestamente nos unen y recuerdan que no vivimos solos y que tenemos familia, con sus alegrías y sus penas, con sus presencias y ausencias, pero el tiempo como elemento arrollador lo va  sobrepasando todo y lo único que queda son las experiencias y en cualquier caso la expectativa de la alegría del vivir, sin más.
Todos en general reconocemos que el destino del hombre es la felicidad y que la pócima mágica de la salud, dinero y amor; es  a veces  insuficiente, pues erramos en no reconocer que el verdadero goce de vivir es para quienes saben ver y apreciar las cosas desinteresadamente, llegando finalmente al sentir como virtud más adecuada para realmente vivir.
Pero como todo en la vida, el calidoscopio de cada uno le hace sentir la felicidad de una forma y es claro que depende del funcionamiento de su celebro y de las causas que están detrás del sentimiento de plenitud y felicidad.
La capacidad humana en todas sus facetas, le permite a acceder a miles de posibilidades desde una introspección personal que fomente la felicidad y sobre todo la serenidad, evitando todo aquello que nos provoca ansiedad, miedos y en cualquier caso desesperanza.
Esta claro que todos conocemos gente que arrolla alegría, valora su tiempo y aman aquello de lo bello que es vivir, porque  aunque hay muchas formas de vivir la vida, también está aquella que  sea cual sea busque disfrutar de cada momento, nuestro momento, incluso los penosos como contradictorios a los alegres, a efectos de valorar lo que teníamos y ya no tenemos, sea lo que fuere.
En cualquier caso, la vida es muy breve y pasa muy rápido, eso lo sabemos todos; pero a grandes problemas grandes soluciones, la actitud positiva prima pues hay demasiadas razones para ser feliz.
Entre los decálogos de libros de cómo alcanzar la felicidad, es cierto que no existe una fórmula única, pues al fin y al cabo es algo personal incluso a veces terapéutico, pero me llama la atención de parámetros que se reiteran en cuanto a posicionamiento y contenido que generan la infelicidad como son: no vivir el momento, vivir en una rutina constante personal y circunstancial, la actitud irónica ante la vida y lo que nos rodea y la falta de perdón  tanto personal como hacia los demás.
En general y sin ponernos trágicos, no se trata de analizar nuestro pasado, sino esporádicamente no darle tanta importancia a cada etapa vivida, pues al final han sido etapas  y ahora estamos aquí y ahora.
Sólo llegaremos a buen puerto si somos capaces de comprender que la felicidad es un trayecto  y la experiencia un grado y sólo nos queda la alegría de vivir como modo de aceptar y ser conscientes de nuestros pensamientos, sentimientos y sensaciones tal y como ocurren como muestra que delata nuestro estado vital.
                                                                 Ferran Aparicio
                                                           15 de Diciembre de 2014


miércoles, 10 de diciembre de 2014

CUESTION DE CURRICULUMS


En una etapa donde entre todos sin excepción, y cuando digo todos, afirmo todos los países tanto europeos como en el resto, como en lo personal desde el jubilado al presidente del actual gobierno de España y al margen de ideas electoralistas, estamos intentando visionar una salida al estado critico en que nos encontramos.

Todos nos hemos preparado dentro de nuestras posibilidades y de muy distintas formas a adaptarnos y aprehender nuevas fórmulas de supervivencia, unos en carreras y masteres específicos y otros en la propia carrera de la vida.

Es bien cierto que a lo que a la mayoría nos preocupa, bien por nuestro propio interés directo o indirecto; es superar el reto y el enigma por resolver que para muchos es encontrar empleo.

Es evidente y asumido que uno de los factores que mas nos ayudan a estar como estamos es el hecho de tener una actitud positiva y ser capaces de imaginar y clarificar que es lo que queremos, donde lo queremos y sobretodo visualizarlo como medio de atracción psico-física, o al menos eso nos traslada la ley de atracción.

Es cierto que en este procedimiento que todos hemos pasado; muchos de nosotros hemos evolucionado al igual que ha evolucionado la sociedad; independientemente de nuestra actitud y de nuestra atracción a un hecho especifico y concreto, pero la cuestión de un curriculun se traduce en tener claras una serie de ideas. Nuestro currículo es al fin y al cabo nuestra carta de presentación y en el debemos transmitir toda la información focalizada hacia nuestro objetivo, buscando y transmitiendo una idea que nos guste y nos interese al mismo tiempo.

También es importante como parte de nuestro propio branding o marca personal intentar vendernos al mejor postor y al más cercano a nuestros intereses recopilando nuestra formación, experiencia, expectativas y en definitiva ese estado de ilusión permanente que determina una actitud positiva.

El medio donde presentamos nuestro currículo es otro de los temas importantes y discutibles, no es necesario que sean las redes sociales por decir un ejemplo, es como aquello que estudiamos las personas de mi generación y quiero suponer que se sigue estudiando: es condición necesaria y suficiente, es condición suficiente y no necesaria, o en su caso ni es condición necesaria ni suficiente, que nos vea todo el mundo, sino aquellos que puedan captar nuestro mensaje.

Si bien el currículum no es el factor más determinante, pues existen otros como la entrevista personal, es el primer filtro de acceso a nuestro destino, reconociendo que no todas las oportunidades laborales se centran en aquello que se relaciona con los que  hemos estudiado, sino por lo contrario  en lo que podemos destacar como profesionales y sobretodo como personas.

Esta claro que tener varias cartas de la baraja, favorece la posibilidad  de que bien jugadas poder llegar a tener un póquer de ases, pero también es cierto que la perseverancia en cuestión de currículums es saber tener paciencia y constancia para obtener un buen resultado.

                                                                 Ferran Aparicio
                                                           10 de diciembre de 2014



viernes, 5 de diciembre de 2014

PODERES PREVENTIVOS

Al hilo de los últimos acontecimientos que han sucedido tanto en España como en América y sin tener que nombrar la palabra mágica de la cual todos somos conocedores, me he planteado como lo rápido que una situación puede a acabar con parte de la humanidad como cuando leemos en las novelas épicas que la peste lo hacía y todo había que quemarlo por si algún caso.
Es cierto que más vale prevenir que curar, el problema surge cuando no tenemos la fórmula mágica para solucionar la epidemia que se nos avecina y ahí es donde surge el cuestionamiento del concepto de poder preventivo de la persona y en especial de los especialistas en materia pública.

 El poder preventivo personal no difiere mucho respecto al poder preventivo social, y sólo se trata de analizar el problema y buscar rápidamente una solución, la diferencia fundamental es que el personal puede subsistir cuando sobreviene la incapacidad de hecho de actuación del poder preventivo social o colectivo.

De alguna forma cuando surgen estos problemas es cuando la persona adquiere conciencia de la pérdida de facultades de actuación del sistema público frente a la protección personal indefensa.

En este sentido la mentalidad colectiva tiene que estar abierta a que la protección comienza por uno mismo y la previsión de una circunstancia puede estructurar un sistema de autoprotección, así como evitar perjuicios contra otras personas aún cuando se comparten intereses comunes con estas y que se traducen en una supervivencia y en definitiva una calidad de vida.

Cada persona podrá reaccionar con una enfermedad personal como más le interese, pues el respeto debe existir en cuanto al concepto de su desarrollo. El problema surge cuando hablamos de palabras mayores como lo es de una epidemia.

Es también inminentemente cierto que un uso indebido del poder por parte del apoderado puede causar grandes perjuicios al resto de las personas, lo cual resulta como mínimo ciertamente inmoral, sin embargo y en cualquier caso puede suceder que con la medicina y el sistema medico y clínico general que usado indebidamente, puede convertirse en un veneno mortal, para la sociedad, lo cual no es cuestión baladí.

En cualquier caso cuando surgen problemas como la infección del ebola, nos damos cuenta que somos y estamos indefensos por una falta de conciencia del otorgamiento de un poder preventivo a alguien que no es consciente de la trascendencia del tema, pues evitar las necesidades inminentes es cuestión primaria antes de sobrevenir ante una capacidad de hecho repentina como de dotarse de estabilidad de cara a una situación posiblemente permanente, aunque sea solo por cuatro años.
Ferran Aparicio
5 de Diciembre de 2014



 

domingo, 30 de noviembre de 2014

LA CARA OCULTA DE LA LUNA


Todos conocemos  o hemos oído hablar de la cara oculta de la luna, aquello que no somos capaces de ver que suponemos que existe pero como humanos que somos se encuentra detrás de aquello que fehacientemente vemos de inmediato y en cierta forma nos llama la atención y enamora.

Pero más allá de la cara de la luna todos hemos oído también hablar de la influencia de la luna, sobre las personas, los animales incluso la naturaleza, y tantos y tantos seres que se ven afectados por sus ciclos.

Los ciclos de la luna no sólo afectan cada veintiocho días a las plantas , las personas y las mareas, sino que son importantes para el cultivo; en la siembra y cosecha, así como en la pesca y en todo lo que podamos definir como ser vivo.

La luna  es energéticamente femenina, contrariamente a la energía solar que se la supone masculina, si bien hemos considerado y desarrollado la energía solar como medio de vida, nunca nos hemos centrado en aprovechar la energía lunar.

La energía lunar se materializa en las distintas fases en que se nos presenta: luna nueva, luna creciente, luna llena luna decreciente para volver de nuevo a su estado inicial, y todo el ciclo en función del tiempo, como algo que nunca para ,pues si esto ocurriera; mala señal sería.

La luna nueva se cataloga como una etapa de crecimiento, progreso y de abundancia. Esta luna es propicia para comenzar nuevos proyectos, mejora general de nuestra vida y todo lo que nos signifique prosperidad en general.

La llamada luna creciente o cuarto creciente comienza a los tres días y medio posteriores al inicio de la luna nueva y su tradicional significado ha sido el marcar el tiempo para llevar a cabo cambios importantes en cualquier aspecto que desarrolle una motivación.

La luna llena corresponde al catorce día del ciclo lunar siendo una luna comprensiva y complaciente y bajo su luz  es propicio el pedir, planear y atraer nuestros mejores deseos.

La luna menguante o cuarto menguante es la última fase del ciclo lunar está lleno de energía para la realización de cualquier trabajo o acción y es una etapa canalizadora de la energía.

Independientemente de estos ciclos lunares están los signos por los que se desarrollan y sus múltiples variables. En la  cara oculta de la luna se halla esa consciencia para improvisar y conocer porque pasan las cosas sin saber realmente su causa, sino simplemente intuitivamente comprobar que independientemente de la casualidad del signo donde ocurren; siempre hay una causalidad en muchas influencias externas afectando a todo evento, debido a la femenina energía de la luna.

                                                                  Ferran Aparicio
                                                              30 de noviembre de 2014

martes, 25 de noviembre de 2014

CREATIVIDAD ASERVERATIVA

Hablar de creatividad es hablar en cierta forma de un pensamiento original en si mismo, imaginativo, innovador, divergente y en si mismo, creativo, que supone la generación de nuevas, ideas, planteamientos  y nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos que habitualmente producen soluciones originales y diversas. La creatividad es el valor fijo de la persona  y su producto la variable en el tiempo, cuanto más desarrollamos el valor fijo, mejores soluciones encontramos en las variables que planteamos.


Mucho se ha estudiado en relación a la creatividad y su relación con el celebro en cuanto la utilización de los hemisferios derechos e izquierdo como modos diferentes de plantear una alternativa.

La ciencia estudia, con sus diversas ramas, la inventiva y la creatividad como  factores relacionados con la personalidad creativa y las circunstancias en las que mejor se desenvuelven y desarrollan.

Pero la creatividad en si, no sólo depende de la personalidad, persona o personaje sino que depende de otros sentidos del concepto como son: la capacidad de encontrar soluciones originales, la voluntad de modificar o transformar el mundo con una solución o producto y la generación de conductas relevantes ante una situación de destreza o conocimiento insuficiente.

En cualquier caso para el desarrollo de la creatividad todo el mundo desarrolla unas herramientas, unos de una forma consciente y otros de una forma innata o inconsciente, que se basan en conceptos abstractos pero concretos a su vez.

La confianza en la propia creatividad como inhibición al producto que se desarrolla o se pretende; es decir creemos en los que producimos cualquiera que sea el genero de éste, existe una ausencia de miedos o criticas hacia nosotros mismos, nuestro modo de hacer se desinhibe de coacciones internas y externas y la mente navega en su propia dirección sin tener en cuenta factores exteriores.

El desarrollar el arte de la observación como elemento de carga de prueba, es decir cuanta más información subliminar acumulamos, más emana un producto reciclado que nuestra mente ha producido mecánicamente desde el subconsciente, sin haber participado en su producción de una forma directa.

Por eso la capacidad de curiosidad y la capacidad de cuestionar como características de la personalidad, generaran un proceso de pensamiento divergente generando una inventiva como forma de solucionar problemas, mediante intuiciones o combinación de ideas muy diferentes, por lo que les animo a cultivar su propia creatividad bien desde la consciencia bien desde el mundo del subconsciente.

                                                                Ferran Aparicio


jueves, 20 de noviembre de 2014

COMPLACENCIA


Hace tiempo que me anda rondando por la cabeza, los modos de comportamientos que tenemos los seres humanos en relación a nuestro entorno, en todas sus variantes desde lo estético a lo social, desde la obra de arte hasta nuestro propio discurso y me surge la duda si en relación a todos ellos si el ser humano por esencia tenemos la idea de que complaciendo a nuestro entorno viviremos mas felices.

Kant sin embargo afirmó: “La complacencia que determina los juicios del gusto es ajena a todo interés y llamamos interés a la complacencia que lleva aparejada para nosotros la existencia de un objeto.

Si analizamos esta afirmación nos damos cuenta que el juicio del gusto se cataloga para diversificar si algo es bello o no, si agrada o no, pues de él mismo no se deduce nada del objeto o acto de la representación, sino como se siente inquietado el sujeto que vive esa representación, ocasionando el interés del propio acto o objeto.

Parece que filosóficamente la complacencia transmite la idea de ser la facultad de conceptuar algo que es bello o correcto y se referencia a la voluntad del ser humano.

En el caso del arte, tema que me preocupa, es una forma que tiene el ser humano de manifestar su realidad y lo hace  como un símbolo propio de él como persona y de su forma de ver el mundo.

Sin embargo esta expresión personal como intención del autor puede variar considerablemente de la que le dé el receptor, en el ámbito que existe un nexo común de aceptación  se define la complacencia entre ambas partes.

Es evidente que la realidad no está en las cosas sino en las ideas, y el artista al representar un objeto lo que esta reproduciendo es la imitación, interpretación o reflejo de una idea, el mismo planteamiento es traspolable a la comunicación.

En general el gusto y el conocimiento será lo que nos permita complacer o ser complacidos por algo, sin embargo la variedad de gustos es lo que dará lugar a reconocer la variedad de interpretaciones.

En cualquier caso  y como siempre el silogismo nos lleva a plantearnos que todo es relativo pues  depende finalmente de la objetividad del poder afirmar que algo o alguien diga me gusta o no me gusta, siendo ese gusto el que involucra al objeto causa de complacencia sin referencia al deseo sino a ser deleitado por si mismo, lo que empuja a decir que al final uno tiene que ser uno mismo, transmitir filtrando lo que siente,  y lo demás  tonterías coherentes.

                                                           Ferran Aparicio
                                                    20 de noviembre de 2014

sábado, 15 de noviembre de 2014

VISION CALEIDOSCOPICA

Por empezar por alguna parte el calidoscopio es un tubo que contiene tres espejos, que forman un prisma rectangular con su parte reflectante hacia el interior, al extremo de los cuales se colocan dos láminas traslúcidas  entre las cuales hay varios objetos de colores con imágenes que se van multiplicando simétricamente al ir girando el tubo. Como definición de wikipedia, no está mal; todo el mundo que haya tenido uno en sus manos la comprende, sin embargo como ilusión, si  lo trasladamos a la vida misma, la vida es un gran caleidoscopio donde aparecen constantemente imágenes y situaciones, que por mucho que queramos no volverán repetirse.

Cada persona interpreta de manera diferente cada una de las vistas que allí aparecen, de la misma manera que cada ámbito tiene su luz y cada subconsciente mueve el giro del caleidoscopio a su propio ritmo.

En otro sentido nuestra mente abierta puede dar lugar a visiones variantes del caleidoscopio en cuanto aplicando una lente de gran apertura, esta nos permite jugar con todo nuestro entorno, consiguiendo llegar a visiones en tres dimensiones.

En la visión caleidoscópica de la vida o la vida como visión caleidoscópica la persona se pierde  en sus propios pensamientos pues no llega a comprender lo que esta viendo, tendiendo a confundir con fantasías que simulan un estado de plenitud y felicidad, si bien todos con el paso del tiempo llegamos a saber que la felicidad como concepto etéreo no existe y sólo existen momentos felices.

Esta situación nos lleva muchas veces a sentirnos rebeldes ante la imagen que estamos viendo en el calidoscopio de la vida, sin embargo no es más que una actitud y aptitud de ser realista, en cuanto que nos enfrentamos  a la realidad como realmente es y no nos engañamos en el sueño imaginario de los justos cristales prismáticos que producen efectos simétricos de colores.

Muchas veces en esta sucesión de visiones, hechos y sentimientos, somos incapaces de recordar viejas imágenes obtenidas por el conjuro de una serie de factores, sin embargo si recordamos la satisfacción que nos produjo, es como una imagen vaga que mantenemos  de aquellas personas que no están entre nosotros, las tenemos presentes pero su imagen se ha difuminado en nuestras mentes con el tiempo, manteniendo el sentimiento que tuvimos hacia ellas.

La capacidad del momento de la visión caleidoscópica de cada visión, también es un acto de consciencia, en el que tenemos que pasar de pagina imágenes que nos aportan nada de la misma forma que deberíamos ser capaces de mantener otras que nos hacen realmente felices  sabiendo que no son indefinidas.

                                                          Ferran Aparicio
                                                  15 de Noviembre de 2014

lunes, 10 de noviembre de 2014

TIEMPOS DE REFLEXION


TIEMPO DE REFLEXION
Mucho hemos aprendido en esta última década con la ayuda de los medios de comunicación, en la que  ya no dependemos de programas televisivos de tipo cultural; desde los documentales a las tertulias, hoy con Internet nos acercamos a un mayor numero de contenidos, ideas, teorías y opiniones por decir un algo . Pero me pregunto si dedicamos un tiempo de reflexión como algo necesario para filtrar la información, de lo sucedido encadenadamente y de la información y vivencias del nuestro presente incluso atreviéndose un poquito más allá, alzar la barrera de nuestro pasado.

Cuando reflexionamos sobre el presente reflexionamos sobre lo coetáneo,  es decir, lo que nos está ocurriendo y lo que intentamos planificar o resolver en su caso lo que estamos viviendo. El problema surge cuando reflexionamos sobre el pasado y podemos sentir como la caja de Pandora se abriera y salieran los truenos, porque aunque seguramente ha habido de todo, solo nos trae a colación los sentimientos y experiencias negativas. Sin embargo esto no es así desde un punto de vista de la actitud positiva o del sistema PNL.

Si cogemos un papel, y empezamos a escribir en una listado de columnas, temas como el amor y nuestras relaciones, nuestra visa profesional, nuestras experiencias emprendedoras, nuestros amigos que han caído en la nada, las relacionamos en el tiempo, e independientemente de los éxitos o fracasos que perduran en el recuerdo, si bien tenemos un sentimiento innato de fracaso, también podemos leer entre líneas que hemos vivido y el único miedo que ahora tenemos es el miedo al nuevo fracaso.

Sin embargo lo hemos intentado y esa es la lectura positiva de todo lo que vemos en esta reflexión, y es que un fracaso bien llevado es un éxito asegurado. Bien es cierto que todos en el fondo, muy en el fondo estamos jartos de tanta fracesita de autoayuda, que  hechos son amores y no buenas razones, pero también es cierto que se hace camino al andar y  que debemos optimizar todos nuestros fracasos desde la reflexión.

Por aquello que reflexiono, mes siento positivo desde la perspectiva del tiempo y de los propios fracasos, que he vivido y que  todo es relativo y tiene su explicación y el tiempo finalmente nos pone a todos en nuestro sitio.

En definitiva optimizar el sentido de nuestro fracasos es la postura inteligente que solo el tiempo es capaz de rentabilizar, por que en definitiva y como dice Cayetano Veloso, mas vale ser alegre que ser triste y me uno en que más vale ser positivo y tener la capacidad de evaluar y aprender de nuestras vivencias, pues por muy malas que estas hayan sido siempre se aprende algo.

Obtener y dedicar esos tiempos de reflexión, visualizar nuestra vida en un trozo de papel, pensar que el tiempo pasa y tomar la distancia suficiente es la mejor esencia para una plenitud paralela al fracaso y desde la autocrítica si no hemos ganado el pulso, aprender en que dirección debemos dirigir nuestras fuerzas.

                                                        Ferran Aparicio
                                                   10 de noviembre de 2014

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LA FUERZA DEL TRABAJO


LA FUERZA DEL TRABAJO

Llevo una temporada valorando ideas, como el que rumia sus pensamientos, y por aquello de la sincronicidad y de que todo llega en su justo momento, me planteo si esa virtud que me caracteriza, me esta matando lentamente y se trata de   no parar sino aquietar mi vida.

En nuestra sociedad el desarrollo de la fuerza de trabajo se asocia a la adicción por el trabajo , es decir una necesidad de ir materializando todo lo que se nos ocurre con un cierto orden, pero sin acabar nunca esa lista y muchas de las acciones o trabajos que  empezamos, en el tiempo que habíamos supuesto como objetivo.

Quizás la combinación entre la hiperactividad y la adicción al trabajo, sean la causa de un comportamiento tan marcado y apoyado por la fuerza natural para trabajar constantemente, el desencadenante de esta situación.

Como todos sabemos o intuimos la hiperactividad  se caracteriza por la actividad excesiva y fuera de lo normal, y refleja en muchos casos una ansiedad; la  adicción al trabajo sin embargo es una implicación excesiva y progresiva de la persona en su actividad laboral o personal, sin control ni limite. Si añadimos a este guiso una fuerza del trabajo como aquella habilidad personal para desarrollar todo lo que te propones, el resultado es un cóctel molotov  con peligro en cualquier momento de explotar con el catalizador de la ansiedad al racionalizar que somos humanos y no divinos.

Quizás y solo quizás , y hablando en voz alta y tecleando en este blog, me auto ayudo a comprender  si esta hiperactividad tan intensa es justa y necesaria o si es condición suficiente pero no necesaria para alcanzar un grado de satisfacción personal coherente que no imprescindible en el camino de la felicidad.

Si por una parte tenemos que tener claro el uso racional del tiempo, por otro lado tenemos que tener claro  que nuestros objetivos tienen que ser racionales y escuetamente los necesarios en su justa medida pues el que mucho abarca poco centra o aprieta.

Por otro lado ser conscientes de la ansiedad tanto que utilizamos como la que generamos por no llegar a cumplir lo que nos hemos propuesto, pues está claro que la ley de Muphy existe  y que nos recuerdan  que son una expresión directa de las perversidades en el orden del universo y de que lo que planificamos a hacer o resolver en un tiempo nos cuesta por regla general,  el doble de lo que pensamos.

El neuroticismo de sobrepreocuparse por estar pendientes de una planificación y el estar abierto a lo nuevo, son factores de riesgo si no moderamos nuestra fuerza de trabajo, pues al fin y al cabo la fuerza del trabajo es una virtud que podemos aprovechar no solo en nuestro trabajo diario , sino también en nuestro tiempo libre , pero como siempre en su justa medida.

                                                       Ferran Aparicio
                                               5 de noviembre de 2014

jueves, 30 de octubre de 2014

EL SALARIO, EL PRECIO DEL TRABAJO

EL SALARIO, EL PRECIO DEL TRABAJO

Llevo una temporada planteándome si realmente soy consciente que he tocado techo según la teoría de Green y ha llegado el momento de tomar nuevos rumbos, a la aventura y según me direccionen  las oportunas mareas. Sin embargo y con los tiempos que corren tener un trabajo es  reconocer que  es de ser una persona afortunada, si bien no supone ningún regalo pues en definitiva el salario es el precio de un trabajo.

El problema en este planteamiento es como elaborar, desarrollar y planificar un producto, la necesidad de tener una oferta por la que alguien este dispuesto a pagar. En los diez últimos años que he trabajado en la administración pública, me he acostumbrado a pensar que nos pagan por estar, cambió mucho los primeros años de ilusión y aprendizaje a estos últimos de crispación y monotonía con ciertos seudo acoso por temas de pura envidia intelectual, por cierto ya superados, pues la indiferencia es el mejor desprecio ante la incompetencia que intenta abordarte, psíquica y emocionalmente.

Es cierto que mi caso particular como el de muchos trabajadores en la administración tenemos el mismo sueldo que en  los últimos diez años ,que si bien la base ha subido anualmente un dos por cien, también han subido las retenciones fiscales por lo que el resultado numérico es el mismo , cosa que tiene ciertas consecuencias. En consecuencia  hemos aprendido, a base de golpes, que si te pagan  porque estás aportando algo que compensa ese pago, aunque no se valore el esfuerzo de resolución y sacrificio, en demasía.

Lo que también esta claro es que nadie te paga por ser tú como persona o como profesional, te pagan por unos resultados bien materiales, bien intelectuales que generan y hacen rodar el motor de la economía.

Pero lo que resulta chocante, es que no acabamos de discernir que en realidad no somos productos, somos personas y en ocasiones personajes, lo que deriva a la distinción entre lo que somos y lo que hacemos, porque de lo contrario acabaremos pensando que somos productos con un valor en una cuenta de resultados.

Hemos asumido que el salario es el precio del trabajo, que no somos un producto sino unos desarrolladores de productos, en definitiva de un trabajo, que como producto finalista desarrolla una necesidad.

En definitiva, esta claro que si no tenemos nada que ofrecer solo nos queda como producto nuestro trabajo, resultado de muchos ingredientes, desde nuestra creencia, ejercicio y hasta nuestra profesionalidad especializada en su creación.

En una sociedad plural estoy convencido que todo el mundo tiene algo que aportar, eso si  un  trabajo bien hecho; pues un producto defectuoso no tiene valor real.

Hay que empezar a cambiar de mentalidad, y yo el primero, pues es  realmente necesario racionalizar  el equilibrio entre salario y trabajo pues estamos en una etapa en la que nos van a valorar y a pagar por los resultados que ofrecemos.

                                                            Ferran Aparicio
                                                      30 de octubre de 2014