Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

EL SUDOKU DE LA VIDA

EL SUDOKU DE LA VIDA
Recuerdo con gran nostalgia un artículo que leí, escrito por Fernando Pascual en el que se decía que la vida se parece en gran parte al juego de pasatiempos llamado “Sudoku”.

La comparación me hizo pensar como parece fácil tener que rellenar 9 grupos de 9 casillas, que en vertical y en horizontal se van desarrollando sin que se repita ningún número ni en filas ni en columnas. Sin embargo si pensamos hacia atrás nos damos cuenta como en la vida repetimos números erróneos continuamente ya que nuestro estímulo pregunta-respuesta, acción-reacción, y tantos otros antónimos nos hacen redireccionar a la hora de solucionar los distintos problemas y se descubren dificultades no contempladas y sin querer repetimos el mismo numero en la misma fila y más de una vez hay que tachar casillas para encontrar la solución de poder encuadrar un número perfecto, lo que nos hace en cualquier caso volver a empezar casi de cero sin más solución.

El artículo resaltaba la trascendencia del nacimiento en un ámbito cultural, que determinaba de alguna manera la paradoja de tener algunas casilla rellenas, impuestas e incluso desde teorías más avanzadas, la determinación de una tipología de padres, hermanos, una villa, una ciudad, un año , una década, un idioma,.., en definitiva una cultura y educación propia, determinaban una solución distinta a este juego, pero coincidía comúnmente que en el centro del crucigrama siempre existían un montón de casillas vacías donde supuestamente dispondríamos de libertad para poder rellenarlas una vez habíamos transcendido los conceptos y valores de esa supuesta cultura adquirida y que podríamos transpolar a una identidad cultural propia que nos hace que nuestro Sudoku sea nuestro, único y exclusivo.

Y dando un paso en la reflexión , el problema de este particular Sudoku, se planteaba en el hecho de que no existe una vuelta al pasado y una vez rellenada la casilla elegida por el número o concepto o simplemente por el valor elegido consciente o inconscientemente, voluntaria o automáticamente, no podremos borrarlo asimilando el dato equivocado, quedando enmarcada la proyección del presente al futuro creando una sensación de angustia y cierto miedo, en cuanto una vez cometida una equivocación, no podemos volver a rellenar en ocasiones una casilla vacía para llegar a la siguiente sin repetir el mismo dato ni en la fila ni en la columna.

Sin embargo y normalmente es un proceso común el que las casillas se van rellenando y no podemos parar el proceso, como no se puede parar el tiempo y la existencia y si se para; se acabó el juego, por lo que el planteamiento ante una casilla vacía es como pensar la identidad de esta casilla sin referentes al futuro y sin posibilidad de encontrar las tradiciones del lugar desde donde proyectarse o como hacerlo si la voluntad parece aletargada, cuando no lastimada, ante una decisión precipitada, lo que lo convierte en un acto consciente.

Os invito a entrar en el juego , simplemente planteándoos nueve valores , conceptos o elementos o una mezcla de ellos y que intentéis cuadricularlos por etapas y en función de vuestra experiencia, vuestra propia identidad reflexiva y consciente , para cuadrar el Sudoku de la vida , aunque sólo sea por un reto personal.

Ferran Aparicio
30 de enero de 2014


sábado, 25 de enero de 2014

PERSEVERANCIA

PERSEVERANCIA
Se conoce perseverancia a aquel valor que disponen algunos seres humanos en su actuar y que implica la constancia, la firmeza y el tesón en la consecución de algo, ya sea una meta propuesta como un propósito definido.

Es decir la perseverancia es aquello que uno se propone alcanzar y por el cual empleará los medios y estrategias que sean necesarias para llegar a tal o cual fin.

La perseverancia debe ser para cualquiera un valor fundamental, que si no se tiene por carácter o manera de ser, será necesario que se lo practique, porque de el seguramente dependerá el logro o no de nuestros objetivos en la vida, siendo conscientes que influye el comportamiento en ser personas destinadas al éxito o por el contrario al fracaso.

Hasta aquí todo es teoría pero en la práctica, la perseverancia implica el ejercicio de la virtud de la fortaleza, ya que sólo con esta la obtendremos o estaremos cerca de hacerlo.

Si buscamos en cualquier diccionario, podremos encontrar sinónimos como: persistencia, constancia, tenacidad, insistencia, empeño, tesón, aplicación, voluntad, firmeza, entereza y en cualquier caso todos estos sinónimos implican que desde el primer momento que lo intentas puedes fracasar, eso lo sabemos todos.

Pero perseverar consiste en no desistir y seguir intentándolo teniendo en cuenta el camino llevado anteriormente y el cual te indujo al error, no cometiéndolo el mismo dos veces.

Aunque la perseverancia no es el símbolo del éxito asegurado, si que es una herramienta mucho más valiosa y hartamente infravalorada, para conseguirlo , más aún que el simple genio o la educación.

La perseverancia es algo que siempre se encuentra en el éxito de cualquiera, sea genio o no. Porque nadie consigue grandes cosas en el primer intento. Y es por eso que se dice que la perseverancia es omnipotente, porque es el factor común del éxito, puedes llegar a él tanto sumándole otras cualidades complementarias, como sin ellas.

Por otra parte la perseverancia siempre es inherente y sin ella no tendría sentido cualquier acción, no pudiendo transformar un comienzo marcado por el fracaso en un final exitoso.

No obstante el termino omnipotencia que le ha inferido desde hace tiempo el siguiente significado que es el de la habilidad de hacer cualquier cosa que uno se propone hacer.

En definitiva y sin más, concluir “nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia”. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por si sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria.

Les animo a plantearse su propia perseverancia pues sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes, y se lo digo por pura experiencia.


Ferran Aparicio
25 de enero de 2014




lunes, 20 de enero de 2014

INDOCHINA MARAVILLOSA

INDOCHINA MARAVILLOSA
Siempre pensé que algún día encontraría un lugar con el que me sentiría identificado de una forma muy especial.

Desde niño siempre tuve curiosidad, por todo aquello que sonaba a Oriental, bien por su estética, bien por sus coloridos y formas, bien por ese contraste absolutamente abismal, con lo que como cotidiano intelectualmente era visible, sensible o inteligible.

Con la adolescencia y en esa lucha por encontrar un marco personal, bien por rebeldía, bien por curiosidad o ambas al mismo tiempo, empecé a darle vueltas a aquello del karma y el Darma, la reencarnación y la esencia del todo y de la nada, como muchos otros adolescentes, me preguntaba continuamente como había sido mi última vida, en que paraje se podía haber desarrollado, cual habría sido mi estilo de mida , mi sexo, y muchas cuestiones que no tenían respuesta, o al menos yo no las hallaba.

Con el paso de tiempo, la idea fue diluyéndose por otras preocupaciones, que en cualquier ser humano caracteriza una etapa, pero cuando pasaron unos cuantos años, y con la presencia de perdidas de seres queridos, volví a replantearme lo que de niño me había preocupado tanto y era saber de donde había venido, pues finalmente todos éramos reducidos a los mismo, a polvo y simple polvo.

A fecha de hoy no tengo respuesta sobre esta cuestión sinceramente hablando, pero lo que si tengo claro después de haber visitado numerosos lugares de los siete continentes, según el modelo convencional que se enseña habitualmente en la mayoría de los países de habla inglesa, es que por Asia y en especial, por Indochina e Indonesia, tengo una atracción fatal, es decir me atraen en demasía.

Cuando uno llega a un lugar y se siente como en su casa, y no tiene motivos especiales para ello pues las costumbres, creencias, espiritualidad y lengua, no son la misma que la nuestra y contrariamente se siente sin extrañezas, me inspira directamente una relación directa con el sitio visitado como conocido y esto me recuerda aquella fabula que de niño me planteaba en cuanto cual sería mi última reencarnación.

Indochina, mi ultimo destino por segundo año, es la península ubicada en sudeste Asiático, situada entre la India y la China, y está formada por Camboya, Vietnam, Laos, Birmania y Tailandia.

Entre ellas por lo que he podido observar y vivir , existen pequeñas diferencias en cuanto a pequeños aspectos formales, cosa normal, si lo comparamos con nuestra España querida, pero hay una esencia en común que las hace especiales, una mezcla entre majestuosidad, espiritualidad y exotismo.

Los contrastes entre Oriente y Occidente, marcan al espectador como si de un punto de partida se tratara, pero si te mantienes al margen de esa visión predeterminada por tu cultura, encuentras unas diferencias sustanciales entre ambas culturas.

Esa cultura se define en las mentalidades propias de cada lugar que a su vez define la idiosincrasia que les describe, así la mentalidad occidental es analítica, selectiva, diferencial, inductiva, individualista, conceptual a la par que esquemática, algo impersonal y muy legalista, mientras que la mentalidad oriental es sintética, totalizadora, dogmática, intuitiva, espiritualmente individualista y socialmente dirigida al grupo.

Todos estos rasgo genéricos y relativos priman a la hora de definirse como cultura, lo que genera que en su mayor esencia la religión, el budismo, prima el silencio frente a la palabra, la fluctuación de polos en vez de la no contradicción, con una primacía de la mística sobre la lógica, lo que las hace abstractas por naturaleza y quizá por eso me atraigan tanto.

Destacar de esa esencia al margen de la grandiosidad icnográfica de todos sus monumentos, símbolos y dioses y diosas,los mantras, o el asistir a una ceremonia de culto.

Cuando investigas un poco más sobre ellos y comprendes su significado, no literal, sino genérico te das cuenta que los mantras es un recurso para proteger la mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción y sirven para enfocar y sosegar la mente que al concentrase en la repetición del sonido repercute en el desvanecimiento de los demás pensamientos, acercándose a lo sagrado y al consecuente pensamiento divino.

La vida tiene muchos altibajos, pero en general supone una experiencia maravillosa, en la que el recuerdo de lo vivido permanece sobre las experiencias rutinarias, y les animo a acercase al suyo.

Lo que nos llama la atención a cada uno, quizás y sólo quizás, es lo que necesitamos en cada momento experimentar, reflexionar y discernir, al margen de las reencarnaciones pasadas, que aunque todavía no haya averiguado la mía, ya me voy acercando.

Ferran Aparicio
20 de enero de 2014





jueves, 16 de enero de 2014

VIAJAR SOLO, TAMBIEN ES VIAJAR

VIAJAR SOLO, TAMBIEN ES VIAJAR
No se si por necesidad, oportunidad o casualidad, hace años ya tome una decisión y es no dejar pasar una oportunidad aunque tuviera que afrontarla a solas.

Dicen que hay trenes que sólo pasan una vez en tu vida.

Con la perspectiva que te da el tiempo y con la influencia de determinados tropiezos y accidentes y en general acontecimientos de mi vida, estos me han demostrado que esa frase hecha, era cierta.

Hace ya bastantes años un día cuando vi, que disponía de tiempo, dinero e ilusión por cambiar de aires, me di cuenta que estaba sólo, pues mi circulo de amigos, compañeros o familiares, no disponían de ese triangulo mágico, que permitía el iniciar un viaje, y fue cuando decidí viajar sólo, si se terciaba y aprovechando cualquier oportunidad.

Después de años puedo decir con tranquilidad después de muchas experiencias de todo tipo que viajar sólo es ya una realidad a la hora de viajar aquel viaje que hemos deseado en cada momento.

Siendo realista e independiente, viajar sólo es poder hacerlo donde y cuando uno quiera sin tener contar con nadie y con todas sus consecuencias.

Otra modalidad que suelo utilizar es viajar solo, pero en grupo es decir integrarme en determinados circuitos que me facilitan la comodidad de un viaje organizado sin tener que recurrir a la socorrida mochila, lo que facilita muchos inconvenientes que nos podemos encontrar en un viaje recurriendo al grupo al que supuestamente nos hemos integrado pero manteniendo nuestra individualidad para ejercer nuestra voluntad, aún llevando encima una cierta soledad , muchas veces condición necesaria pero no suficiente y todo lo contrario al mismo tiempo.

De la última moda de los viajes singles, de momento no puedo hablar ya que nunca he asistido a este tipo de congregaciones, pues singles en el camino vas encontrando con demasía, pues somos muchos los que ejercemos en este sentido un “modus vivendi”, con el hecho de viajar solos, y en los que no entra la necesidad de ser single para entablar una conversación o compartir una mesa, con el hecho del estar casado, soltero, divorciado o viudo y todos sus contrarios.

Por experiencia, animo a cualquiera a que tenga una primera experiencia, si no la habéis tenido ya, ya que viajando sólo os puedo decir que conocerás mucha más gente de la que podías haber conocido antes de emprender tu último viaje.

No voy a hacer apologías del árbol caído, pero sí de como leí en un artículo que hablaba de cómo viajar en grupo determinaba que el principio básico era la claridad en la organización que debía iniciarse con una puesta en común de intereses y advertencias de la cual todo el mundo que participaba ponía en común a efectos de no llevarse sorpresas una vez iniciado el camino.

Muchos son los decálogos que existen para ayudar a viajar sólo, pero por experiencia hay trucos para sobrellevar esta situación y obtener un máximo rendimiento.

Elegir un destino donde te sientas cómodo, independientemente de la lengua que se hable o costumbres locales es una buena base de partida para determinar un buen resultado final.

Disponer de información antes de iniciar tu viaje , en cuanto a lugares de concurrencia por si aún te apetece mover el esqueleto después de un día en el que no has parado , es un buen consejo para establecer un ambiente de empatía para establecer el inicio de conversaciones y quien sabe si algo más, simplemente por la coincidencia de oportunidades.

La comunicación en lugares de espera y en la misma puerta de embarque hace de un lugar especifico para compartir información, intereses, resolver dudas y quitarse el poco o mucho miedo que te queda encima, por que yo reconozco, que emprender un viaje siempre cuesta, una vez despegas, todo va hacia delante como los de Alicante.

Conocer gente nueva, disfrutar de la cultura local, aprender a orientarse o la libertad para la improvisación de intereses e inquietudes, con sus respectivos aciertos y errores son algunos de los motivos por los que hacer un viaje sin compañía merece la pena.

La cita: "El mundo es como un libro abierto, quien no viaja sólo ha leído la primera página" de autor desconocido podría servir como impulso inicial para animar a decidirse a emprender un viaje en solitario o a repetir la experiencia, que uno debería hacer alguna vez en la vida.

Mezclarte con la gente, compartir situaciones, ver otras culturas, maneras de ser y de pensar, costumbres, y un largo etc., de ventajas te va a nutrir de un conocimiento incalculable, que te hace estar abierto a nuevas experiencias y sobre todo la sensación de libertad, que todos cada día más anhelamos en el mundo que vivimos y como decía Fernando Pessoa: “Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos”.

Ferran Aparicio
15 de enero de 2014



viernes, 10 de enero de 2014

ABSTRAPTO

ABSTRACTO
Siempre me ha llamado la atención el concepto de abstracto y mucho más el arte abstracto como tal, pero nunca había investigado sobre este concepto, era como una atracción fatal a un mundo desconocido y placentero, en el que me sentía integrado.

Con los medios actuales, conformarse una idea es fácil, si bien aparecen muchas contradicciones conceptuales, cuando uno se pone a buscar información sobre un tema, y uno tiene que discernir por el camino intermedio o el que se acerca un poco más a lo ya conocido o aprehendido, aunque sea de una forma intuitiva.

El concepto abstracto lo relacionamos la mayoría de las personas con el mundo del arte, si bien lo aplicamos a otros campos como la psicología , la filosofía, la investigación científica , la medicina,…, llegamos al concepto más amplio de abstracción.

La abstracción y fuera de cualquiera de los campos que he mencionado y de una forma genérica es como una operación mental, mediante la cual una determinada propiedad del concepto o objeto se aísla conceptualmente, para reflexionar de una manera más amplia sobre el conjunto abordado en cualquier actividad mental acercándonos a un conocimiento mejor procesado.

En nuestra vida diaria, nos abstraemos continuamente de una forma inocente, cuando sin darnos cuenta pero recibiendo gran provecho de ella, la abstracción, la utilizamos como instrumento para focalizar un aspecto único que nos preocupa o nos reclama atención dentro de un concepto o situación mucho más amplia.

Es por ello que la abstracción se ha vuelto un instrumento o medio para pensar, sentir y en definitiva vivir, pues resulta indispensable en el razonamiento lógico de cualquier esquema o situación, conocimiento o su interrelación entre estos.

En este mismo sentido si lo analizamos un poco más allá de la pura causalidad cuando aplicamos la abstracción como operación intelectual en la que separamos las cualidades de un objeto para considerarlas aisladamente, o para considerarlas de una forma única, obtenemos como resultado el ligar a la pura esencia del objeto en el que nos hemos concentrado.

Lo que parece un acto reflejo tan sencillo es algo racionalmente más complicado pues es parte de nuestro pensamiento que mediante la deducción, la lógica y la operacionalidad de muchos elementos, lo que no ayuda a transgredir la barrera de lo visual para a partir investigación llegar a conclusiones donde nuestra creatividad se manifiesta de una forma o de cualquier otra expresión libre de condicionamientos.

Como la abstracción se usa en distintos campos y siempre su objeto es aislar conceptualmente un objeto, idea o razón, el resultado de su aplicación resulta muy variopinta que va desde los aspectos psicológicos de reducir los componentes fundamentales de información para mantener sus rasgos mas revelantes a la pictórica donde se manifiesta un sentimiento de creatividad en pura esencia que cada uno es capaz de interpretar, sentir y vivir a su propio aire, independientemente de la persona que artísticamente ha realizado su experiencia abstractiva .

En el arte la abstracción juega un rol importante junto con la creatividad, entendida como una manera especial de pensar, sentir y actuar; que conduce a un logro o producto original, funcional o estético, bien sea para el propio sujeto o para el grupo social al que pertenece.

La abstracción no es un fenómeno reciente ya que se da filosóficamente desde los tiempos de Aristóteles y Platón, pero en el mundo del arte moderno y contemporáneo del los siglos XX y XXI, es cuando se materializa de una forma física y creativa plasmada en la obra de autores como Kandinski, Wassily o Humberto Boccioni, creando distintos estilos en función de la manera o estilo que se abstrae, bien de una forma sintética, lírica o geométrica, entre otras.

Lo importante de este concepto tanto en el arte como en la vida misma es que no se toma referencia de lo natural y no se somete nuestro pensamiento a ninguna regla, lo que afianza la libre expresión del sentimiento desligándonos de cualquier servidumbre.

El pensamiento abstracto supone la capacidad de asumir un marco mental de forma voluntaria. Esto implica la posibilidad de cambiar, a voluntad, de una situación a otra, de descomponer el todo en partes y de analizar de forma simultánea distintos aspectos de una misma realidad, el pensamiento abstracto permite discernir las propiedades comunes, planear y asumir simulacros, y pensar y actuar simbólicamente.

Les animo a practicar la abstracción , por que si bien nos permite psicológicamente resolver nuestro problemas de uno en uno , también nos permite llegar a la pura esencia de lo que queremos resolver reduciendo los componentes fundamentales de información de un fenómeno conservando sus rasgos más minimalistas relevantes.

Disfrútense y disfrútenlo, pues este año yo ya lo estoy haciendo y esto no ha hecho más que empezar y el pensamiento abstracto supone una capacidad de asumir un marco mental básico en cualquier campo de forma voluntaria.

Ferran Aparicio
10 de enero de 2014

domingo, 5 de enero de 2014

SUEÑOS E ILUSIONES

SUEÑOS E ILUSIONES
Siempre me ha llamado la atención la similitud de cosas, palabras o conceptos, que la gente utilizaba de un mismo modo, eso que se le tildaba de analógico, pero conceptualmente tenían un significado totalmente distinto para mí.

Es cierto que cada persona nos creamos un mundo a nuestra imagen y semejanza, lo mismo que creamos nuestros sueños e ilusiones, pero cual es la diferencia concreta entre ambos conceptos, me pregunto.

Todos sabemos que un sueño se asimila a lo que todos los humanos experimentamos cuando dormimos o en otros casos estamos muy despiertos dejando al subconsciente respirar a su libre albedrío, con argumentos y situaciones a veces inverosímiles y otras no tanto acercándose al límite de la realidad.

En mi caso les podría contar autenticas locuras de proyectos imaginarios que se iban consolidando paso a paso tal cual sucede en la realidad pero sin promotor externo alguno, pero ese no es el fondo de la cuestión.

El sueño a parte de lo que anteriormente he explicado y que todo el mundo sabemos, se interpreta genéricamente como algo que puedes alcanzar a través del trabajo y del esfuerzo, y que con su propio mecanismo de desarrollo pueden suceder con el tiempo y convertirse en realidad.

Una ilusión y en mi estricta opinión y difiriendo de muchos especialistas en materia es una esperanza que puede resultar realidad, solo se trata de perseverar sobre la idea que nuestra mente ha creado de una manera mágica.

Muchos autores afirman que el sueño versa en el contexto de anhelar una cosa y de tanto desearlo lo puedes hacer realidad diferenciándolo de una ilusión como un fenómeno creado por nuestra mente que hace que nos evadamos la realidad y no vivamos el momento.

Pues no estoy de acuerdo, si bien hay algo que los diferencia en cuanto al origen de cómo se producen, está claro que los sueños son deseos reprimidos en cuanto que no los controlamos racionalmente mientras que las ilusiones son motores para hacer cosas y son creados racionalmente por nuestra mente.

Es reconocido que los sueños son deseos reprimidos, las ilusiones son motores para hacer las cosas, sin embargo los sueños pueden volverse ilusiones por las cuales luchas y la diferencia estriba simplemente en que un sueño es algo que surge de lo inconsciente y la ilusión es algo concretamente consciente .

Recientes estudios determinan que los sueños se basan en disciplina, cultivan descontentos saludables y tienen carácter proactivo, mientras la ilusión piensa en el destino desde su racionalidad, generan inercia y es una actitud procástica, estas características y cualidades nos ayudan a diferenciar entre sueños e ilusiones.

Lo que en definitiva tenemos que tener en cuenta es que existen sueños e ilusiones, los sueños se reflejan de dentro a fuera y te mueven a accionar y las ilusiones hay que fomentarlas para que no se queden en ilusiones.

Lo que nos quita el sueño, no lo tomemos en cuenta pues recordemos que nos pueden quitar todo...menos las ganas de soñar, y mucho menos la ilusión por la vida, con la esperanza de que haya un mañana siempre mejor.

Cada sueño, cada ilusión corresponde a cada cual y cada uno de ellos es la fuerza para seguir hacia delante y seguir creyendo en la vida, en nosotros y en un mañana, es por ello que nunca debemos abandonar nuestros sueños, mientras creamos que podremos lograr las metas e intentándolo una y otra vez, nos mantendrá con ilusión para que nadie nos pueda detener.

Comencemos el año como si fuese el primero de nuestra vida, siempre con esperanza, alegría y mucho humor y sobre todo mucho amor para repartir, para que así el corazón esté contento y satisfecho por hacer de un sueño la ilusión de cada día ,eso sí, lo mejor posible y dentro de la cordura de cada uno.

Ferran Aparicio
5 de Enero de 2014