Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2014

ARQUITECTURA Y ARQUITECTOS

Hace un par de semanas me solicitó una asociación de padres, sobre la posibilidad de efectuar unas entrevistas con alumnos de segundo de bachiller a efectos de poder explicarles que era la arquitectura y quienes eran los arquitectos, era algo que ellos denominaban “biblioteca hablada”, algo que se podía consultar con un profesional, en cuanto a cualquier tipo de dudas, contenidos o interpretación al profesional o acerca de la profesión.

Como hace ya algunos añitos que salí de la facultad y en mi propia profesión he ido adaptándome a distintos trabajos, especialidades y formalidades, decidí ponerme al día de cuanto ocurría en este mundo académico y profesional, fuera del contexto de mis circunstancias.

Como siempre y a efecto de ponerme al día me puse a investigar en Internet, y me di cuenta como había pasado el tiempo sin yo darme tanta cuenta en el ejercicio de mi profesión y sin reconocer lo que en la teoría se practica todos los días de una forma inmediata.

Tal cual se definía en una de las páginas que no puedo referenciar pues me tocó cortar y pegar un montón de contenidos a efectos de montar un dossier mínimo, completo y ameno, la Arquitectura es la única ciencia artística y el único arte estrictamente necesario que precisa de rigor científico.
Por este motivo y tal cual se referenció, requiere de personas inquietas, creativas, fiables, entusiastas, con iniciativa y perseverantes, que habitualmente se posicionen frente al mundo que les rodea cuestionándose cómo podrían mejorar los espacios y las ciudades que habitan.

Es cierto que el arquitecto es una persona que sabe formularse las preguntas adecuadas, que detecta y traduce las necesidades de la sociedad para darles respuesta formal y convertirlas en realidades posibles a través de Arquitectura y de la creatividad, y que sólo acepta como buena la respuesta evidente o habitual, cuando ha verificado que cualquier otra alternativa no aporta valor añadido.

Si bien los planes de estudio han cambiado por aquello del Pacto de Bolognia, me llamó la atención como independientemente de la formación básica, centrada en conocimientos y habilidades básicas de dibujo, informática, matemáticas o física y la técnica basada en la construcción, las instalaciones o las estructuras, además de la proyectual; se introducía la formación en habilidades en dirección y liderazgo capacitando su contenido en preparar al alumno para ser director de equipo.

Lo que ha cambiado y se lo digo por experiencia, es que el arquitecto hace las veces de un psicólogo que interpreta las necesidades de un grupo o una persona individual percibiendo sus requerimientos de funcionamiento y su forma de expresarse, para luego llevar a cabo la obra requiriendo tanto de arte como de ciencia; el arte porque el arquitecto busca la belleza en la expresión de su obra a través de la forma, color, luz, etc y la ciencia porque esta forma debe tener las condiciones físicas y constructivas para poder materializarla.

Ferran Aparicio
30 deJunio de 2014


miércoles, 25 de junio de 2014

ABSURDA COMPETENCIA

ABSURDA COMPETENCIA

He tenido la suerte de asistir últimamente a una feria variopinta donde cada exponente o expositor ofrecía su producto dentro del más amplio abanico que uno pueda imaginar y la verdad que al margen que no me ha ido nada mal como expositor, me ha hecho reflexionar.

Corren tiempos en que te reciclas o te reciclan, pero lo que nos diferencia a cada ser humano por su forma de ser o pensar es la actitud ante cada suceso de la vida.

Es cierto que en los tiempos que corren, si algo se fomenta en la sociedad en que vivimos, tanto nacional como internacional es la competitividad , y sin hacer referencia explicita a la cultura china, que merecería no sólo un artículo sino una tesis doctoral de cómo han ido cambiando.

Lo que es cierto que cada producto pertenece a un segmento de mercado y cuando asistes a un evento de estas características todavía se evidencia más la competencia bajo una mueca sonriente de buena convivencia. Pero lo que también es cierto que muchos lo que quieren es ser los primeros en todo, en publicidad en protagonismo y en un mundo variopinto siendo difícil sustraerse a todo eso.

Cada uno tenemos un espectro de ideas y relaciones mentales fruto de nuestra experiencia y actitudes, pero a pesar de que hace ya tiempo hay estudios que muestran como las actividades colaborativas obtienen mejores resultados que las actividades competitivas , siempre prima socialmente la actitud individual.

Desde un punto de vista del sentido común y lógico, es claro que la suma de inteligencias en grupo provoca una inteligencia superior e imposible de alcanzar por una sola persona, salvo error o excepción.

Pero también es humano como de una forma individual nuestro ego busca el sobresalir, destacar, ganar y ser reconocido, en aras de un protagonismo altamente satisfactorio para nuestra persona, sin menos cabo de la soledad del vencedor como efecto inmediato a este tipo de acontecimientos.

Está claro que no siempre se puede ganar y que hay rivales mejor que nosotros, pero es también cierto que la única opción no es el triunfo, pues en el desarrollo personal de control de nuestro ego, surge la magia de la consciencia de conocernos siendo el competir o mejor dicho participar una buena forma de mejorar y comprobar, conocernos y comprendernos mejor a nosotros mismos.

Después del espectáculo que he asistido; he llegado a la conclusión que hay que conocer nuestro ego y saber cómo ponerlo en el lugar que le corresponde, sabiendo que cualquier experiencia pública sirve para enfocar cómo aprovechar un esfuerzo que siempre valdrá la pena.

Ferran Aparicio
25 de Junio de 2014

viernes, 20 de junio de 2014

NAVEGANDO ENTRE DOS MARES


Leí hace algún tiempo una cita de Séneca, en esas páginas que a través de links asociados, te van redirigiendo de una a otra, de una forma algo intuitiva a la vez que caprichosa hasta perder el sentido del hilo inicial, que: “Cuando un hombre no sabe a donde navega, ningún viento le es favorable”.

La pura verdad es que últimamente toda la sociedad, bien por motivos económicos, bien por desgaste emocional, nos estamos reconstruyendo. Son tiempos de cambio, y esto no sólo lo dicen algunos políticos, sino es la realidad diaria de nuestras vidas.

Todos si hacemos una reflexión con respecto a nuestra situación y visión de la vida de hace diez años, hemos cambiado, una década por numerarla es una década, así hablamos de la década de los veinte a los treinta, de los treinta a los cuarenta y así sucesivamente hasta que llega un punto que hablamos del día a día y hasta que Dios quiera.

Pero llega un día que te das cuenta que el tiempo ha pasado y sigues navegando entre dos mares y sin rumbo fijo, llevado por la inercia de la fuerza de la mar y es cuando te revelas y te planteas como estás, todo lo que quieres y comienzas a marcarte los cambios que te lleven a conseguir una mejor calidad de vida.

Es cierto que uno de los factores que nos hecho navegar ha sido la inconsciencia de nuestros miedos, es decir sentimos tanto miedo a la vida y a sus situaciones que preferimos obviarlas cuando no ocultarlas, lo que nos impide centrarnos en un rumbo claro y exacto y sobre todo consciente.

También resulta que claro y exacto no hay nada más que el tiempo que lo referencia todo, pero si parece cierto que hay factores como la tranquilidad, el ocio y en general nuestro tiempo libre, es donde nos atraen nuestras condiciones motivadoras necesarias para liberarnos del stress del día a día.

Todos buscamos ejercer actividades satisfactorias, sin embargo no llegamos a buscar y encontrar todo aquello que podemos conseguir por falta de un planteamiento previo, cuando la innovación con riesgo es ya un factor satisfactorio de motivación.

Los amigos los elegimos nosotros supuestamente por afinidad y con estos son con los que compartimos nuestro tiempo libre, salvo que queramos individualizarlo para realizar algo en particular por lo que hemos soñado y no hemos hecho por falta de tiempo, recursos o simplemente información.

Les animo a marcarse su propio rumbo, pues existen rumbos muy satisfactorios que nos pueden marcar el camino a la consciencia de nuestro momento, incluso con los vientos que actualmente corren.

Ferran Aparicio
20 de junio de 2014

domingo, 15 de junio de 2014

CUESTION DE RESPONSABILIDADES

La responsabilidad como concepto es un valor que está en la conciencia, dice la Wikipedia por definición y también y presuntamente está en la personas, entidades públicas y privadas, poderes; ejecutivo, legislativo y judicial, y en principio todo este concepto permite a cada una de la entidades reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de sus actos, desde lo personal al poder judicial.

La teoría está muy bien, pero en la práctica estamos siendo espectadores de una serie de actos, hechos y razones, que nos demuestran que muchos poderes públicos, desde los bancos a grandes instituciones tanto privadas como públicas , se pasan el concepto de su responsabilidad y lo traspasan al pueblo como soberano de la nación según la constitución española.

No es mi intención entrar, ni comentar actos y hechos políticos, pues como apolítico que soy no voy a entrar en ese trapo rojo; pero si desde el idealismo que me caracteriza hacer un ejercicio de consciencia de la indignación desde la soberanía del pueblo.

Todos somos testigos y además de una forma descarada, respecto a los pocos datos que somos conocedores de las famosas inyecciones que el gobierno está haciendo a distintos entes privados de la banca, la energía o las infraestructuras para acabar pasando la factura al pueblo llano, pero soberano.

Realmente los grandes directivos de banca, de instituciones publicas o privadas conocen el concepto de responsabilidad o simplemente se atrincheran en su cargo sin ningún tipo de responsabilidad para acabar prejubilándose con unas cantidades llenas de ceros que se apañan entre ellos mismo en un consejo de administración cerrado y que finalmente son objeto de revisión judicial, por lo extrañas que resultan, me pregunto. Algo esta fallando pues en el mundo que vivimos todo está reglado y en especial en el mundo jurídico donde la trasgresión de una norma implica una responsabilidad judicial, que al margen de todo plantea la responsabilidad como complemento necesario de la libertad, en cuanto que somos libres para actuar responsablemente y ser consecuentemente responsables de nuestros actos.

Las personas tenemos una reacción por parte del derecho en cuanto que si atentamos contra este recibimos una reacción por parte del derecho, mediante la correspondiente sanción; pero que les pasa a las instituciones públicas o privadas, me sigo preguntando.

La idea es que muchas personas hemos hipotecado nuestras vidas no sólo en formación, vivienda o financiación empresarial a través de un préstamo y hemos o estamos intentando asumir nuestras responsabilidades, para luego ver a como con dinero público se efectúan aeropuertos que se cierran, clínicas que no funcionan o servicios públicos reducidos por no decir la cantidad de bancos y bankias que han desparecido engañando a la gente de una forma preferente.

Lo que es cierto es que responsabilidad es aquella actitud consciente que asume responsablemente sus actos directos e indirectos y es que después de tanta lucha por una democracia, por una constitución, por un desarrollo del principio de igualdad, las responsabilidades no son iguales para todos, lo cual no deja de pecar de injusto y poco solidario causalmente.

Ferran Aparicio
15 de junio de 2014



martes, 10 de junio de 2014

LA DOBLE MORAL

LA DOBLE MORAL

Cuando hablamos de moral, hablamos de moralidad, ese concepto que recoge los estándares que define al individuo en su concepción de lo que es correcto o incorrecto, o simplemente lo que está bien o esta mal.

El problema de los estándares surge cuando hablamos de imparcialidad y aparece la doble moral, es decir lo que no es bueno para nosotros y es bueno para los demás y todos sus contrarios, sin tener sentimientos de culpa o vergüenza.

La moral , como parte de nuestra educación la absorbemos cuando somos niños dentro de una ética enseñada y aprendida y regida por el sentido común como factor básico , todos en el fondo de nuestro ser corregimos nuestros conceptos éticos y morales y es entonces cuando sabemos lo que hacemos bien y lo que lo que hacemos no tan bien.

Por otra parte la moralidad es un concepto abstracto que abarca desde las normas que tenemos acerca de los tipos de acciones a los valores que damos a tipos de objetos que consideramos moralmente buenos o malos.

La doble moral consiste en decir una cosa y hacer otra totalmente opuesta, y esta doble moral refleja los estándares no morales, como estándares mediante los cuales juzgamos qué es bueno o malo; correcto o incorrecto de una manera no moral, lo que produce inconscientemente o conscientemente según el caso una dualidad de comportamiento.

En palabras más sencillas es negar con los hechos lo que se expresa con la palabra, cosa muy evidente en nuestro marco político actual, por decir algo como sentido de señal de incoherencia y al mismo tiempo señal de inconsciencia.

El problema surge según los sociólogos en que el que se acostumbra a actuar bajo una doble moral se le endurecen la conciencia y acaba confundiendo el bien con el mal.
Pero también existe una distinción sutil a renombrar entre la doble moral y la hipocresía y es que esta última implica la aceptación de un solo criterio moral; pero su incumplimiento sistemático en la práctica.

La doble moral, se puede considerar como la expresión sutil de la cobardía de los individuos, que no quieren enfrentar la realidad, ni demostrar su realidad; huyen y se esconden detrás de esa fachada de la doble moral y más cuando sabemos la realidad de las posibilidades y decimos utopías sobre la ella.

Como idealista que me considero valoro la acepción de la moral o moralidad enmarcada en reglas y facultades, las cuales orientadas a la aceptación del bien, podemos decir que no hay razón alguna que justifique el tener doble moral, puesto que el bien y el mal son el móvil, el primero de lo moral el segundo de lo inmoral

Ferran Aparicio
10 de junio de 2014

jueves, 5 de junio de 2014

BRANDING




Mucho esta resonando últimamente esta palabra en el mercado de los “coaches y emprendedores” y razones no les faltan. Es cuestión de tiempo que la Real Academia Española, la introduzca como algo propio reconociendo su procedencia anglosajona como tantas otras como: sándwich o gin tonic, por decirles algo.

La pura verdad es que desde la posguerra española, la idea del mercado ha ido evolucionando muy influenciada por los agentes exteriores y es que no les faltaba razón, pues resultaba un mercado moderno y novedoso, tanto en productos y marcas, como en su expresión formal de los productos comparados con lo rancio de nuestra cultura de ese momento.

Lo que es cierto es que el “branding” como concepto de estrategia, en toda la extensión de la palabra marca, es una estrategia del conjunto total de expresiones estudiadas que vinculan directa o indirectamente al producto que desarrollamos o fomentamos, bien como promotores, bien como receptores de ese producto, y nos hacen significar nuestra propia marca o la que consumimos por razones convincentes.

Esta claro que con el avance del mundo de las comunicaciones, diferenciarse hoy resulta mucho más difícil, en cuanto que el factor copia tiene un efecto mucho más rápido y adverso que cuando no existía esta facilidad de comunicación tanto visual como mediática.

Como todo en la vida, el mensaje claro y sencillo, así como el diseño atractivo ayudará a lanzar un producto con una identidad propia que defina nuestro producto como propio.

Los elementos visuales de un producto como son el logotipo, su nombre, el color con que se representa mantienen las constantes atrayentes como son mostrar el producto de una manera original y atractiva atendiendo la atención y el gusto del consumidor, ofrecer un producto personal y diferenciado y posicionarse en el logro de los resultados, como toda mercantil que se considere en busca de sus beneficios, tanto económicos como personales.

Los elementos visuales de una marca son fundamentales para la entrada de un mercado competitivo, desde el logotipo, el embalaje, los colores del producto, hasta su presentación, por no hablar de sus representantes y su estilo como forma lógica y atrayente de hacer las cosas.

Esta claro que el logotipo y símbolo de la empresa constituyen la identidad de la empresa y entre las dos conforman su personalidad física y si no que se lo pregunten a “hello kitty”, donde el color no solo define el producto sino lo explota, fomenta y recalca su símbolo y logotipo.

La gestión del producto, su comercialización y trabajar con la idea clara cual es nuestro proyecto y que nuestros objetivos es desarrollar algo en lo que creemos con un margen de beneficios, son los objetivos finales del ” branding”.

Esta claro que cada uno tiene su estilo y formato, producto y mercado, pero el futuro es encontrar nuevos productos que no dependan de las circunstancias del tiempo, la geografía, o la economía, o al menos eso me parece a mí.

Ferran Aparicio
5 de junio de 2014

domingo, 1 de junio de 2014

PERSISTENCIA

PERSISTENCIA
Persistir no es lo mismo que perseverar, lógicamente cada palabra tiene su propio significado, pero en un contexto aproximado pueden ir de la mano.

Después de prácticamente seis meses publicando estos post, que no han sido más que una verbalización de sucesos continuos en el tiempo, me he parado a analizar si vale la pena o no seguir publicando.

Pertenezco a una familia donde el tesón ha sido uno de los talantes que nos definen por naturaleza y eso o es genético o se hereda. La verdad es que muchos post han tenido gran éxito, precisamente porque la gente coincidía en determinadas ideas con las que yo intentaba expresar algo, sin ningún ánimo de protagonismo.

La historia sucede como pasó, he colaborado con distintos medios de comunicación, pero han ido cerrando; bien por que no eran acordes con el sistema político que nos gobierna, bien porque cualquier idea altruista pierde el compromiso de sus componentes y de ahí surge la idea de iniciar una nueva etapa con mi propio blog, sin ningún ánimo de protagonismo, sino de iniciar un camino individual dentro del mundo global en el que vivimos, en el cada uno intentamos aportar nuestro granito de arena.

Soy de una generación de tablero, es decir los que tenemos formación politécnica; en las que utilizábamos, tintas chinas, reglas de cálculo, mucho tablero y sobre todo mucha ilusión en un esfuerzo que el futuro nos reconociera. Pues no señores, ni lo uno ni lo otro; ha habido épocas buenas y épocas no tan buenas, pero la burbuja inmobiliaria acabó con nuestras ilusiones y entonces decidimos muchos de mi generación ponernos al día en esto de las nuevas tecnologías. Nunca es tarde cuando la dicha es buena, dicen y sólo dicen, pero la persistencia y la perseverancia deben acompañar a una ilusión, que se transforme en pasión y sea el motor de nuestras vidas independientemente del estado de la economía o de las burbujas inmobiliarias, políticas o simplemente sociales.

Los post que más éxitos han tenido o los han leído más gente, han sido los más espontáneos, nada estudiados, ni documentados pero con una gran fuerza de sentimiento y eso se nota en los resultados. Otros pasan sin pena ni gloria desconociendo la razón de su poca publicidad y lectura, tal vez alguna vez descubra si la respuesta está no en la calidad del post o su interés general o de otros factores mediáticos como son hora de publicación, día o ilustración personalizada que los caracteriza.

Lo que está claro es que mientras sigo evolucionando como persona, como si estuviera en un biblioteca hablante, verbalizando, aprehendiendo que también aprendiendo, compartiendo que también es vivir, seguiré fiel a mis conceptos fundamentales donde el secreto se centra en la fuerza del trabajo, la persistencia, la perseverancia y la obsesión por hacer cada día las cosas mejor, eso si desde la humildad y sencillez que me caracteriza y de momento voy a continuar a ver que pasa.

Ferran Aparicio
1 de junio de 2014