Páginas vistas en total

sábado, 30 de agosto de 2014

AMISTADES PELIGROSAS

AMISTADES PELIGROSAS

Una de las necesidades vitales del ser humano es el contacto con otros seres humanos, lo que se llama vulgamente socialización.Ese contacto con otros se da en el contexto familiar y fuera de él, es lo que se conoce como hacer o tener amigos.

Cuando uno se va haciendo mayor y por auto seguridad o innecesariedad uno es reacio por lo general a hacer más amigos, que los que tiene pues sus vivencias y experiencias ya le ha enseñado hasta donde una amistad se puede convertir en peligrosa.

Sin embargo la amistad como valor es un elemento necesario para cualquier ser humano; pero para que esas relaciones sean verdaderamente satisfactorias, no basta con tener contacto con otras personas, hay que profundizar más en esas relaciones y establecer un lazo afectivo. Esto es lo que se conoce popularmente como hacer amigos, amigos de verdad e incondicionales.

En los últimos años con la aparición de las redes sociales y el fomento de la comunicación hemos asistido a una cierta banalización de la amistad. Parece que hacer amigos es lo más sencillo del mundo, simplemente confirmando la amistad de alguien con quien ni siquiera hemos hablado, visualizamos una foto de a saber cuando se la hizo es una acto suficiente, como apretar el botón de confirmo solicitud de amistad.

Redes como Facebook, Tuitter, tuenty o bing, por decir un algo, han provocado que sea muy fácil y con un coste mínimo aceptar a otras personas dentro de la red, que son llamadas amigos. Cuantos más amigos tenemos en las redes, más populares somos o al menos lo parecemos.

Aunque la mayoría somos conscientes de que muchas de esas personas no son en realidad amigos, el uso del término provoca un cierto desgaste de su verdadero significado. La amistad ha generado mucha literatura, cine, canciones, etc…y debería ser por tanto mejor conocido el significado de tener un amigo;pero parece que no es así. Las redes han entrado con fuerza en nuestras vidas sea para bien o para mal, y han deformado conceptualmente este concepto básico.

Amigos los hay de distintos tipos y en distintas etapas , desde los amigos de la infancia , a los amigos de la adolescencia , universitarios , profesionales, laborales , y tantos y tantos que; cada estirpe se vive de un modo distinto en función de la edad y la cercanía de nuestra relación.

La cuestión a discernir es cuando una amistad es positiva y cuando se cuestiona como peligrosa en cuanto afecta a nuestra necesidad afectiva y de relación.

Hacer amigos a una cierta edad no es fácil, pero desde el concepto de afinidad, asiduidad de encuentro, equidad, nuestro charme personal y sobre todo manteniendo el contacto una vez establecido los primeros lazos, todo rodará en el desarrollo de una amistad, eso sí; no lo utilicemos como elemento para matar las horas, pues entonces los peligrosos seremos nosotros mismos, por haber pecado de lo que hablamos.

Ferran Aparicio
30 de Agosto de 2014

lunes, 25 de agosto de 2014

CANGREJISMO DESMESURADO

CANGREJISMO DESMESURADO
Habla una teoría conocida como el síndrome de la cesta de cangrejos, según la cual alguien que está intentando salir de una situación desfavorable, las personas que la rodean no se prestan a ayudarle e incluso hacen todo lo posible para que no salga de ella.

La verdad y pura verdad es que esto ni es , ni debe ser así o al menos así se tercia en una sociedad plural, donde cada día más funcionamos por afinidad que por interés , pues intereses quedan pocos y nos regimos por una rutina de supervivencia austera.

No obstante y analizando su contenido, e investigando un poco las causalidades que te llegan y hacen pensar, decir el concepto fue desarrollado por Sigmund Freud, quien se inspiró en una ida a la pescadería, donde encontró un señor vendiendo cangrejos vivos en una cubeta. En esta cubeta se fijó en un hecho tan simple como que si pones un cangrejo dentro de un cubo el cangrejo intentará salir de la cesta.

Sin embargo si pones muchos cangrejos dentro de un cubo ocurrirá algo muy curioso: ninguno de los cangrejos saldrá, porque si uno de ellos lo intenta, los demás lo agarrarán y lo llevarán hacia abajo para evitar que huya del cubo.

Es evidente y cuando lo lees y reflexionas más, que el cangrejismo o síndrome del cangrejo, es una teoría de la psicología social en la que alguien al no lograr sus objetivos, o subir de puesto, culpa a la sociedad de sus fracasos personales, creyendo que todos conspiran contra el.

Incluso yendo un poco más allá está claro según esta teoría que el hecho de que un cangrejo suba, significa que otro tiene que estar abajo, y cuando un cangrejo logra subir, en vez de ayudar a los otros a subir, los mira con desdén y exculpará a los demás cangrejos de su éxito personal.

Es cierto también que los cangrejos, son solamente cangrejos, cangrejos que tiran de ti hacia abajo para que no escapes de la cesta. Incluso tú posiblemente en muchas ocasiones has sido el cangrejo que ha intentado evitar que otro subiera, por problemas de competitividad o simplemente envidia.

La envidia como tal es un mecanismo que trata de reaccionar contra la subida de estatus de una persona cercana, por que en definitiva la subida de estatus de una persona, es comparativamente una bajada de nuestro estatus o valía, lo cual no es plenamente cierto.

Y no es plenamente cierto porque según mi opinión cada uno tenemos una trayectoria, somos victimas de nuestros actos y merecedores de nuestras propias ilusiones, lo cual no es cuestión baladí en las relaciones neuróticas en las que anidan las fantasías acerca del crecimiento personal y la de crecimiento del otro, de nuestra propia soledad o de nuestra relación social, por decir un ejemplo de crecimiento personal.

En definitiva una de las moralejas que nos puede ayudar a ser consciente del efecto del cubo de cangrejos es que por una parte nuestros actos nos tienen que llevar a ir encontrando los actos y personas adecuadas a nuestra propias vidas, nuestra manada,aunque sea una manada cangrejil y a nuestra propia realidad ,la nuestra, sin culpar al mundo exterior de las consecuencias de nuestros quehaceres mundanos, en los que el problema no es de la otra persona, sino el hecho de que por ser tu propio cangrejo tirano, seras el que piense y se proponga que:” les guste o no a los otros cangrejos, al final vas a conseguir salir de la cesta".

Ferran Aparicio
25 de agosto de 2014


LA GRAN EVASIÓN de CHARLES BUKOWSKI

“Escucha, dijo, ¿has visto alguna vez un montón de cangrejos en un cubo?
No, le contesté. Bueno, lo que ocurre es que de vez en cuando un cangrejo se sube encima de los demás y empieza a trepar hacia el borde del cubo, entonces, cuando está a punto de escapar otro cangrejo lo agarra y le hace caer ¿en serio?, pregunté.
En serio, dijo, y este trabajo es así mismo, ninguno quiere que algún otro salga de aquí ¡ así son las cosas en correos!
Te creo, asentí. Justo en ese momento se acercó el supervisor y dijo: estabais hablando, no se puede hablar en este trabajo. Llevaba allí once años y medio.
Me levanté de la banqueta y trepé hasta el supervisor y luego me aupé y conseguí salir de allí. Fue tan sencillo que resultó increíble, pero no me siguió ninguno de los otros.
Y a partir de entonces, cada vez que comía patas de cangrejo me acordaba de aquel sitio.
Debí de acordarme de aquel sitio unas 5 ó 6 veces antes de pasarme a la langosta“




miércoles, 20 de agosto de 2014

AVE FENIX


Hablar del ave Fenix es hablar de esa ave que renace de sus cenizas pero también es hablar de Icaro.

Como Icaro, el ave Fenix siempre está volando hacia un sueño después de renacer.

Posiblemente con alas de cera será imposible soportar que crecemos para saber que no siempre hace buen tiempo, que hasta las sombras necesitan de la luz para ser vistas y sobretodo tener claro que nada es para siempre, y que la cera con el calor del sol se derrite y con el vapor del mar también, es por ello que no podemos volar siempre hacia lo alto y nunca en lo bajo.

En realidad en este teatro de la vida gozamos más, si cabe, de ese efímero rayo de sol tras la tormenta, de esa flor en el desierto o de esa sonrisa que acaba dibujándose después de cada tristeza..

No es cuestión de hacer una carta a los reyes magos, ni de pedirle a san Judas Tadeo, algún imposible, pues la vida es más que una carta o una petición. Está claro que la perseverancia me hará sin buscar encontrar lo que añoro.

En cualquier caso sin correr, se que llegaré el primero, pues no persigo ninguna meta por si esta realmente no existe, pero por si acaso disfruto del camino que tal vez me conduzca a ella.No hace falta saber donde se está exactamente para saber que te sientes y estas bien, sin más. Ni montar a caballo para disfrutar el viento en la cara, ni controlar para disfrutar, ni comprender para saberlo todo.

Pueden venir tormentas y desiertos que lo desbaraten todo de nuevo. Y más tormentas y mas desiertos, pero siempre sabiendo cual es el momento, mi momento.

En cualquier caso es en el vivir donde está el secreto y en salir y ver la perspectiva de las cosas el aderezo, en el ir equivocándonos en el camino el acierto.

También tanteo con mis miedos y mis anhelos y busco como gran combustible el amor que no llega, pero en el fondo cada día más anhelo- Lo disfruto en cierta forma y lo quiero porque hace que germine dentro de mi toda la fuerza de la vida , más dando que recibiendo.

Ahora y aunque no le guste a mucha gente, me toca ser desde la humildad y sencillez, comunicador, hacedor y deshacedor de misterios, porque en cualquier caso sigo aprehendiendo.

En cualquier caso y hoy especialmente vuelvo a nacer, a ser personaje de mi persona y a seguir viviendo, y también me doy cuenta que todos somos capaces de reaccionar y remontar el vuelo.

Ferran Aparicio
20 de agosto de 2014





viernes, 15 de agosto de 2014

EXITOS DESEADOS

EXITOS DESEADOS
Todos los humanos por excelencia, nos hemos planteado el éxito como un objetivo que nos permitiera acceder a la felicidad. Cuando hablamos de felicidad hablamos de ese estado de plenitud, donde nos encontramos con todos nuestros deseos cumplidos.
En definitiva ese estado de plenitud, abarca un conjuro de conceptos que van desde el éxito al bienestar, pasando, por una buena economía, una buena salud y por supuesto un buen estado afectivo y emocional.

En definitiva lo que aquella canción tradicional española decía: tres cosas hay en la vida, salud, dinero y amor y el que tenga estas tres cosas que le de gracias a Dios.

Cuando edificamos nuestra felicidad en base a los logros el resultado es muy efímero. Esto concretamente, se denota en la consecuencia de objetivos cumplidos, nos pasamos media vida buscando conseguir unos objetivos y cuando finalmente los conseguimos y supuestamente deberíamos estar en la plenitud de la felicidad, nos damos cuenta en poco tiempo que hemos conseguido no es lo que definitivamente queríamos y es entonces cuando necesitaremos otro objetivo y así sucesivamente.

Esta mecánica puede que pensemos que es cosa de los demás y  quizás y sólo quizás muchos de nosotros actuemos del mismo modo pensando que el éxito es la causa de la felicidad.

Pues no, muchos científicos han demostrado que la actitud positiva está por encima de la felicidad, el camino adecuado para encaminarnos hacia el éxito es trabajar nuestro nivel de optimismo, pues son estos factores los que tienen mucho más peso que otros menos controlables como la inteligencia académica.

Si queremos ser felices no tenemos que poner el foco en lo que no hay que hacer o hay que evitar, sino en las cosas que debemos hacer para ser más positivos y comenzar un camino en el que la felicidad sea el punto de partida y no la meta a la que llegar.

El trabajo para entrenar a nuestro cerebro en un pensamiento positivo, es similar al trabajo que hacemos para entrenar nuestro cuerpo, el cual puede requerir esfuerzo y constancia, pero con el método adecuado, con el tiempo se vuelven una forma de actuar inconsciente en la que prevalece nuestro mensaje positivo enfocado a lo importante y un espacio reflexivo de lo vivido y conseguido.

Compartir, pensar, trabajar en dar más que en recibir, son actitudes positivas que nos alejan del estrés creando un cerebro positivo, rápido y productivo, lo que nos ayuda en definitiva a afrontar mejor los desafíos y esta es la ventaja de la felicidad que se centra en estar trabajando los éxitos del futuro.

Ferran Aparicio
15 de agosto de 2014

domingo, 10 de agosto de 2014

CUESTION DE PALOS

CUESTION DE PALOS
Cuando hablamos de palos, nos viene a la cabeza la expresión “no dar un palo al agua”, o al menos eso me sucede a mí, pues es una de las expresiones más populares y recurrentes cuando queremos referirnos a alguien que no se esfuerza o no hace nada de provecho.

Esta expresión es de uso muy común y en definitiva se refiere a alguien que vaguea o no se esfuerza.
Como referencia al agua siempre unida a la mar, el mar, mi mar, que su vez viene del mundo marinero de antaño y relaciona al “palo” como remo de la embarcación y al agua como a la “mar”, con lo que intuitivamente podemos relacionarlo con la idea de alguien que teniendo el palo en su mano, no colabora en el viaje como remero a la hora de remar, valga la redundancia.
Es bien cierto que la idea de palo es la de todo objeto de madera de forma alargada, por lo que son los remos en realidad son palos de madera que se emplean en una embarcación para su avance y de ahí el “no dar un palo al agua”, o “no pegar un palo al agua”.
Hoy en día, hablar de pegar palos al agua, es hablar de un privilegio, al margen de la insolidaridad de quienes no colaboran con el resto de compañeros de tripulación. En este sentido se diferencian dos posturas en el trabajo, que generan dos tipo de actitud. Los que afirman que saben hacer ciertas cosas y los que las hacen o han hecho en un pasado lejano o inmediato.
La primera se basa en suposiciones intelectuales y la segunda habla desde la experiencia, esas dos posturas dan al dar un palo al agua dos connotaciones totalmente distintas.Esta claro que presumir lo que se desconoce en la práctica es una postura intelectual que desmotiva al que demuestra saber hacer algo y lo hace y posteriormente se posiciona.
La única posibilidad de encontrar un equilibrio necesario en avanzar remando y para que una persona sea sana en lo psicológico, emocional e intelectual es que le dedique tanto tiempo a sus relaciones personales como a sus relaciones laborales.
Las relaciones laborales y los trabajos en general se han vuelto muy exigentes últimamente en algunas empresas, obligando a sus empleados a posponer su vida personal para un futuro que nunca llega y, lo peor, a renunciar a ella para sustituirla con la vida laboral, lo cual es absurdo, y consecuentemente genera la idea de no pegar palo al agua o al menos dar los mínimos. Desde la humildad y siempre desde la postura de estar dispuestos a aprender y dar un palo al agua, es la única postura en la actualidad para avanzar en nuestra dirección, pues está claro que hechos son amores y no buenas razones.

Ferran Aparicio
10 de agosto de 2014



martes, 5 de agosto de 2014

INCOMPRENSION MUNDANA

INCOMPRENSION MUNDANA
Una de las cosas que más me llama la atención cuando asisto a una feria de arte, exposición o cualquier espectáculo mundano donde presento mi obra discretamente es la variedad de opiniones, concepciones y contradicciones que produce la obra que presento u oferto.

Es cierto que el mundo del arte es un mundo en líneas generales muy agradecido y agradecido lo es, en cuanto que permite que cada artista navegue a su propio ritmo y a su propio aire sin que la corriente general, le tenga que llevar en una dirección, sino más bien y mucho mejor en la que uno considere como propia, siempre que le lleve a buen puerto o al menos coincida con la ruta que este se ha propuesto.

El problema surge no cuando alguien acepta tu obra y literalmente se enamora y tiende a divinizarla, sino cuando sucede todo lo contrario y se expresa libremente, sin saber que tú eres el padre de la criatura y te encuentras delante sin conocer la otra persona que tú eres el autor.

Es sorprendente lo paternalistas que podemos ser los artistas, si bien asistir como espectador a estos comentarios enseña a estar moviéndonos constantemente entre lo emocional y racional de una manera real.

Es cierto que hay temas mas fáciles que otros, en especial aquellos derivados de la intuición racional, en los que mucha gente de una forma rápida llega a captar el contenido del mensaje o del agrado de lo que ve, sin embargo cuando alguien pregunta sobre el contenido subconsciente de una obra y el autor intenta explicar su motivación, surge el desespero del desencuentro intelectual.

Es cierto que lo que para nosotros y nuestro mundo es evidente para otras personas son conceptos desconocidos pues tienen otras inquietudes en las que investigar o simplemente pensar y vivir su día a día.

Como todo en la vida esta incomprensión mundana te ayuda a cultivar la humildad espiritual y poner a prueba tus ideas, hechos y razones, tanto en lo profesional como en lo personal pues lo que esta claro es que estamos muy cómodos en nuestro ecosistema virtual pero nos sentimos perdidos fuera de él.

Evidentemente no todo el mundo puede ver la vida bajo la misma perspectiva pero la estrategia de cada uno, la definición de sus objetivos y su evolución o involución es apreciable por la incomprensión mundana, que se sorprende con los resultados.

La critica, el escuchar, el pensamiento espontáneo del público es una forma de mantenerse al día, pues es como ver el otro lado de la luna al cual no acabamos de llegar a ver desde nuestra perspectiva. Detrás del artista, está la persona, su identidad, en lo que puede ofrecer, en su capacidad de generar confianza y en su obra y la inmensa mayoría de los profesionales que conozco viven cada día más al margen de la incomprensión mundana, cada día más absurda, por variopinta y convencional que parezca.

Ferran Aparicio
5 de agosto de 2014

viernes, 1 de agosto de 2014

EXOTICO

EXOTICO

Lo exótico se asocia a lo desconocido, a aquello que procede de mundos lejanos, tan diferentes como atractivos, al lugar o país que es lejano y muy distinto al propio.
No es de extrañar que en el interiorismo las piezas de inspiración exótica sean grandes recursos decorativos. Y muy especialmente en espacios urbanos, pues buscan romper con la cotidianeidad, con lo conocido, y recrean la esencia de otros mundos y culturas.

En otro sentido lo exótico tiene otra connotación como en tendencias espirituales como la inspiración zen y toques étnicos impregnan cada aspecto de la vida algo diferente, algo entre la serenidad y el sentirnos diferentes, eso si desde un punto de vista armonioso que nos trasporta al mundo de fantasías.

Pero lo que me llama la atención de lo exótico es esa característica que lo hace diferente a lo cotidiano y mundano, mundano de nuestro mundo pues para el que haya efectuado algo exótico bien sea en artesanía, producto o creación, para este será lo cotidiano. Como cambia la visión de lo que se tiene o desea en función del posicionamiento que tenemos ante ello.

Por eso lo exótico en cualquier caso, es lo característico de un lugar o país, sin más, la esencia de su endosicrasia y el espíritu de su tradición, trasportada por generaciones, innovado o mantenido por nuevas técnicas en su caso pero sorprendente a la par que exótico para extraños.

Todo tiene su lógica y muchas veces el origen etimológico de una palabra nos da una pista sobre su significado independientemente a la cultura que pertenezca. El origen etimológico en latín de exoticus, que su vez proviene de un vocablo griego , tiene referencia a todo peregrino de nacionalidad distinta a quien lo observa y en especial cuando supuestamente se trata de algo o alguien que llega de un territorio lejano.

Hay que tener en cuenta que la rareza depende de la persona que esté considerando la cuestión algo persé no es exótico en sí mismo, sino que esta característica la adquiere de acuerdo al matriz cultural o el emplazamiento en que se encuentre. En este sentido, cabe mencionar que el ser humano tiende a sentirse especialmente atraído por lo diferente, lo desconocido, y esta sensación casi arraigada en nuestra especie puede devenir en dos posicionamientos muy diferentes el rechazo, por miedo a salirse de lo establecido por la de la sociedad cultural en la que se haya criado, o todo lo contrario en una necesidad de acercarse e investigar en un mundo y lenguaje nuevo.

En una sociedad donde el concepto de globalización es una prueba superada; es casi tan absurdo el resultado positivo como el negativo, ya que en ambos casos se sobredimensionan las diferencias y no se presta atención al verdadero sentido que dichas características tenían en primer lugar. De esta forma, la palabra exótico le confiere al sustantivo en cuestión un valor agregado que ensombrece su esencia y deja a la luz tan sólo una pequeña porción de su verdadero significado, contaminado por las inevitables e imprecisas traducciones.


Ferran Aparicio
1 de agosto de 2014