Páginas vistas en total

martes, 30 de junio de 2015

idealist@s: COMPARTIR TAMBIEN ES VIVIR

idealist@s: COMPARTIR TAMBIEN ES VIVIR: No sé si porque los últimos acontecimientos de ver tanta gente angustiada y dolorida, rezando con otros ritos y otras religiones y ante ...

idealist@s: COMPARTIR TAMBIEN ES VIVIR

idealist@s: COMPARTIR TAMBIEN ES VIVIR: No sé si porque los últimos acontecimientos de ver tanta gente angustiada y dolorida, rezando con otros ritos y otras religiones y ante ...

COMPARTIR TAMBIEN ES VIVIR


No sé si porque los últimos acontecimientos de ver tanta gente angustiada y dolorida, rezando con otros ritos y otras religiones y ante una catástrofe como ha sido el terremoto de Nepal, se me ha removido la conciencia en el sentido de que compartir es vivir.

No podemos ya como en otras ocasiones  mirar hacia otro lado  y si la muerte llamara a nuestra puerta pedirle una tregua, en cuanto que aún nos quedan cosas que hacer y no hemos hecho postergando la oportunidad que la vida nos da a diario  y sobretodo compartir que al fin y al cabo no es nada más que  vivir.

Cuando uno va cumpliendo años y van surgiendo las primeras canas te das cuenta que ya has hecho muchas cosas, que has investigado, vivido e incluso  avanzado en campos que nunca hubieses imaginado, unos por casualidad otros por voluntad propia, por curiosidad o porque se te han puesto en medio de tu camino y es entonces donde de una forma inconsciente empiezas a buscar otro sentido a tu vida, ese sentido no vanal donde lo relativo se acerca por difícil que parezca a lo absoluto y donde lo importante ya no eres tu ni tus circunstancias, sino lo que te rodea, pues te das cuenta que  aparecer o desaparecer es algo tan relativo como comprender que nacemos para morir y esto es un pasar al cual le tenemos que dar el máximo sentido.

La dicotomía emocional surge cuando te planteas que tener una vida con cierto sentido y ser felices pueden ser aspectos  no muy compatibles por el estilo de vida que llevamos en general muchas personas.

Es bien cierto que muchas etapas de nuestra vida nos la hemos pasado montando un presente y un futuro, solo en el punto de unión de todos los tiempos  pasado , presente y futuro, sea quizás la forma de empezar a interpretar que compartir es vivir.

Para algunos no es más fácil dar que recibir, sin embargo sólo si le damos sentido a esa acción es cuando nos sentimos plenamente pletóricos.

Cuando uno llega a un punto que con  lo que tiene le es suficiente y en cierta forma, aún es capaz de compartir lo que le sobra o lo que no le sobra tanto pero no necesita, es cuando reconocemos un cambio de conducta pro social que nos acerca a una sensación de felicidad.

Yo reconozco que compro ya bastante poco y consumo mucho menos, pues  es obvio que no siento la necesidad, pero sin embargo estoy reflexionando en voz alta, el hecho de que para que una vida tenga sentido  no hay que hacer  grandes cosas sino practicar el agradecimiento por lo que tenemos y no nos falta, pues esa forma de ver la vida y compartirla con los demás es  lo que nos empatiza con la sociedad con la que vivimos , aunque sólo por aquello de que compartir también es vivir.

                                  

                                                           Ferrán Aparicio
                                                        30 de junio de 2015

 

 

jueves, 25 de junio de 2015

idealist@s: GENERANDO EXPECTATIVAS

idealist@s: GENERANDO EXPECTATIVAS: Hace menos de un mes hemos asistido al circo mediático en el que todos los personajes que lo componen se sienten ganadores, desde los vi...

GENERANDO EXPECTATIVAS


Hace menos de un mes hemos asistido al circo mediático en el que todos los personajes que lo componen se sienten ganadores, desde los viejos elefantes, pasando por los payasos  hasta llegar a los  a  los domadores de fieras, y por supuesto con la asistencia de ese público general, sin diferenciar quien se sienta en palco o en  platea, o simplemente en el gallinero , porque cada uno en su papel  sólo actúan y son más de lo mismo, personas generando expectativas como seres humanos que son.

Generalizando no se ofende y como se dice al que le pica ajos come, a mí de momento no me pica nada más que la curiosidad de plantearme si todo el procedimiento que hemos vivido ha servido para generar alguna expectativa, porque en el fondo de la cuestión seguimos siendo los mismos por decir un algo.

Lo que también resulta curioso es pensar que las cosas que más ansiedad nos generan, son aquellas cosas que ocurren y simplemente pasan sin avisar y nos duelen en cuanto que no se corresponden   con nuestras expectativas imaginadas.

Así nos hemos quedado muchos españoles, viendo pasar el bolo de las expectativas sin que se haya cumplido nada más que un remix de intenciones banales que no van a ninguna parte y tenemos para unos  años de frustración compartida.

Es cierto que si lo pensamos fríamente todo  nuestro planteamiento era consecuencia de una imaginación y pensábamos desde un primer momento que las cosas iban a ocurrir  de una forma determinada y lo que ha sucedido es que cuanto más se desvía la realidad  de  nuestra imaginación, más angustiados nos sentimos.

Por otra parte,  siempre queda la novedad como algo diferente, aunque en el fondo no confiemos que sea la solución de nuestra vida, mientras se intenta se adquiere una experiencia eso sí que no sabemos cuánto nos va a costar ni cuánto va a durar , pero pasamos el tiempo y volvemos al ciclo de crearnos unas nuevas expectativas .

La dificultad está en cómo actuar de forma diferente sin haber modificado previamente nuestras creencias, porque es un círculo vicioso difícil de romper. Por supuesto que es posible, pero no es sencillo. Y ahí es donde hay que trabajar mucho en nosotros mismos, en conocernos y ponernos retos y no caer en falsas expectativas.

Si cuantificamos nuestras expectativas de una manera exacta al margen del tema u objetivo que nos planteamos, es mucho más fácil que obtengamos lo que queramos, sin tener que volver a repetir el ciclo de aliviar una frustración generándonos una nueva ilusión, que al fin y al cabo nada tiene que ver con la realidad, porque  eso sí que es nuestra realidad, el día a día.

Es difícil sustraerse a todas esas influencias pues provocan una sensación de tranquilidad y seguridad, pero para volver a descubrir esa esencia, ese yo perdido, hay que experimentar aunque sólo sea  generando expectativas.

                                              

                                                                 Ferrán Aparicio
                                                             25 de junio de 2015

                              

sábado, 20 de junio de 2015

EXPERIENCIA RELATIVA


Todos tenemos claro cuál es el significado  de la experiencia, el problema surge cuando hacemos un análisis exhaustivo de si aprovechamos toda nuestra experiencia  o la tratamos de una forma relativa según nos interesa.

Si buscamos el significado de experiencia, encontraremos definiciones que van desde su raíz etimológica del latín, derivando de experiri, “comprobar”, a actos derivados de la observación, de la participación y de la vivencia de las cosas y actos que nos suceden en la vida,  como nos recuerda la Wikipedia.

Pero lo que coinciden todos los movimientos y filosofías, es que la experiencia es una acumulación de conocimientos y actos que acumulamos , día a día y en el tiempo.

Como humanos que somos no sólo acumulamos las experiencias personales si no tendemos a acumular las ajenas de una forma ficticia, en cuanto las tenemos en cuenta como actos de opinión y vivencia, sin embargo cuando nos planteamos en que consiste en tener experiencia debemos de separar lo vivido, de lo oído y compartido, en cuanto que no es lo mismo cumplir cuarenta años que acumular y repetir cuarenta años en nuestra vida.

La experiencia nos ayuda a ser distintos en cada momento evolutivamente, no somos  iguales que ayer ni lo seremos  mañana, es como un sentimiento en el que vamos acumulando vida diariamente, la diferencia que nos diferencia es el estado de consciencia que tenemos los humanos en nuestra conexión con la esencia de lo más íntimo de nosotros, que es lo que hace la experiencia relativa.

La relatividad viene impuesta por la importancia que le damos cada uno a los objetivos y a sus resultados, si lo que buscamos son resultados perdemos la conexión con nosotros mismos con lo que la consciencia de la experiencia nos hace perder la conexión con lo más íntimo de nosotros mismos.

La relatividad como concepto abstracto sólo es subsanable haciéndonos responsables de la vida que vivimos y acumulando vida comprometidos con la acción en lugar de  de con discursos teóricos que no conducen a nada.

Cuando hablamos de la experiencia compartida, esa que no hemos vivido pero alguien nos la ha contado, no sólo estamos hablando de aquello que hemos acumulado por ejecución sino de aquello que hemos reflexionado porque alguien lo ha compartido con nosotros, de ahí la importancia de aquello que compartir es vivir, por que vivir es una gran experiencia compartida.

Aunque no todo el mundo está dispuesto en compartir, la generosidad nos permite intercambiar los papeles pues el generoso es quien también sabe recibir reconociendo nuestra incapacidad para vivirlo todo.

Acumular años desde la consciencia que existe un intercambio en la experiencia de nuestras vidas es una forma de aceptar la experiencia relativa de cumplir años enriqueciendo tu propia vida, que no es más  distinto que aquello  de decir: cueces o enriqueces.

                                                        Ferrán Aparicio

                                                    15 de Junio de 2015

 

 

 

.

lunes, 15 de junio de 2015

idealist@s: EXITOS O FRACASOS

idealist@s: EXITOS O FRACASOS: Últimamente y con la que ha caído después de estas últimas elecciones, sólo oigo hablar de éxitos o fracasos y la verdad, es que me resuen...

EXITOS O FRACASOS

Últimamente y con la que ha caído después de estas últimas elecciones, sólo oigo hablar de éxitos o fracasos y la verdad, es que me resuena demasiado como para no reflexionar en voz alta, como siempre.
 
Como todo concepto antagónico, el éxito o el fracaso son conceptos opuestos que dependen de cómo se miren, tienen sus matices.
 
 
No hay éxito sin un fracaso previo, eso está claro y todo su contrario; después de un gran éxito puede haber  también un gran fracaso, al menos por aquello que tenemos los humanos que una vez conseguimos alcanzar aquello que hemos anhelado con gran fuerza y trabajo, deja de interesarnos  y nos perdemos en la inquietud de al menos mantenerlo.
 
Hay gente por el contrario que deja el concepto del éxito asociado al destino de cada persona, a su propio karma y por otra parte hay gente que piensa que el éxito esconde infinitas ventajas respecto al fracaso, ya que cuanto más aciertas más oportunidades tienes de seguir acertando, en la línea de que cuanto más logros conseguimos más accesibles vemos las siguientes metas que nos proponemos y en caso contrario nos aferraríamos a nuestra zona de confort, sin proponemos nuevas inquietudes, ni nuevos campos donde evolucionar o investigar.
 
Es cierto que el éxito en este sentido junto con  la motivación, el compromiso, la perseverancia, el esfuerzo y la constancia,……., menudo coctel, …, este coctel asegura cuanto al menos una mejora continua que no lleva a focalizar mejor el objetivo propuesto; pero también es cierto que gracias al fracaso  no se aprende de los errores pero si de la causa de los errores y como superarlos.
 
Superar un error constituye un éxito y así sucesivamente para llegar a la conclusión que no hay un único camino sino la combinación de muchos factores entre los que se encuentran cada una de las circunstancias que componen nuestra vida, aunque en ocasiones nos despistemos y  el  principal problema no sean las circunstancias sino seamos nosotros mismos.
 
En cualquier caso es evidente que los errores nos sirven para indagar en las causas que los provocaron y para generar aprendizajes de éxito, siendo un reflejo de tus acciones.
 
En definitiva  y en relación al maravilloso coctel que nos puede llevar al éxito o al fracaso, sólo queda pensar en las actitudes y aptitudes que nos pueden llegar a incidir en aquello que nos hemos planteado y que finalmente conformarán nuestras propias circunstancias y nuestro propio destino como parte del presente inmediato y del pasado recién vivido, es decir de este momento.
 
Por lo que les animo a plantearse su propio éxito dentro de sus propias circunstancias, pues lo que está claro que lo que no  hagan ustedes, está claro que no se lo va hacer nadie y simplemente por el principio de acción y reacción, algo obtendremos si al menos nos lo proponemos.
 
Ferrán Aparicio
15 de junio de 2015
 
 

miércoles, 10 de junio de 2015

idealist@s: SENTIMIENTOS INTUITIVOS

idealist@s: SENTIMIENTOS INTUITIVOS: Dicen que la intuición es el conocimiento directo e inmediato que sin la intervención de la deducción o razonamiento, resulta evidente...

SENTIMIENTOS INTUITIVOS


Dicen que la intuición es el conocimiento directo e inmediato que sin la intervención de la deducción o razonamiento, resulta evidente y coherente como contenido de pensamiento.

La pura  verdad que por su amplio espectro, la intuición va desde la especulación filosófica al campo de la ciencia positiva, pasando por una simplemente receta de cocina que se nos ocurre imaginativamente en un momento oportuno, siendo en general un tema de investigación que intenta racionalizar algo que sucede de una forma natural.

La intuición ha sido considerada como ese sexto sentido y se le atribuye normalmente a las mujeres, es por aquello de intuición femenina, sin embargo cualquier ser humano puede estar dotado con éste sentimiento o don natural, el llamado sentimiento intuitivo.

Sin embargo con los tiempos que corren no es fácil el fiarnos de sentimientos intuitivos sino todo lo contario debemos estar previniendo cualquier acontecimiento por precaución o simplemente como prevención a un error de lógica, pues lo lógico ha llegado un momento que ya no es real.

Es cierto que el sentimiento intuitivo es un conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación y por lo tanto carece de una explicación racional que muchas veces roza lo inexplicable, pero lo que resulta también cierto es que las personas almacenamos información de una forma inconsciente que nuestro cerebro puede manejar a su libre albedrio como reacciones emocionales repentinas a determinados sucesos, percepciones o sensaciones , o simplemente aparecer sin más a tu lado.

Se podrían también definir los sentimientos intuitivos como pensamientos abstractos muy elaborados y sobre todo muy espontáneos que en un momento las arroja nuestro cerebro conscientemente como un ingenuo destello pero que condensa una gran información, tanto de experiencias vividas como de conocimientos adquiridos y almacenados.

El problema de su imprevisión y volatilidad hace que dudemos de estos sentimientos pues carecemos de racionalidad para poderlo comprobar tácitamente  y lo tratamos como algo volátil o simplemente intuitivo.

Sin embargo habría que diferenciar entre el carácter abstracto del sentimiento intuitivo y el sentimiento visceral que nos transmite el cuerpo de una manera automática como aviso de un pensamiento no estructurado pero cercano a la realidad.

Lo que está claro de una forma cierta, es que cada uno debe aprehender a descubrir cuáles son los mensajes y señales de aviso, bien como sentimientos intuitivos  bien como sentimientos viscerales, pues lo que único que nos queda, es utilizar correctamente la información que nuestro cuerpo y mente nos oferta sin previo aviso y sin juzgarnos, para no caer en  autoengaños.

                                                           Ferrán Aparicio

                                                      10 de junio de 2015

 

 

martes, 9 de junio de 2015

idealist@s: ACTITUDES POSITIVAS

idealist@s: ACTITUDES POSITIVAS: Muchas son las posibilidades que tenemos cada vez que abrimos un ojo al despertarnos cada día, pero entre todas ellas, está el pensar q...

viernes, 5 de junio de 2015

idealist@s: ACTITUDES POSITIVAS

idealist@s: ACTITUDES POSITIVAS: Muchas son las posibilidades que tenemos cada vez que abrimos un ojo al despertarnos cada día, pero entre todas ellas, está el pensar q...

ACTITUDES POSITIVAS

Muchas son las posibilidades que tenemos cada vez que abrimos un ojo al despertarnos cada día, pero entre todas ellas, está el pensar que vamos a tener un buen día.

A esta actitud por definición, se llama tener una actitud positiva. A la sazón se puede generar actitudes positivas de otras muchas maneras, como mi amiga Elvira que se levanta y lo primero que hace es mirarse al espejo y decirse que es guapa y millonaria.
 
No está tampoco mal el planteamiento, pero lo que sí que está bien, es que estar pleno de energía y vitalidad es ya un buen comienzo para generar esa tan solicitada actitud positiva que al fin y al cabo depende de uno mismo, por muchas adversidades que la vida nos depare.

Lo cierto es que ser consciente de tener un pensamiento positivo y potenciador es partir que si queremos y sabemos cómo , entonces podemos cambiar y llevar una vida más llena y no es de dinero de lo que hablo, sino de hechos que son amores y no buenas razones , que diría mi abuela.

Otro de los factores en los que coinciden muchos especialistas en la materia es que para mantener actitudes y relaciones positivas hay que tener un gran sentido del humor. El humor como humor que es, nos ayuda a relativizar las cosas, a tomarnos menos en serio a nosotros mismos y a generar alegría.
 
Mucho hemos hablado del teatro de la vida y de nuestro papel en el teatro que representamos, pero mostrar el lado divertido es como convertirte en tu propio humorista, pues al margen de las propias facultades para lo general sólo se trata de mirar el lado divertido y alegre de la vida.

La mayoría de las personas están de acuerdo en afirmar que son las relaciones sociales las que mantienen en su vida, su principal fuente de felicidad, sin tener que hablar de las relaciones afectivas, que por su puesto ocupan el primer rango para casi todo el mundo.

Por otra parte tenemos asociados el disfrute con el placer, pero a diferencia del placer que procede de los sentidos, el disfrute procede de la realización de aquellas cosas que nos gustan de verdad, eso sí, a cada uno, una actividad, pero siempre de una forma positiva.
 El disfrute, además del impacto que tiene en nuestra felicidad de vida, es un valor en sí mismo, pues el estado de fluidez genera equilibrio en nuestra psique y descarga de estrés.

Es cierto que el ritmo de vida actual hace que para muchas personas sea complicado sacar tiempo para dedicarlo a disfrutar de una actividad que implique estar físicamente y psíquicamente activo, pero también es verdad que para proporcionarnos la actividad física que nuestro cuerpo necesita y agradece simplemente tenemos que caminar veinte minutos diarios a buen paso.

En definitiva sólo se trata de ser conscientes de que como siempre más vale ser alegre que ser triste y que con una actitud positiva, todo se relativiza por aquello de que, dale años a tu vida y vida a tus años, a través a menos de una actitud positiva, que es algo gratuito y saludable.

Ferrán Aparicio
5 de junio de 2015









lunes, 1 de junio de 2015

idealist@s: FEEDBACK ON THE ROCKS

idealist@s: FEEDBACK ON THE ROCKS: La verdad   y solo la pura verdad es que si reflexionamos sobre el contexto del lenguaje que tenemos hoy en día, cada día tenemos más an...

idealist@s: DOS PUNTO CERO, CERO PUNTO DOS

idealist@s: DOS PUNTO CERO, CERO PUNTO DOS: La verdad es que hay términos que sorprenden, por aquello que todo está inventado, pero leo historietas como la teoría del dos puntos ce...

FEEDBACK ON THE ROCKS

La verdad  y solo la pura verdad es que si reflexionamos sobre el contexto del lenguaje que tenemos hoy en día, cada día tenemos más anglicismos en nuestro querido y amado castellano.
 
No sé si será por efecto del pluralismo social o simplemente que en nuestros medios de comunicación social, vamos incorporando palabras  que por sí mismas no tienen una traducción simultánea, en nuestro querido y amado castellano, como es el caso de la palabra feedback.
El feedback “on the rocks”, es ese coctel, en el que el significado retroalimentación puede depender del contexto en el que se utilice y es por ello que me llama en cierta forma la atención esta palabra tan genérica.
En algunos contextos esa retroalimentación general del feed back, puede llevarse al significado de respuesta o reacción, sin embargo este término es utilizado con distintos significados en distintas áreas, como son la comunicación, la psicología, la administración de empresas o en mecanismos electrónicos, por decir un algo.
Otra de las características sutiles del feedback “on the rocks”, es que puede ser positivo o negativo, como cualquier coctel, en definitiva y con sentido común nos hacemos a la idea que la respuesta  sobre un asunto a un interlocutor puede ser de carácter positivo o negativo, pudiendo ser su efecto en cualquiera de los dos casos bueno o malo, lo que complica su interpretación como cuestión no baladí.
 
En general el feedback como concepto más utilizado es el del proceso comunicativo, en relación a la  teoría de Ferdinand de Sausier, en el que el feedback es la repuesta o reacción que el receptor envía al  emisor de un mensaje para cumplir su misión comunicativa y por otra parte generar según el mensaje emitido una repuesta obtenido de éste.
 
Para el caso del campo de la psicología esa reacción se enfoca más al efecto que causan en nosotros las palabras que recibimos de nuestro emisor, de la misma forma  que en el mundo empresarial el feedback puede asociarse a la evaluación del desempeño o resultado de un producto o persona.
 
Si bien es cierto que en cualquiera de los campos las conductas de los individuos a través del análisis del feedback nos sirven para valorar la conducta que un producto o persona afecta a los demás y también será influida por las conductas que le llegan de vuelta, esto confirma la retroalimentación reciproca de todos los que intervienen en el procedimiento de la comunicación.
Quizás y sólo quizás uno de los beneficios de expresarte y hacer visibles tus ideas, inquietudes, en escritos, artículos o en un blog idealista, como éste es que  vas a recibir un feedback al menos emocional, que compense en cualquier caso todo el tiempo planteado, aunque en su preparación siempre se aprehende y eso es el feedback personal que más me vale, aunque no sea “on the rocks”.
                                                                 Ferrán Aparicio
                                                              1 de junio de 2015