Páginas vistas en total

viernes, 30 de octubre de 2015

idealist@s: CAMBIANDO DE RUMBO

idealist@s: CAMBIANDO DE RUMBO: Cada uno de nosotros, podemos vivir diferentes tipos de crisis a lo largo de nuestra vida, desde la simple emocional a la profesional   ...

CAMBIANDO DE RUMBO


Cada uno de nosotros, podemos vivir diferentes tipos de crisis a lo largo de nuestra vida, desde la simple emocional a la profesional  y en cualquiera de ellas, necesitamos reinventarnos a nosotros mismos para salir adelante.

 

Es  bien cierto  que resulta importante reciclarse de vez en cuando, pero es en los malos momentos cuando detectamos el hastío de la involución;  la renovación se convierte en una auténtica necesidad.

Cambiar, es la mejor forma de adaptarse a los cambios, pero para lograrlo, necesitamos permitir que nuestra creatividad nos muestre el camino, de ese rumbo que en el fondo desconocemos.

Y es que a veces, dar por sentado que la situación es mala, además de no ayudarnos a salir adelante, nos confunde y acrecienta nuestro malestar desde una seudo actitud toxica y negativa, por lo que es  importante ser realistas, pues es la única forma de superar los problemas siendo conscientes de ellos, pero eso no significa que no podamos ser positivos.

Durante las crisis, hemos de hacer un mayor esfuerzo en pensar de forma positiva, en darnos cuenta de lo que tenemos y no solo lo que nos falta, y a pesar de que las comparaciones nunca son buenas, es también el momento de ser conscientes de que hay muchas otras personas que lo están pasando peor que nosotros.

Es cierto que para vivir nuevas situaciones, es necesario cambiar de rumbo por aquello de que si quieres cosas nuevas, debes hacer cosas nuevas .

El cambio de rumbo significa muchas veces salir de nuestra zona de confort y aburrimiento  y modificar nuestra forma de vivir,  desde nuestros hábitos hasta  nuestra actitud, eso si desde nuestro propio mundo sin hacer caso omiso a lo que hacen los demás simplemente para no caer en comparaciones y como mucho como ideas referentes de comportamiento a observar y en su caso experimentar, pues  como dice el dicho lo de los demás está de más.

 También es cierto que un cambio de rumbo implica el fomento del espíritu creativo por aquello de que muchas veces queremos cambiar y no sabemos qué dirección tomar, dejarse llevar o simplemente aquietar nuestra vida sin parar nos sirva para saber la dirección en que vamos a encaminarnos.

Les animo a planteárselo y re-programar su mente para tener un flujo positivo de conciencia, pues aún siendo  paciente y dándose el tiempo  necesario, es fundamental plantearse la dirección que vamos a emprender desde una actitud positiva, pues en cualquier caso el punto de partida es único y exclusivo, ya que al fin y al cabo es nuestro propio punto.

                                                      Ferrán Aparicio
                                                30 de octubre de 2015

domingo, 25 de octubre de 2015

AUTO ASERTIVIDAD


Siempre hemos pensado que la asertividad era aquella conducta que nos impulsaba a ratificar, apoyar y conducir  aquello en lo que creíamos, sin más.

 Sin embargo esa predisposición afirmativa para experimentar uno mismo como sujeto para afrontar los retos básicos  de la vida y sentirse merecedor de la felicidad, está relacionada con la estructura básica que los mantiene; es decir con  los pilares que la sustentan y nosotros en cada acto formal o verbal ratificamos con nuestra conducta o con nuestra comunicación.

La auto asertividad se relaciona con un estado de vivir consecuentemente, en el que cada acto conduce al siguiente y en definitivamente somos responsables y creadores de nuestras propias vidas.

Es importante cuando hablamos de la asertividad comprender la importancia de la auto aceptación en cuanto éste acto ratificamos  y confirmamos lo que aceptamos y damos por válido voluntariamente.

Esto de alguna forma nos obliga de una manera reciproca a asumir las consecuencias  de nuestros propios actos y a aceptar coetáneamente y mostrar nuestros propios intereses.

La asertividad la plasmamos fuera de lo abstracto, cuando vivimos con un propósito marcándonos unas metas  y planes para ir creciendo como personas  y llegando de alguna forma a reconocer nuestro yo interior. La manifestamos en su versión más radical cuando ratificamos  nuestra integridad personal lo que implica una coherencia entre nuestras convicciones y nuestras conductas.

A través  de la reflexión podemos darnos cuenta que nuestra asertividad se encuentra en un nivel alto de coherencia al no manifestar contradicciones entre nuestro ego y nuestro yo. Actitudes  como defender creencias limitadoras , mentir con demasiada frecuencia, ser incoherente o descuidado implican el perder una asertividad coherente.

Desde la educación, el desbloqueo emocional, el estimulo de la emoción de la reflexión podemos proporcionar cambios asertivos de nuestro comportamiento. Hay cosas, conceptos y acciones en  los cuales sólo uno puede intervenir y la asertividad es uno de ellos.

Si hacemos un análisis de lo que nos gusta y de lo que no nos gusta tanto; de nuestras conductas diarias podemos ver donde no somos coherentes y asertivos con lo que realmente creemos , sentimos o pensamos

Confiar más en nuestro criterio y en nuestras intuiciones  y no dejarnos llevar pñor las opiniones de los demás, delimitándonos con mayor claridad  es afirmar nuestro pensamiento aservativo.

Porque en definitiva y como casi siempre lo que está claro es que ser asertivo implica; sinceridad coherencia y reconocer nuestros avances al respecto, eso sí aservativamente.

 

                                                             Ferrán Aparicio
                                                      25 de octubre de 2015

 

martes, 20 de octubre de 2015

idealist@s: ESTRATEGIAS O ESTRATEGAS

idealist@s: ESTRATEGIAS O ESTRATEGAS: Siempre me ha llamado la atención la gente que sin dar muchas explicaciones lleva a buen puerto sus objetivos e inquietudes. Me sorpre...

ESTRATEGIAS O ESTRATEGAS


Siempre me ha llamado la atención la gente que sin dar muchas explicaciones lleva a buen puerto sus objetivos e inquietudes. Me sorprende enormemente como pueden tener esa sangre fría de tenerlo todo tan calculado. Dan la impresión como si no tuvieran incidentes, ni sorpresas en su vida, pero al final de todo, me he dado cuenta que juegan a la estrategia de los estrategas.

La estrategia como tal es tener un problema o situación estudiada  e implica en cierta forma tomar decisiones y ejecutarlas, sin embargo en tiempos de cambio, donde todo está mutando rápidamente y no existe una lógica continua en los procesos hay que cambiar de estrategias continuamente, como medio de adaptación al cambio y al medio.

En este sentido muchas veces hemos oído o leído aquello del bosque que no nos deja ver los árboles, o todo su contrario los árboles que no nos dejaban ver el bosque, sin embargo lo que se detectaba en cualquiera de las dos situaciones es que estamos tan acostumbrados  a nuestra zona de confort o circunstancias personales que somos incapaces de prever, que es lo que hay detrás de cada acción o reacción en su caso.

Muchos profesionales o no tan profesionales, tenemos tendencia a adaptarnos al entorno en que vivimos, aunque no estemos muy cómodos, siempre con una actitud positiva e intentando aprehender de cada acto o suceso, sin embargo lo que también es cierto es que tenemos que reconocer es un cierto miedo al cambio y a lo que piensen  los demás de nosotros, pues nosotros en el fondo y en la forma ya sabemos quiénes somos o al menos lo intuimos.

Desde hace unos años tengo la máxima en mi vida que todo llega en su justo momento, ni antes ni después, pero cuando hablamos de estrategia estamos hablando de palabras mayores y empieza a rondar la idea de en vez de aceptar positivamente desde el principio de acción y reacción una vida dividida en etapas, el comenzar a ser un estratega en tiempos y plazos, con una estrategia clara  es ya una evidencia no un cambio, pues ya no hay necesidad de mantener en el tiempo la situación en la que estamos viviendo.

Reinventarse no es un tema fácil, especialmente porque el tiempo no juega a nuestro favor y lo único positivo que tenemos los de mi generación, es la experiencia acumulada, lo cual es también un grado ante las circunstancias, que en cierta forma se han aliado para acelerar un cambio.

El concepto, contenido y el método, siguen siendo válidos, pero es hora de derribar perjuicios e intentar algo nuevo desde la estrategia del estratega, de hacer limpieza de aquello que ya  no nos es útil, derribando absurdos perjuicios y arriesgando en el cambio porque aunque sea una aventura, vale la pena asumir  una vez más, el desafío de la estrategia, pues aunque no queramos, todos tenemos una parte de estrategas.

Ferrán Aparicio
20 de octubre de 2015

 

 

 

jueves, 15 de octubre de 2015

idealist@s: ESTILO, ESA FORMA LOGICA DE HACER LAS COSAS

idealist@s: ESTILO, ESA FORMA LOGICA DE HACER LAS COSAS: Cada uno de nosotros tenemos unas cualidades únicas con las que podemos crear lo que nos apetezca. Podemos fijarnos en cosas y aspectos q...

ESTILO, ESA FORMA LOGICA DE HACER LAS COSAS

Cada uno de nosotros tenemos unas cualidades únicas con las que podemos crear lo que nos apetezca.

Podemos fijarnos en cosas y aspectos que otros nos hacen sentir bien, si bien no tenemos que imitar a nadie, lo que nos hace únicos es nuestro estilo, como esa forma lógica de plantearnos nuestra vida y proyectarlo tanto en nuestro trabajo como en nuestras relaciones sociales.

Es cierto que la capacidad que tenemos hoy en día de conectar con profesionales variopintos nos hace deslumbrar de ejemplos que nada tienen que ver con nuestra realidad, pero precisamente porque cada persona es un mundo, eso nos hace piezas únicas, donde las diferencias las marcan las personas, más.
 
También resulta muy cierto que al margen del estilo que nos diferencia, la competencia es la capacidad de hacer algo personal y distinto y cualquiera desde su lógica puede a través de su preparación, formación, experiencia, ingenio y creatividad por decir una algo demostrar aquello que hace lo que en cierta forma le convierte en competente.
 
El problema surge cuando en una sociedad donde la comunicación se mueve más rápida que las personas, como mi cabeza lo hace con respecto a mi cuerpo, y nos encontramos con muchos profesionales competentes y capacitados para hacer algo y muchos otros que se añaden a la lista, aunque vayan presumiendo de serlo, sin realmente haberlo constatado.
Indiscutiblemente  uno puede tener un estilo muy definido pero no ser capaz de tener la capacidad de venderse, lo que como marca lo convierte en un puro desastre a nivel de competencia y competente.

El estilo en definitiva se transmite en todo lo que hacemos siempre y cuando no tratemos de ocultar lo que realmente somos, es por ello que estilo es esa forma lógica de hacer las cosas que nos hace auténticos.
 
El estilo en definitiva es la forma que tenemos todos las personas y profesionales de transmitir tus valores y creencias, y esa transmisión es la percepción que el resto tiene de nosotros, aprecia y valora, y eso es en definitiva un elemento diferenciador importante.

El estilo también engloba el carácter el temperamento, esas sensaciones que te caracterizan y que sirven para exteriorizar lo que te define como persona, es por ello la importancia de no ocultarlos, pues emocionalmente estamos viviendo como profesionalmente estamos produciendo y unidas ambas tendencias es lo que nos personaliza.

Llegar al mundo con nuestro propio estilo de una forma libre e independiente, es aparte de regirnos por el sentido común, el expresar aquello en cualquier faceta que nos distinga de forma que la gente se sienta atraída por lo que de alguna forma producimos o simplemente desprendemos en algún aspecto que nos caracteriza y de la que somos competentes, pues aunque sólo sea de una forma lógica, sólo se trata de sentirnos bien con lo que hacemos.

Ferrán Aparicio
15 de octubre de 2015









martes, 13 de octubre de 2015

idealist@s: LA EXPRESION DEL PENSAMIENTO

idealist@s: LA EXPRESION DEL PENSAMIENTO: Reiteradamente resuena el hecho de que ya somos muchos, los que reconocemos que gracias a las redes de comunicación, el mundo de la co...

sábado, 10 de octubre de 2015

LA EXPRESION DEL PENSAMIENTO


Reiteradamente resuena el hecho de que ya somos muchos, los que reconocemos que gracias a las redes de comunicación, el mundo de la comunicación ha avanzado muy rápidamente en los últimos años. Lo que también empezamos a tener claro otros tantos, es que gracias a la difusión social en masa, la gente empieza a tener un pensamiento único, no sé si por acción o reacción, pero lo que sí se denota, es una ausencia de la expresión del pensamiento individual.

De alguna forma el pensamiento colectivo, sin mal pensar en la mano negra que lo pudiera dominar, se está imponiendo al pensamiento individual, decidiendo lo que se supone correcto y lo que no.

Es cierto que todos tenemos a estas alturas de la historia libertad de pensar lo que queramos, lo que ya no tenemos tan claro, es si somos capaces de decir lo que queramos, eso sí desde el respeto a la parte contraria.

La mentalidad colectiva de los medios de comunicación y su influencia nos ha cominado a suprimir palabras, frases y expresiones que hace una década, diríamos con toda su naturalidad, incluso llegando en ocasiones a medir nuestras palabras, en el sentido de que fuera de contexto pueden ser malinterpretadas.

De alguna forma tenemos un nivel cultural mucho mayor y un acceso a cualquier tema en muy poco tiempo, lo que nos refuerza intelectualmente, sin embargo en su lado contrario de alguna forma nos limita nuestra  espontaneidad y nuestra libertad de expresión coaccionados por una serie de normas, reglas y deberes, que no conforman ningún derecho, mientras no atentemos contra otras personas, tanto en su integridad moral, ética como personal.

Es hora de revelarse ante un mundo que nos instruye pero nos limita al mismo tiempo, la expresión del pensamiento resulta necesario en cuanto abre a nuevas versiones de opinión y pensamiento, fuera de la mentalidad colectiva, lo cual como siempre no es cuestión baladí, como elemento limitador de la libertad de pensamiento.

Dice una expresión popular que la verdad nos hace libres, el problema es dónde y cómo expresamos nuestra verdad siempre dentro de los límites del respeto al prójimo y a la sociedad pero dentro de la libertad de pensamiento; es por ello que expresarse con nuestra verdad no es ofender sino abrir el abanico a expresar lo que uno cree y de lo que está convencido.

Cualquier expresión desde el convencimiento, correctamente motivada es válida  y marca la diferencia y también es cierto que no todos tenemos que estar de acuerdo, pero lo que también es evidente que replantearnos la expresión del pensamiento nos permite sintonizar con otras persona con ideas propias  aunque no se compartan, eso si dentro del hecho de que cada uno debe defender sus valores y creencias, como siempre, sin más.

                                                            Ferrán Aparicio
                                                    10 de octubre de 2015

 

 

lunes, 5 de octubre de 2015

idealist@s: CINCO, SOLO CINCO

idealist@s: CINCO, SOLO CINCO: Siempre hemos intentado y nos han intentado ordenar nuestra vida desde antaño por decálogos, desde los diez mandamientos, al decálogo de...

CINCO, SOLO CINCO


Siempre hemos intentado y nos han intentado ordenar nuestra vida desde antaño por decálogos, desde los diez mandamientos, al decálogo del buen matrimonio por decir un algo bien simple.

Sin embargo el minimalismo real de la vida que llevamos y la obsesión de la época que vivimos por simplificar, nos vale para decir que: cinco es solo cinco y no necesitamos más.

La simplicidad del cinco, se reduce a la frugalidad por obligación en ausencia de metas e ideales pero de más fácil consecución. En general los placeres más inmediatos son los que antes se consiguen y es por ello que no necesitamos tener o conseguir un decálogo de virtudes y proposiciones, para sentirnos plenamente realizados.

Hay lecciones básicas y necesarias, que ya las tenemos asimiladas por educación, ética y moral, el que las tenga por supuesto, pero factores como liderazgo, autenticidad, emotividad, calidad personal y serenidad, en nuestra vida tanto personal como profesional, son pilares  fundamentales para humildemente sentirnos plenos al cinco.

Como todo en la vida cada uno utiliza los ingredientes que tiene como propios o necesita para el fin que visualiza, sin embargo evitar reaccionar defensivamente y aprender de la observancia, son ingredientes fundamentales en el ejercicio del respeto y para la ejecución de cualquier meta.

Si a estos ingredientes, le añadimos una actitud positiva, ni decir te diré, que hurgando en nuestras pasiones  aportaremos valor a todo lo que hacemos.

Todo se mueve a gran velocidad a nuestro alrededor y pocas cosas perduran, pero esas cinco solo cinco, que a usted y a mí nos definen, son básicas para el desarrollo de lo aprehendido como hechos validos, después de haber sido interiorizados, desde la consciencia, para materializarlos directamente.

En éste sentido el filósofo Johannes Hirschberger afirmó;” quien sólo vive en su propio tiempo es fácilmente víctima de la moda, carece de experiencia intelectual y sucumbe a lo que sólo es actualidad, capaz si,  de cautivar, pero carente de permanencia”, y en este sentido se trata de consolidad la permanencia como algo básico.

En cualquier caso por humanos que somos lo fácil es sucumbir con comportamientos incontrolados, pero si reducimos nuestros empeños a cinco solo cinco, esto nos permitirá regular correctamente la emocionalidad no placentera, enriqueciendo la conciencia y los estados de ánimo, por lo que les animo desde la serenidad a simplificar por que en cualquier caso esta acción permite poner foco en lo que realmente es importante, desprendiendo lo innecesario, aunque sea más atractivo.

Recuerden, cinco sólo cinco, porque en cualquier caso es mejor experimentar su receta con menos ingredientes y adecuadamente que  experimentar mucho  y más si se hace de manera inconsciente.

              Ferrán Aparicio
        5 de octubre de 2015

 

jueves, 1 de octubre de 2015

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS: Dicen que existen modus vivendi, es decir lo que vulgarmente se llama costumbres o rutinas de vida, que ayudan a acercarse al éxito; yo ...

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS: Dicen que existen modus vivendi, es decir lo que vulgarmente se llama costumbres o rutinas de vida, que ayudan a acercarse al éxito; yo ...

COSTUMBRES PERFECTAS

Dicen que existen modus vivendi, es decir lo que vulgarmente se llama costumbres o rutinas de vida, que ayudan a acercarse al éxito; yo a pesar de ser escéptico no estoy muy de acuerdo en relacionar costumbres y éxitos, simplemente me apoyo en la vida de Santa Teresa de Jesús, por decir un simple ejemplo, de la importancia de la clarividencia a través de la paz interior de cada uno que es personal e intransferible, independientemente de éxitos y costumbres.

Dicen también que las personas que han llegado muy lejos en la vida, lo han conseguido debido a unos planteamientos ciertos, de hábitos sólidos y principios básicos fuertes y a eso le llamo yo, perseverancia en el camino del éxito.

El mito del éxito muchas veces sin engañarnos demasiado, simplemente se trata de la idea feliz de estar en el sitio adecuado y en el ambiente adecuado y a la hora adecuada, independientemente de las decisiones que tomes en el camino de tu vida, y adquirir hábitos y rutinas y costumbres sanas, independientemente de que la excepción no confirma la regla por no hablar de algo o alguien, aunque ejemplos haberlos hay los.

Quizás el problema radica en tener costumbres sin ser conscientes de ello, más bien como un estilo de vida propio que te beneficia a todos los niveles en la vida. La gente brillante asocia su éxito con la felicidad, su paz interior u las acciones más positivas en lugar de hacerlo directamente con el dinero ya que no con todo el dinero del mundo, no puedes sentir la felicidad interior, si te sientes desgraciado.

Es cierto que como costumbre perfecta no hay otra a efectos de conseguir un éxito que tener los objetivos claros, eso sí a corto, medio y largo plazo. También resulta fundamental no estar obsesionados con la perfección de las acciones sino con su sano cumplimiento, por eso es fundamental rodearse de gente positiva y proactiva, evitando la toxicidad negativa de los tocapelotas y envidiosos.

Es cierto que no todo en la vida es coser y cantar y para tener un éxito hay que tener claro que la resiliencia que nos produce el fracaso para continuar perfeccionando nuestros intentos es básica para conseguir el éxito, y en éste sentido el fracaso es una parte esencial del camino hacia el éxito.

Pero en definitiva cosas tan sencillas y vánales, como no perder el tiempo en pensamientos negativos, no desanimarse con contratiempos y errores y mirarlos como oportunidades de aprender, no tener envidia de los progresos ajenos y no anclarse en el pasado son cosas que te mantienen animado hasta conseguir tu meta.

El evitar nuestros miedos y también los de los demás, son un indicador de la claridad que tenemos ante el objetivo que nos hemos marcado en las cosas del día a día y hacen todo lo posible por no darnos por vencidos.

A lo largo de la vida los planes, las estrategias y las tácticas personales pueden cambiar, pero lo que no podemos cambiar son nuestras costumbres perfectas porque al fin y al cabo son las que nos hacen diferentes, independientemente del éxito que obtengamos.

                                                             Ferrán Aparicio
                                                        1 de octubre de 2015