Páginas vistas en total

jueves, 25 de febrero de 2016

idealist@s: SUPERVIENCIA VITAL

idealist@s: SUPERVIENCIA VITAL: Si hay algo que nos caracteriza a todos los humanos, por muy valientes que nos consideremos es la reacción ante nuestros miedos. An...

SUPERVIVENCIA VITAL


Si hay algo que nos caracteriza a todos los humanos, por muy valientes que nos consideremos es la reacción ante nuestros miedos.

Ante el miedo sea del tipo que sea tenemos que reaccionar racionalmente, pues teniendo claro como concepto que es el miedo, solo se trata de utilizar los antídotos vitales de la supervivencia para vencerlo.

El miedo como concepto es una emoción caracterizada por una intensa sensación de percepción de peligro real  o supuesto, incluso intuitivo, como sensación de amenaza a nuestra integridad y sobre todo a  nuestra seguridad.

También es cierto que la máxima expresión del miedo es aquello que formalmente reconocemos como terror y que simplemente se corresponde con la dimensión del miedo ante la amenaza.

El problema surge cuando reflexionamos y nos damos cuenta de cuantas veces hemos sentido miedos de todas las índoles y colores y con la perspectiva del tiempo y una vez superadas las situaciones nos damos cuenta lo absurdo que ha sido nuestro comportamiento, pues  al fin y al cabo era un supuesto  a lo que nos enfrentábamos.

Una vez entramos en contacto con el concepto de miedo nos damos cuenta que el miedo es simplemente una respuesta adaptativa de supervivencia vital  y defensa ante algo o alguien que nos presupone un peligro para nuestra integridad física o psíquica.

Sin embargo el problema de adaptación surge cuando presupones algo que como premisa no es cierta y sobre la que elaboramos el argumento de un suceso, es entonces cuando la amenaza no es real y es cuando no puede ser resuelta con los mecanismos básicos de supervivencia.

Al final  de cualquier reflexión sobre el concepto del miedo te das cuenta que muchas veces es temporal y sólo se trata de enfrentarse a las situaciones con prudencia pero con ahínco, pues en definitiva los miedos son personales y no trasferibles en la mayoría de los casos.

La intervención de un punto de vista externo como  en cualquier situación  natural que manejamos en la vida nos puede dar un punto de  vista objetivo que puede ayudarnos a ver el problema o situación desde otra perspectiva.

Como con cualquier problema, solo se trata de encontrar la solución más adecuada y plantearnos que no podemos estar limitados a la convivencia de nuestros miedos pero tampoco por lo contrario podemos estar en contacto con amenazas y riesgos.

Como siempre bajar al plano de lo práctico, analizar que nos ocurre en el presente y de alguna manera nos amenaza sin llegar a idealismos y supuestos teóricos, es una forma de practicar la supervivencia vital de la presencia mental consciente con la sensación en el acto de conocernos.
                                                      Ferrán Aparicio
                                                25 de febrero de 2016

 

 

 

sábado, 20 de febrero de 2016

DUENDE


Hablar del duende es hablar del personaje misterioso que todos tenemos dentro y muchas veces aflora  sin avisar y que normalmente siempre trae consigo algo positivo y creativo, en cualquier campo o aspecto de la vida.

Pero el duende como tal es un  concepto intangible dentro del pensamiento intelectual, pues su racionalidad carece de fundamento, es pura pasión y de alguna manera reflejo de sentimiento.

Normalmente como concepto se asocia a las artes y  se asocia a un estado de expresión que refleja una emoción interior de cierta autenticidad, es como el personaje que nos habla desde el subconsciente y transmite ideas evocadoras de un tema que conscientemente o no, podríamos haber llegado a ellas.

Analizando el tema he descubierto el texto de Federico García Lorca, en  su brillante conferencia titulada "La teoría y la Función del Duende", donde  intenta arrojar algo de luz sobre el misterioso e inexplicable tristeza que vive en el corazón de ciertas obras de arte, donde el duende es el poder  y no la obra.

Simplemente transcribiendo algún párrafo de este ensayo se capta el anima del duende mostrando la relación entre el arte y verdad, entre ética y estética, sin más: "Todas las artes son capaces de duende pero donde encuentra más campo es en la música, en la danza y en la poesía hablada, ya que éstas necesitan un cuerpo vivo que interprete, porque son formas que nacen y mueren de modo perpetuo y alzan sus contornos sobre un presente exacto"

Sin embargo el duende como tal es un estilo vivo, esa forma lógica de hacer las cosas que aparece de nuevo y no se repite nunca, quizás porque nosotros no somos siempre los mismos y vamos mutando y evolucionando como un tránsito del alma en el que el personaje que exteriorizamos refleja la voz del arte, la voz del amor y en su esencia, el de la muerte que se nos aproxima.
El origen del término duende viene del espíritu de la evocación y de todos es conocido bien como conocedores bien como espectadores que viene desde el interior como una respuesta física y emocional de un acto de alguna forma expresivo.

Pero la estética del duende no entiende de palos,  ni de personas, ni de educación, incluso de clases sociales,.., y aunque habitualmente se le ha asociado al flamenco en cualquier expresión representa  el espíritu de la energía que ayuda al artista a ver las limitaciones de la inteligencia ayudando al artista a crear y comunicar  lo más  espontáneo de nosotros mismos sin ningún tipo de esfuerzo y de alguna manera consciencia.

Les animo como siempre a despertar a su duende como símbolo de ese poder misterioso que todos sentimos y tenemos y ningún filósofo puede explicar y racionalizar , pero como las brujas haberlas,…, hailas.

                                                          Ferrán Aparicio
                                                   20 de febrero de 2016

 

lunes, 15 de febrero de 2016

idealist@s: PRINCIPIOS Y VALORES

idealist@s: PRINCIPIOS Y VALORES: Hay conceptos que plantean cierto parecido, se acercan, se alinean, incluso a veces se entre mezclan y al final se disuelven en una de...

PRINCIPIOS Y VALORES


Hay conceptos que plantean cierto parecido, se acercan, se alinean, incluso a veces se entre mezclan y al final se disuelven en una deformación, que muchas veces causan confusión como es el caso de los principios y valores.

Tal cual nos define la Wikipedia, un principio es una ley o regla que se cumple o debe seguirse con cierto propósito, como consecuencia necesaria de algo o con el fin de lograr un propósito.

Los Valores  son todas las cosas que proveen a las personas a defender y crecer en su dignidad y son de alguna manera perfeccionados por cada persona en función de su experiencia.

Sin embargo cuando los medios se subordinan a los fines en orden a una eficacia, el principio actúa como orientador de la acción, pero son los valores los que marcan el estilo propio de ejecutar la acción.

Por otra parte aplicar  los valores propios es una decisión netamente de la persona y no está obligado a ejecutarlo, es decir, cada persona es dueña de sus elecciones, y está en su juicio decidir si opta por ellos o no, sin embargo elegir y tomar acción sobre estos, tendrá un efecto de calidad extra en cada persona, eso sí, respetando y cumpliendo los principios generales que define la ética de una sociedad y que se suponen válidos para todos.

Aun así, otra manera de concebir los principios inherentes a un sistema o una disciplina es como determinar las características esenciales de un sistema, que los usuarios o personas asumen, y sin los cual no es posible trabajar, comprender o usar  y participar en dicho sistema.

Siempre hemos oído y de alguna manera aprehendido que todos tenemos una escala de valores y todos, por empatía, convicción o simplemente por convencimiento consideramos que hay cosas que defender por encima de todo y otras por las que no pasaríamos jamás.

Pues bien, al defender aquello que consideras importante vas a dejar clara tu postura y eso va a conseguir atraer a quienes piensan como tú, pero se callan por miedo, vergüenza o porque piensan que están solos, coincidiendo en principios y valores.

Sin embargo cuando el principio establece en la conciencia individual una norma de acción necesaria para la realización de un valor como último, incondicionado y universal, en sentido de un acto obligatorio, de manera determinante, consideramos un principio de eticidad básico y elemental, en lo que no entra el concepto de valor, simplemente es el cumplimiento de una norma que es igual para todo el mundo.

Cuando los medios se subordinan a los fines en orden a una eficacia, el principio actúa como orientador de la acción entrando los valores como medio  para  alcanzar ese objetivo, con un principio de racionalidad.

La concordancia entre ambos conceptos no es más que aceptar  la capacidad de gobernar y disciplinar a uno mismo mediante el uso de la razón una actitud justa y objetiva, y permisiva hacia aquellos cuyas opiniones, prácticas, raza, religión, nacionalidad, etc, difieren de los propios, interaccionando principios y valores.

                                                     Ferrán Aparicio

                                               15 de Febrero de 2016

miércoles, 10 de febrero de 2016

idealist@s: REALIDAD VIRTUAL

idealist@s: REALIDAD VIRTUAL: Hace unas seis semanas comenzamos un año nuevo, si bien todo queda atrás por efectos de eso llamado   tiempo pasado, quiero recordar q...

REALIDAD VIRTUAL


Hace unas seis semanas comenzamos un año nuevo, si bien todo queda atrás por efectos de eso llamado  tiempo pasado, quiero recordar que me había planteado una serie de propósitos futuros para este nuevo año que empezaba.

Por aquello de la realidad virtual de vivir en el presente, me viene a la cabeza cuales son los propósitos que me había fijado para este nuevo año y la verdad es que la realidad y los hábitos del día a día, los ha ido desvaneciendo.

Pero como siempre, nunca es tarde cuando la dicha es buena y solo se trata de invitar al subconsciente de hacer presentes esas realidades virtuales en forma de propósitos que nos habíamos planteado.

El propósito como realidad virtual tiene carácter de futuro, aunque simplemente sea algo que uno quiere conseguir o cambiar, simplemente por necesidad o convicción, eso si de una forma personal y como siempre utilizando sus propios medios.

En este sentido muchas veces hacemos una lista demasiado llena de propósitos ´y por aquello de la teoría de Murphy, todo  nos lleva más tiempo del que pensábamos y se nos acumulan en demasía, por lo que no todos los propósitos del año anterior se han cumplido, ni 5todos mis deseos se han hecho realidad.

El avance real se traduce en transpolar la realidad virtual en realidad física y eso sólo se consigue teniendo continuamente presente aquello que queremos o deseamos.

Muchos autores y coaches, aconsejan apuntar, dibujar, racionalizar, representar es decir poner nuestros propósitos en algo tangible que los represente y que este en nuestro medio para que al visualizarlo recordemos que la realidad virtual es aquello que tenemos presente y no se nos olvida.

Al final la clave del éxito está en el pensamiento , eso  sí pensamiento racional de visualizar y racionalizar que es lo que queremos y convertir nuestro esfuerzo dirigido a transformarlo en hábito, que en mayor o menor medica  como siempre con una pizca de perseverancia , nos ayudará a encontrar el objetivo cumplido.

Independientemente de que el ser  humano siempre quiere más, lo que se traduce a la continuidad de un deseo constante, las personas evolucionamos y no somos los mismos en el tiempo, es por ello que hay que focalizar en objetivos concretos sencillos y alcanzables, pues a largo plazo quizás y sólo quizás los propósitos pierden valor y sentido.

La realidad virtual y la realidad física tienen su punto de encuentro en el momento tiempo que al fin y al cabo se traduce en un hábito diario dirigido de una forma inconsciente y consciente al mismo tiempo, sin mucha explicación pero funciona como fuerza compuesta de ambos factores, que mantenido durante un tiempo o espacio de tiempo con constancia y perseverancia nos acerca a aquello que hemos pretendido.

Les animo como siempre a focalizar sus ilusiones, simplemente trasladando la realidad virtual a su propia realidad.

                                                         Ferrán Aparicio

                                                   10 de febrero de 2016

viernes, 5 de febrero de 2016

idealist@s: CAMINO A LA ILUSION

idealist@s: CAMINO A LA ILUSION: CAMINO A LA ILUSION Es bien cierto que caminar con la mente en blanco estimula la creatividad de nuevas ideas, es como dejar fluir ...

CAMINO A LA ILUSION


CAMINO A LA ILUSION

Es bien cierto que caminar con la mente en blanco estimula la creatividad de nuevas ideas, es como dejar fluir aquello que hemos percibido, oído o visto y queda en un espacio virtual que de repente aparece en estos momentos de inconsciencia vital que no física de un ejercicio tan básico del caminante no hay camino se hace el camino al andar.

 Y es que  caminando, me surgió la idea  de que la gente honesta no triunfa y cuanta gente honesta existe que no es reconocida, pero en su forma y manera son realmente felices o al menos lo aparentan.

Como concepto absoluto por todos es reconocido que la felicidad plena no existe, pero como concepto relativo se pueden sumar muchos momentos de felicidad en un día por lo que valga la pena sentirse plenamente satisfecho.

Vivimos en una sociedad donde todo tiene que ser reconocido, visado y sellado por decir un algo, sin darnos cuenta que ni tener mucho dinero, ni ser capaces de influir en los demás, ni de ser relevadamente reconocidos tiene que ver con un sentimiento propio e intransferible de logar y hacer aquello que realmente te satisface  sin llegar al protagonismo efímero del concepto de felicidad.

 Si abandonamos el personaje que representamos y nos pasamos al patio de platea de nuestra vida, y hacemos un playback de nuestra vida es cuando te das cuenta, que el éxito es, cuantas veces te ríes al día o cuantos momentos haces algo que te llena de satisfacción por pequeño que sea, por no hablar del tiempo que pasas con las personas  que amas o te aman, porque al fin y al cabo, eso es lo que nos hace triunfar, al menos como ganadores de nuestra propia ilusión.

Hay secretos tan básicos cuando caminamos como el hecho de cuando surge la duda de actuar, siempre entre hacer y no hacer, hay que escoger el hacer, pues al menos obtendremos como mínimo una experiencia, eso sí, desde la intuición, pues si fuera por la razón muchas veces ni nos moveríamos.

Al final de ese camino a la ilusión, te das cuenta que no hay más alivio más grande que comenzar un día a ser lo que se es, sin preocuparse por la mirada ajena, pues aunque los caminos son públicos, siempre hay un a camino personal donde nadie puede pisar sin tu propio permiso, por aquello de lo personal e intransferible.

El camino de la ilusión maneja un inconsciente donde las metáforas son aceptadas, pues en definitiva cuando un día de tas cuenta que conoces las leyes del inconsciente te das cuenta de la magia que maneja esas leyes y no es más que el mundo que nos rodea tanto en la posibilidad que se nos aparece, como las infinitas posibilidades que se nos ocultan en el misterioso mundo del inconsciente personal y colectivo.

 

                                                       Ferrán Aparicio
                                                  5 de febrero de 2016

 

lunes, 1 de febrero de 2016

idealist@s: VIRTUDES PERFECTAS

idealist@s: VIRTUDES PERFECTAS: VIRTUDES PERFECTAS Hablar de virtudes es hablar de palabras mayores, si    bien es cierto que todos tenemos alguna. Pero si anal...

idealist@s: VIRTUDES PERFECTAS

idealist@s: VIRTUDES PERFECTAS: VIRTUDES PERFECTAS Hablar de virtudes es hablar de palabras mayores, si    bien es cierto que todos tenemos alguna. Pero si anal...

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS

idealist@s: COSTUMBRES PERFECTAS: Dicen que existen modus vivendi, es decir lo que vulgarmente se llama costumbres o rutinas de vida, que ayudan a acercarse al éxito y...

COSTUMBRES PERFECTAS


Dicen que existen modus vivendi, es decir lo que vulgarmente se llama costumbres o rutinas de vida, que ayudan a acercarse al éxito y por eso se les tilda como perfectas.

Yo a pesar de ser algo escéptico no estoy muy de acuerdo en relacionar costumbres y éxitos, simplemente me apoyo en la vida de Santa Teresa de Jesús, por decir un simple ejemplo.

Dicen también que las personas que han llegado muy lejos en la vida, lo han conseguido debido a unos planteamientos ciertos, de hábitos sólidos y principios básicos fuertes, y a eso le llamo yo, perseverancia en el camino del éxito.

El mito del éxito muchas veces sin engañarnos demasiado simplemente se trata de la idea feliz de estar en el sitio adecuado y en el ambiente adecuado, independientemente de las decisiones que tomes en el camino de tu vida, y adquirir hábitos y rutinas y costumbres sanas, independientemente que la excepción no confirma la regla por hablar de algo o alguien hablaríamos de zorbas el griego, por ponerles otro ejemplo.

Quizás el problema radica en tener costumbres sin ser conscientes de ello, más bien como un estilo de vida propio que te beneficia a todos los niveles en la vida.

Dicen también algunos autores que no debe asociarte el dinero con el éxito, sin embargo todos tenemos claro que el dinero puede ayudarte a tener más oportunidades, tener menos preocupaciones y estar más conectado contigo mismo a la felicidad, a la paz interior incluso a las acciones positivas que te redirigen al éxito.

También es cierto que nada surge por casualidad, el método, tener claros los objetivos y metas, que en cualquier caso no es cuestión baladí, ayudan a llevar un camino con un rumbo claro y conciso.

Aunque muchos tenemos claro, que la perfección no existe y que se alcanza casi de una forma constante en el camino, queda claro que desarrollar y alcanzar los objetivos es una tarea que permite mejorar tuis resultados y en el fondo sentirte satisfechos en ese camino al éxito.

Otra costumbre perfecta, en cualquier ámbito y objetivo, es no centrase en cosas y personas negativas, la toxicidad si existe, solo basta que ingieran algo contaminado para saber cuál es el resultado físico de esa acción.

Como todo en la vida simplemente se trata de tenerlo claro, teniendo en cuenta que también el fracaso es una parte del juego y del crecimiento personal, pues aún siendo un virtuoso en cuanto a costumbres se refiere, los contratiempos y errores como oportunidades de una acción sirven para enderezar aquello en lo que nos hemos equivocado.

Como siempre y teniendo que una costumbre es algo que se hace habitualmente de una forma inconsciente les animo a transpolarlo a su lado consciente, al menos para saber que no se están equivocando.

Ferrán Aparicio
1 de febrero de 2016