Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta EMOCIONES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EMOCIONES. Mostrar todas las entradas

martes, 5 de julio de 2016

INTELIGENCIAS Y CAPACIDADES

Hablar De inteligencias y capacidades es hablar de palabras mayores, solo hay que murar alrededor de donde usted esta situado en este momento para darse cuenta que los recuerdos  y acontecimientos que mejor se fijan en nuestra mente son aquellos asociados a vivencias emocionales.

Si lo mejor que recordamos es aquello experimental-emocional hay que replantearse si en un mundo especialmente cambiante y comunicativamente rápido y complejo predecir en base al pasado puede ser coherente con nuestra realidad actual.

Si somos sinceros y examinamos nuestra memoria honestamente nos damos cuenta que gran parte de lo que recordamos no sucedió tal como nosotros lo recordamos, salvo error o excepción.

La mente es capaz de viajar al pasado sin embargo nuestra mente está sesgada por nuestros sentimientos y creencias actuales, lo cual supone un filtro a la hora de valorar las emociones vividas en el pasado.

Jeff Hawhins definía la inteligencia como la capacidad para realizar predicciones válidas para nuestra vida, de ahí lo inteligencia y capacidad van asociadas en una proyección hacia el futuro que depende mucho de la fragilidad de nuestra memoria en cuanto a creencias y emociones vividas o sentidas.

En este sentido nuestro posicionamiento ante la vida nos  sesgara hacia lo positivo o lo negativo en cuanto al posicionamiento de pensar que la felicidad que nos traerá un determinado bien o acontecimiento.

Cuantas veces nos hemos preocupado por algo que nos estaba pasando y con la perspectiva del tiempo nos hemos dado cuenta que realmente era una tontería el haber sufrido por algo que realmente no valía la pena. A contrario sensu cuantas veces hemos creído que algo no valía la pena y una vez obtenido hemos sentido la felicidad de lo deseado.

Esto nos pasa en ocasiones más o menos a todos, pero también hay personas que viven más inmersas en una de estas tendencias. El posicionamiento a sesgo hacia lo positivo y sesgo a lo negativo, es lo que diferencia la inteligencia emocional de cada persona. Lo curioso del caso, es que no sólo esos escenarios imaginados no suelen ocurrir nunca, sino que además en el caso que ocurran, la reacción de la persona suele ser mucho mejor de lo que ella se esperaba, tanto a sesgo positivo como a negativo.

Le animo  con su inteligencia y capacidad a detectar en que tendencia nos identificamos más para saber si vamos a tener un sesgo positivo o negativo ante la vida , porque una vez te has equivocado siempre existe un plan “B”, con el rectificar y ajustarte a los nuevos datos , vivencias y emociones que tienes en este momento, tu momento.


                                                              Ferrán Aparicio

                                                           5 de julio de 2016

domingo, 20 de septiembre de 2015

SILOGISMO ABSOLUTO


Todos  conocemos el funcionamiento gramatical de un silogismo, partiendo de una premisa mayor y con la presencia de una premisa lógica menor alternativa llegamos a una conclusión, hasta cierto punto lógica, pero con  variable contenido en cuanto que podemos derivarla hacia donde nos interese a cada uno, pero siempre con unas reglas de coherencia lógica, ya que la  ausencia del sujeto en una de las premisas no correspondida con la naturaleza de la otra premisa, aunque tengan el mismo término medio, produce una conclusión errónea, por decir un ejemplo.
Está claro que somos capaces  de pensar lo que se nos ocurra, lo que no está tan claro es si el silogismo que elaboramos en el contexto de nuestras circunstancias, tiene una conclusión verdadera, cierta, incluso adecuada por no hablar de falacias.

Dicen que si vives cada momento al máximo tus posibilidades, entonces eres una persona inteligente, sin embargo los sentimientos no son simples emociones  que te suceden; son reacciones que eliges tener y eres dueño de tus reacciones.

Si contemplas el silogismo como la conjunción entre los sentimientos y las emociones y su conclusión es parte de tu elección quedando claro que en cierta forma estás pensando lógicamente.

El problema del silogismo  es que cuando cometes un error lógico, el resultado es una falacia, siendo esta un razonamiento falso, que puede darse por usar premisas equivocas, por cambiar el orden de las premisas o simplemente por tomar elementos de juicio ajenos a las premisas, eliminando elementos necesarios para la comparación, lo cual no es cuestión baladí.

Así tu premisa menor se apoya en una verdad, donde tus sensaciones te llegan precedidas por un pensamiento y sin la función del cerebro no puedes experimentar sensaciones, para dar coherencia a la lógica aplicada.

Pero en realidad todo es mucho más fácil de lo que parece, se trata de ejercer el control entre las partes y la conclusión del silogismo  será irreversiblemente ineludible.

En conclusión si controlas tus  pensamientos, tus sensaciones y tus sentimientos provienen de tus pensamientos, entonces eres capaz  de controlar tus propios sentimientos y sensaciones.

En cualquier caso para ser una persona libre y coherente en el ejercicio de tu pensamiento tienes que actuar y aprender a pensar de una forma diferente en el camino hacia tu libertad personal, pues hacerte cargo de ti mismo comienza de alguna forma  con tener conciencia de ti mismo, independientemente de la conclusión lógica a la que llegues.

 

                                                                Ferrán Aparicio
                                                           20 de septiembre de 2015

 

martes, 25 de agosto de 2015

TIEMPOS DE LOCURA


Mucho se está hablando  últimamente de emprendedores, reciclaje y reinventarse.

Lo cierto que con el verano siempre caen en tus manos algún artículo retrasado, libro o escrito que merece la pena considerar por aquello que las cosas llegan en su justo momento. En este caso cayó en mis manos el libro “El seminario” de Tom Peters y no voy a dejar de comentar aquello que me llamó la atención , por aquello de que compartir también es vivir.

Desde mi humilde opinión el seminario es una mezcla de lecciones sintetizadas de economía, psicología y terapia emocional, sin más.

Está claro que actualmente nos encontramos en unos tiempos de locura donde la teoría económica permanece en sus valores más clásicos, de que el modelo de organización efectiva del futuro se basa en la idea de que el valor del producto independientemente de su costo es generado por la energía intelectual y la imaginación.

El costo de cualquier producto o servicio ofrecido depende del costo de los materiales y el costo de los intangibles involucrados en su elaboración.

La idea de Peters en los tiempo de locura es que en un futuro el costo de los materiales será mínimo en comparación con lo intangible.

La revolución tecnológica se está combinando con los resultados del concepto de aldea global o globalización para alcanzar todos los negocios del planeta.Concluye en éste sentido que la imaginación es el recurso de mayor  valor en la nueva economía. La única ventaja proviene  de ser más innovador que la propia competencia.

Pero hay cosas que no cambian y es que la gente de negocios tiene dos características fundamentales, talento y compromiso, hacia el trabajo y hacia el producto que generan.  En éste mismo sentido la actitud de una persona  hacia lograr lo que se propone es fundamental. Y no sólo la actitud que se propone sino tener claros los objetivos, aplicando los  mejores recursos al trabajo que estamos ejecutando.

Los conocimientos son básicos en el desarrollo de nuestros objetivos, puesto que suponen el activo más importante para una empresa.

 En  la actualidad los baremos de éxito se miden por la calidad y originalidad del producto, cosa que es evidente independientemente de su coste, pero lo que está también claro es el mercado está evolucionando hacia un mercado  donde el producto no sólo este provisto de una especial calidad sino  que tendrán una emoción especial indefinida que será la clave del éxito.

 Los tiempos  de locura que vivimos  y los que se avecinan, en un  otoño muy especial  aseveran que la única manera de mantener una empresa adecuada a los cambios del mercado,  es mantenerse en un estado de revolución permanente.


                                                            Ferrán Aparicio
                                                       25 de agosto de 2015