Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta EVALUAR. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EVALUAR. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de agosto de 2015

OBJETIVOS CUMPLIDOS


Es cierto  y evidente, salvo error  u excepción que todas las personas de una forma consciente o inconsciente, nos marcamos unos objetivos temporales, bien sean diarios desde que nos levantamos hasta nos acostamos, bien sean semanales o simplemente mensuales, aunque sólo sea para llegar económicamente a cubrir nuestras necesidades básicas o bien de una forma emocional  y anual para ir creciendo como personas.

Lo que también es cierto que independientemente de llegar a conseguir nuestros objetivos y conseguir el éxito que ello supone, lo importante  es racionalizar que nada es gratuito y todo tiene su esfuerzo y sacrificio, incluso en aquellas ocasiones que encontramos respuestas a nuestras necesidades de una forma gratuita al final acabamos pagando un precio.

Muchas veces después de haber pasado las correspondientes penurias que suponen salir de una zona de confort para conseguir los objetivos marcados que nos hemos planteado; nos planteamos si ha valido la pena  llegado a un punto y no sabemos llegar al siguiente porque de alguna forma ni nos lo habíamos planteado, lo que  nos crea un vacío existencial independientemente de que hemos llegado al momento con aquello del objetivo cumplido.

Esto nos llega a plantearnos si realmente después del éxito viene el fracaso, como fenómeno posterior al éxito de la autocomplacencia o simplemente la organización tanto emocional como intelectual es más importante que el talento para vivir cada día de una forma independiente.

No siempre se puede saber la dirección ni el rumbo que nos va a llevar la vida; pero si es bueno plantearse y razonar que querer hacer demasiado puede ser un motivo más poderoso que la autocomplacencia de perder todo lo conseguido fruto de un esfuerzo fisico y emocional en un simple momento por aquello de no haber considerado la posibilidad de que menos es más en muchas ocasiones.
 
Nadie salvo muy pocas personas conocen su futuro tanto inmediato como lejano, por lo que no es fácil saber la trayectoria por la que navegar , pero si tener claro que el declive puede llegar una vez alcanzado el éxito por una marejada fruto del espíritu indisciplinado .
 
Muchos autores afirman en este sentido que se crece indisciplinadamente cuando se coloca el crecimiento como objetivo en lugar de como medio para alcanzar los objetivos cumplidos; sin embargo la adición al éxito y al correspondiente crecimiento puede desvirtuar las creencias y valores que nos han empujado a nuestro momento actual y llevarnos al de desconcierto y por ello les animo a marcar su ritmo de crecimiento, rodearse de talento y reconociendo que menos es más y mucho más, sobre todo  en los tiempos que corren.

                                                        15 de agosto de 2015
                                                               Ferrán Aparicio