Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta FUTURO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta FUTURO. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de noviembre de 2016

CASOS Y COSAS


Cuando las cosas se miran en perspectiva, toman un cariz muy diferente, la pura verdad es que han pasado los días, los meses y muchos años y me es muy grato recordar todos aquellos días de viaje, porque actualmente mi visión de todo en conjunto es tremendamente positiva, aunque actualmente me sea difícil elegir destino, bien por presupuesto, bien por dificultades político-sociales en que se encuentran muchos países y lugares, bien porque cada desplazamiento tiene su momento en el tiempo. 

A nivel práctico, las cosas tampoco han cambiado demasiado, si bien hoy el mundo de internet facilita evitar intermediarios y conseguir una información pluricultural y diversa, si bien siempre hay que tener cierta reserva en cuanto a la veracidad de los contenidos, hemos avanazado en la capacidad de desplazarnos aunque sea virtualmente. 

Pero lo que de verdad ha sufrido un cambio importante, es nuestra mentalidad, solo cuando vivimos en el tiempo sin anclarnos en el pasado o proyectándonos en el futuro, es cuando nos damos cuenta del aquí y del ahora de los casos y de las cosas, que realmente suceden en este momento desde la consciencia.

Al final de una forma consciente te das cuenta de que el obsequio para nosotros de la vida, ha sido el poder viajar y desplazarnos, en las culturas de otros países y mundos inimaginables. 

En el aprendizaje del camino, llegas a entender que la vida es un camino irregular de casos y cosas, que van sucediendo, no sin más, como en otros conceptos y ocasiones, sino todo en su justo momento, en la que ninguna etapa tiene sentido, si no existe otra etapa que la complemente. 

En cada viaje, aprehendemos cosas que estamos seguros, nos van a ser de gran utilidad para el resto de nuestras vidas, desde la luz al color , desde la forma a los materiales, pero también sensaciones placenteras y algunas incluso adversas y al final esos casos y cosas, te enseñan que cuando aquellos momentos en que las cosas parecen no tener solución, nos obligamos a tener esperanza. 

Esa actitud de carencia de cumplimiento de un deseo absoluto de complacencia, al final te enseña con la mayoría de los casos y de las cosas a ser optimista el resto de tu vida, pues al fin y al cabo una vez analizas si un problema tiene solución o no la tiene, ya sabes cómo reaccionar, esta vez,.. sin más, aceptando el problema de una forma optimista en cuanto a su resultado final.

Al final,.., los casos y las cosas, no salen ni bien ni mal, sino que simplemente suceden, y la manera en cómo se interpretan depende de la mentalidad con la que lo valoremos y puedes llegar a valorar y comprobar que se puede ser feliz incluso cuando todo parece perdido, pues te otorga la capacidad de entender que incluso las malas épocas son irrepetibles. La experiencia final de ganar el conocimiento de los casos y cosas, te demuestra que todo en definitiva está inalcanzablemente cerca.

Ferrán Aparicio

25 de Noviembre de 2016





martes, 5 de julio de 2016

INTELIGENCIAS Y CAPACIDADES

Hablar De inteligencias y capacidades es hablar de palabras mayores, solo hay que murar alrededor de donde usted esta situado en este momento para darse cuenta que los recuerdos  y acontecimientos que mejor se fijan en nuestra mente son aquellos asociados a vivencias emocionales.

Si lo mejor que recordamos es aquello experimental-emocional hay que replantearse si en un mundo especialmente cambiante y comunicativamente rápido y complejo predecir en base al pasado puede ser coherente con nuestra realidad actual.

Si somos sinceros y examinamos nuestra memoria honestamente nos damos cuenta que gran parte de lo que recordamos no sucedió tal como nosotros lo recordamos, salvo error o excepción.

La mente es capaz de viajar al pasado sin embargo nuestra mente está sesgada por nuestros sentimientos y creencias actuales, lo cual supone un filtro a la hora de valorar las emociones vividas en el pasado.

Jeff Hawhins definía la inteligencia como la capacidad para realizar predicciones válidas para nuestra vida, de ahí lo inteligencia y capacidad van asociadas en una proyección hacia el futuro que depende mucho de la fragilidad de nuestra memoria en cuanto a creencias y emociones vividas o sentidas.

En este sentido nuestro posicionamiento ante la vida nos  sesgara hacia lo positivo o lo negativo en cuanto al posicionamiento de pensar que la felicidad que nos traerá un determinado bien o acontecimiento.

Cuantas veces nos hemos preocupado por algo que nos estaba pasando y con la perspectiva del tiempo nos hemos dado cuenta que realmente era una tontería el haber sufrido por algo que realmente no valía la pena. A contrario sensu cuantas veces hemos creído que algo no valía la pena y una vez obtenido hemos sentido la felicidad de lo deseado.

Esto nos pasa en ocasiones más o menos a todos, pero también hay personas que viven más inmersas en una de estas tendencias. El posicionamiento a sesgo hacia lo positivo y sesgo a lo negativo, es lo que diferencia la inteligencia emocional de cada persona. Lo curioso del caso, es que no sólo esos escenarios imaginados no suelen ocurrir nunca, sino que además en el caso que ocurran, la reacción de la persona suele ser mucho mejor de lo que ella se esperaba, tanto a sesgo positivo como a negativo.

Le animo  con su inteligencia y capacidad a detectar en que tendencia nos identificamos más para saber si vamos a tener un sesgo positivo o negativo ante la vida , porque una vez te has equivocado siempre existe un plan “B”, con el rectificar y ajustarte a los nuevos datos , vivencias y emociones que tienes en este momento, tu momento.


                                                              Ferrán Aparicio

                                                           5 de julio de 2016

martes, 31 de mayo de 2016

LA VIDA,..., SI VA EN SERIO.

LA VIDA SI VA EN SERIO

El otro día simplemente paseando y dejando la mente en  blanco, cosa que dicen que favorece la creatividad, me vino a la cabeza, no sé por que razón aquello de que “la vida iba en serio”.

Es bien cierto, que prefiero ser alegre que ser triste, como  casi todo el mundo, pero también es cierto que hay personas que siempre están contentas, incluso cuando luchan contra un montón de problemas y sin llegar a dramatizar, con aquello de “luchar con la vida”, pues por definición son palabras mayores.

Al final,  todo se trata de tener un hábito, por aquello de que los hábitos crean costumbres, y todo resulta más sencillo o simplemente te lo que parece, cuando el habito  de la alegría es tu propia conducta.

Agradecer estar vivos, por aquello de que todos hemos dejado a gente en el camino, es un hábito que te acerca a la alegría vital de levantarte cada día enfocando y visualizando las maravillas de la vida.

Es algo real que las personas felices se rodean exclusivamente de gente positiva, comparten sus valores y objetivos y te ayudan en un buen ambiente a cumplir tus sueños o simplemente a mantener ese grado de alegría que tú te has creado como un hábito llevado a costumbre por su asiduidad.

No se trata de discriminar a nada ni a nadie, simplemente se trata de aceptar a los demás por lo que son y el lugar que ocupan en la vida, sin tratar de cambiar a nadie, pero tratando de alegrar al día a todos los que causalmente encuentras o convives.

La reflexión como hábito tampoco es mala compañera en el sentido  de que continuamente estamos aprendiendo de aquello que vivimos especialmente cuando lo trabajamos desde el lado de la consciencia.

Al final sólo se trata de utilizar esos valores como la intuición, la creatividad y la confianza por decir un algo a modo de receta, para  en lugar de ver la vida llena de obstáculos y problemas, enfocarlos como una oportunidad para hacer algo positivo.

Aprender a confiar en tus instintos y usar tu creatividad para encontrar una solución, son dos pilares básicos, para haciendo lo que te gusta, disfrutar de tu propia satisfacción como un hábito alegre.

Tomarse un tiempo para disfrutar de la belleza que nos rodea, sin prisas pero sin pausas es también un hábito saludable, pues al fin y al cabo y hablando de habitos como costumbres,…, solo se trata de aprender a vivir en el presente en lugar del pasado o futuro , por que lo cierto es que la vida va en serio.


Ferran Aparicio
30 mayo de 2015

viernes, 15 de enero de 2016

NAVEGANDO HACIA EL FUTURO


Una de las cosas que trato de transmitir, sin descanso y desde la perseverancia de este blog, es la trascendencia de las cosas que ocurren cada día en nuestra vida, bien porque aparecen por casualidad o por causalidad, y desde el hecho que compartir también es vivir, y por ello no puedo de dejar de comentar o relatar, pues en cualquier caso el mundo nos lo ha puesto delante, el poder avanzar mucho más rápidamente con los medios de información y comunicación actuales.

Ni me gusta regocijarme del árbol caído, ni pensar aquello que pudiera haber sido con estos medios y de alguna forma no ha sido , simplemente y desde este presente la idea es navegar hacia el futuro con los medios que disponemos , cada uno en su cauce y su propia velocidad , pero siempre desde la consciencia de lo privilegiados que somos con los medios que disponemos y muy independiente de la crisis que nos ha tocado vivir, pues de alguna forma es parte de los ciclos económicos y de alguna forma vitales.

Es bien cierto que las personas que confían en nosotros y nos invitan a ser cómplices de una parcela tan importante de la su vida como es la intelectual, bien al leer este artículo, bien razonando o parándose a pensar en lo que yo de una forma espontánea escribo o razono en voz baja y parta mí mismo, merecen ser tratados y comprendidos con el rigor que les trae simplemente por el hecho de perder unos minutos en leer cada escrito.

Sin embargo no hay que perder de vista la confianza depositada y pensar en una globalidad en el que todos navegamos hacia un futuro y por tanto merecen ser tratados con el rigor que el acto requiere.

Quizás y sólo quizás, mucha gente no comprende de la trascendencia de escribir en un blog y sólo se trata de seguir navegando y aprendiendo en las relaciones personales, los conceptos transcendentales o simplemente en conceptos o que caen en tus manos o la ocurrencia espontánea te exonera a poner unas simples letras.

Simplemente en la intención se reconoce el privilegio de la libre expresión del hecho de compartir en muchos temas que aunque se consideren normales, son simples razonamientos de la vida cotidiana, que todos o casi todos tenemos o llevamos o tenemos.

Navegar hacia el futuro, genera un compromiso con uno mismo y con todos los que de alguna forma sienten curiosidad y sin ningún ánimo de prepotencia o en su caso de posicionamiento en la verdad absoluta de generar como objetivo una inquietud o una opinión.

Cada persona nos hacemos autores de aquello que hacemos o simplemente escribimos, como siempre indagando , documentándonos e intentando adecuar una voluntad debidamente informada de quien le visita a los pensamientos que motivan cada escrito , eso sí, navegando hacia el futuro y como siempre sin más.


Ferrán Aparicio
15 de Enero de 2016