Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta LEY DE LA RECURRENCIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LEY DE LA RECURRENCIA. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de agosto de 2016

RETORNO Y RECURRENCIA

Dicen los que creen en la reencarnación, que la muerte es el regreso al comienzo mismo de su vida con la posibilidad de repetirla nuevamente.

Quizás cuando hablamos de la reencarnación se entiende que hablamos de vidas sucesivas, si bien habría que matizar en cuanto que una vida es una existencia en el mundo terrenal, por lo que hablaríamos de una forma natural de existencias sucesivas.

Lo que es bien cierto es que una persona es lo que es su vida y eso se lo digo por experiencia, sin embargo y dado que todos evolucionamos a lo largo de una vida está claro que trabajamos sobre patrón, el nuestro que va evolucionando pues lo contrario significaría una perdida de tiempo.

La duda queda en si en ese retorno y recurrencia, volvemos con el bagaje anterior incorporado o simplemente volver a carecer de la experiencia acumulada en la vida anterior.

Los más místicos afirman que la vida de cada uno de nosotros en particular es como una película viviente que al morir nos llevamos a la eternidad. En parte no les falta razón en cuanto que es bien cierto que cada uno tenemos nuestros secretos y vivencias y nos los llevamos a la tumba, lo que no queda tan claro es si en la reencarnación o en el retorno y ocurrencia podemos volver a retomar aquello que supuestamente nos llevamos.

Es bien cierto que todos al menos una vez en la vida hemos tenido la sensación de conocer a alguien que nos resonaba o acudir a algún sitio y sentir una empatía especial en el sentido de tener la sensación de conocerlo o haberlo habitado.

La repetición de dramas, comedias y tragedias y vivencias es un axioma fundamental de la Ley de Recurrencia, según la teoría general que ampara la reencarnación como hecho vital.

Con justa razón se nos ha dicho que dentro de nosotros moran y se suceden por debajo de nuestra razón acontecimientos que se procesan en el subconsciente e inconsciente, pero solo nuestra personalidad es la que maneja las consecuencias de esa ley de retorno y recurrencia. Así reflexionando seriamente sobre la Ley de Recurrencia, o repetición de escenas en cada Retorno, descubrimos por auto-observación íntima los resortes secretos de esta cuestión.

Al final de todo se reduce a aceptar que debajo de nuestra capacidad cognoscitiva suceden muchas cosas, que desgraciadamente ignoramos lo que por debajo de nuestra pobre razón sucede y que muchas veces desde la consciencia hay que aplicar la ley de la recurrencia, para sentirnos de alguna forma libres y aceptar de alguna manera que en verdad ni siquiera sabemos que no sabemos.

Ferrán Aparicio
1 de agosto de 2016