Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta PERSEVERANCIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PERSEVERANCIA. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de noviembre de 2016

PERSEVERANCIA O TESON, DOS MOTORES DEL PODER

Cuando las cosas se miran en perspectiva, toman un cariz muy diferente. Han pasado los meses y es muy grato recordar todos aquellos días en  que mi vida era diferente, porque actualmente mi visión de todo en conjunto, es tremendamente positiva. 

A nivel práctico, las cosas tampoco han cambiado demasiado, solo permanece la experiencia, que como la academia dice es un grado. Pero lo que de verdad ha sufrido un cambio importante, es nuestra mentalidad  y en especial la mía.

La pura  verdad, es que al final casi del camino solo puedo decir que la perseverancia o tesón  han sido el motor del poder conseguir lo que me he propuesto, pues uno de los lugares a los que conduce el no conocernos a nosotros mismos, es caer en la trampa del quiero y no puedo.

Reconozco que durante años la presión social, el ambiente colectivo y el consumismo hacia el éxito y logro, me ha podido llevar a insistir en un camino que no está alineado con mis verdaderos objetivos y confundir la perseverancia y la confianza en uno mismo con el querer es poder, y la verdad es que siempre querer no es poder.

En un mundo ideal y justo, etapa  de la vida mental y física por la que hemos pasado casi todos, todos tendríamos los mismos derechos y oportunidades y deberíamos   seguir luchando por esta idea en el mayor grado posible, pero a estas alturas no podemos ser tan inocentes y hemos de ver que  la realidad dista bastante de estas pretensiones.

Muchas veces a pesar de perseverar hemos de comprender que aunque queramos nuestras propias condiciones nos sitúan fuera del alcance de nuestras propias pretensiones y aunque podamos luchar y perseverar, hemos de ser conscientes que perseguir una meta inalcanzable solo conduce a una inmediata frustración.

Al final del camino solo se trata de simplificar los objetivos y clarificarlos en el sentido que estaremos más satisfechos si cumplimos aquello de conseguir lo máximo con el mínimo esfuerzo, que es el que nos queda después del camino recorrido , lo cual tampoco es cuestión baladí.

La experiencia nos convierte en seres congruentes con lo que hacemos y como vivimos en la mayoría de los casos, aunque excepciones pueden haberlas, y nuestra inteligencia emocional nos deriva a movernos con el tiempo, en una zona de desarrollo más próximo y real, lo que nos aporta una mayor e inmediata satisfacción, aprendizaje y  metas conseguidas a corto plazo.

Si lo traducimos a lo material, cada día que pasa necesitamos menos para vivir, pues centralizamos nuestro gasto, en aquello que realmente necesitamos. En lo personal  y lo profesional sucede lo mismo, buscamos caminos muy centrados que nos hacen crecer y disfrutar el trayecto que no nos hagan tener la vieja sensación de permanecer atacados o perdidos en el espacio y de tener la sensación de  haber perdido el tiempo.

Al final solo el tesón y la perseverancia, te dan la posibilidad y el poder de llegar más lejos, eso si rompiendo las reglas , innovando a tu medida y cambiando el modelo.

      Ferrán Aparicio
                             10 de noviembre de 2016

miércoles, 5 de octubre de 2016

MENTIRAS, SOLO MENTIRAS

No sé por qué razón hoy me he levantado pensando que nada es lo que parece, no sé si fruto de mis sueños o fruto de que mi inconsciente ha estado trabajando sobre el tema, pero la verdad que con la perspectiva y una vez vivido, te das cuenta que muchas cosas son mentiras y sólo mentiras, por no hablar de parecer lo que no son.

En este sentido las mentiras,  como las falsas expectativas  con respecto a algo o alguien, generan frustración, queja y resentimiento, porque al fin y al cabo la verdad como la expectativa real, es lo que se considera más probable que suceda. El problema surge cuando la expectativa planteada como una suposición centrada en el futuro plantea su propia realidad pudiendo ser o no realista, como la falsa verdad que se convierte en mentira.

También es cierto que muchas veces nosotros mismos nos auto engañamos y creamos una expectativa en algo que en general, no se sustenta por sí mismo, siendo realmente más que una expectativa una esperanza  que puede ser irracional basada en una creencia de algo que no está realmente confirmado.

El problema general es que de una forma consciente o inconsciente los seres humanos estamos todo el día generando esperanzas y expectativas y en base a ellas evaluamos nuestros resultados, sin darnos cuenta que mientras se cumplen o no se cumplen permanecemos a la espera de una forma poco activa, como si se tratara que empezara a llover lo cual en sí mismo es una pérdida de tiempo y sobre todo de energía esperanzadora.

En versus contrario la actitud idealista es crear y generar toda clase de expectativas, eso sí como decía mi abuela, a Dios rogando y con el mazo dando, independientemente que sepamos lo que queremos y luchemos perseverantemente  por ello, no podemos de dejar de focalizar la dirección en que nos movemos aunque tengamos que rectificar día a día pues trayectoria muchas veces no es una línea recta en el camino y exige en él hacer ciertas paradas.

Las mentiras tienen las patas cortas y son sólo mentiras, las expectativas parte de la posibilidad de que algo  probable suceda como suposición más o menos realista y aunque tenga la expectativa la connotación de espera siempre está cercano a algo que pueda suceder dentro de lo que es más probable que suceda, al menos desde el punto de vista del que tiene la expectativa.

La vida tiene un cierto grado de incertidumbre ligada  por una parte al concepto destino y por otra parte al futuro, por lo que la expectativa se convierte  en una predicción de los aconteceres y va ligada a la respuesta a lo desconocido.

Al final de toda la reflexión te das cuenta de que no es  momento de creerte nada sin haberlo pensado unas cuantas veces, manteniendo el principio del tripartito del saber ser, saber estar y saber esperar y sobre todo, nunca defiendas nada sin argumentos, porque al fin y al cabo muchas cosas, situaciones y personas, no son lo que parecen y son mentiras, sólo mentiras.
                                                             Ferrán Aparicio
                                                        5 de octubre de 2016
                                             


                                                           

jueves, 1 de septiembre de 2016

HABILIDADES LABORALES

A lo largo de la vida, te das cuenta como vas aprehendiendo en el camino y el que no lo hace, podría ser tonto, pues sólo se trata de no tropezar dos veces en la misma piedra , aunque muchos somos los que lo hemos hecho, como siempre sin más, por sorpresa o bien por inocencia, falta de atención o simplemente por confianza en que no nos volvería a suceder algo tan trivial como equivocarnos.

En general me refiero a las relaciones humanas, que aunque como todo puede ir creciendo y decreciendo, sin mayor explicación que el mero contacto o relación emocional, siempre hay sorpresas inesperadas en la gente que pasa por tu vida.

Dicen los sabios que todos tenemos lo que necesitamos, aunque muchas veces te preguntas si era realmente necesario el haber perdido cierto tiempo con gente que no te ha aportado nada o casi nada y de alguna forma se ha aprovechado de tu generosidad aunque sólo sea por haberles dedicado un tiempo de tu vida.

En el plano familiar sucede lo mismo aunque la sangre une, si no existe relación no existe el cariño y sin cariño, simplemente une, el tener algo en común como puede ser los apellidos, eso en el caso de no haber partido bienes en común, pues si se han partido, ya no hay nada más que hablar, todo se desarrolla como siempre, sin más.

En el caso de las habilidades laborales el caso cambia no sé si por aquello de que el salario es el precio del trabajo y comemos todos los días, pero uno utiliza o debería utilizar la inteligencia emocional de una forma mucho más pragmática.

Cuando cambias de trabajo de una forma instintiva haces una reflexión muy exigente de tus anteriores relaciones laborales en especial de aquello que te ha supuesto decidir el cambio y es que no es que la cuestión laboral, no es cuestión baladí.

En un entorno laboral y económico, cada día más complejo, bien por la crisis bien por la falta de oportunidades, te das cuenta que resulta imposible triunfar desde la individualidad. Es por ello que te conciencias a la integración del concepto de equipo desde una tolerancia infinita, pues ese es el éxito de los resultados de un trabajo en equipo.

La humildad, la sencillez en la integración y una comunicación clara y efectiva son virtudes claves en la habilidad laboral de integración desarrollando una empatía natural pero cognitiva y sobre todo, más que hablar, una escucha empática.

Con una actitud positiva y siendo conscientes que hay que saber adaptarse a los cambios , el triunfo está asegurado eso si como siempre con una perseverancia racional en cuanto a formas y maneras, donde la discreción es nuestra hada madrina.

Al final las habilidades laborales se centran en saber interactuar con una amplia variedad de personas y temas laborales, donde la capacidad de pensar con claridad y resolver problemas es un reto diario en el conocimiento de uno mismo, eso sí, sin perder la atención y con cierta resiliencia.

Ferrán Aparicio
1 de septiembre de 2016



domingo, 10 de julio de 2016

AFIRMACIONES POSITIVAS



Dicen que el poder de la mente es mucho más potente que cualquier fuerza física y mucho más efectivo que cualquier receta de autoestima. La verdad es que no le falta razón y aunque últimamente todo lo que tiene que ver con el pensamiento positivo está bastante de moda, lo cierto es que bien analizado, es un mundo lleno de posibilidades y con efectos inmediatos en su ejercicio.

Como todo en la vida no sólo hay que proponérselo, sino hacerlo y las afirmaciones positivas funcionan y mucho, el problema como con cualquier arte, es que hay ir aprendiendo a reconducirlo a nuestro propio estilo de pensamiento.

Como técnica de vida es una herramienta individualizada, que para cada una funciona de una forma, aunque el fundamento es el mismo y es encontrar ese momento, tu momento, para buscar pensamientos que nos ayuden a mejorar nuestro estado emocional.

Es bien cierto que como todo en la vida, todo es bueno en su justa medida y uno de los errores más comunes a la hora de crear o elegir afirmaciones positivas, es hacerlo demasiado positivas, lo cual hace que la técnica de las afirmaciones positivas no funcione, siendo más efectivo ir poco a poco, buscando tu camino.

Al fin y al cabo como técnica no tiene ninguna ciencia, simplemente es algo que forzamos para sentirnos bien, como hacemos con nuestra temperatura corporal, en invierno abrigarnos y en verano refrescarnos, manteniendo el equilibrio de los treinta y seis grados.

Otra de las malas interpretaciones de las actitudes positivas forzadas es que para que una afirmación positiva sea efectiva, debe ser creíble, especialmente por ti que eres el beneficiario de tu propia acción, pues como siempre engañarse a uno mismo no es más que una perdida de energía y de tiempo.

Cuando ejercitas las afirmaciones positivas de una forma consciente te das cuenta que no hay una afirmación general que te sirva para estimular tu bienestar sino que cada momento es objeto de una afirmación positiva única y exclusiva.

Al final como en casi todo en la vida se trata de parar, sin prisas y sin pausas y reconocer que es lo que necesitas en cada momento para fijarnos en lo que estamos pensando e intentar mejorarlo un poco. 

Estas afirmaciones positivas nos ayudan a reprogramar la mente, son ejemplos, cada cual puede adaptarlas a sus deseos, recordando que no deben hacerse en tono negativo, pues la ley de la atracción esta siempre presente y al final se convierte en vez de una afirmación positiva en una atracción a lo negativo.

La clave del éxito está en tener pensamientos positivos, actitud positiva y creer en ti mismo, por lo que sincroniza tu momento y simplemente te darás cuenta que es lo que necesitas.

Ferrán Aparicio
10 de julio de 2016



miércoles, 10 de febrero de 2016

REALIDAD VIRTUAL


Hace unas seis semanas comenzamos un año nuevo, si bien todo queda atrás por efectos de eso llamado  tiempo pasado, quiero recordar que me había planteado una serie de propósitos futuros para este nuevo año que empezaba.

Por aquello de la realidad virtual de vivir en el presente, me viene a la cabeza cuales son los propósitos que me había fijado para este nuevo año y la verdad es que la realidad y los hábitos del día a día, los ha ido desvaneciendo.

Pero como siempre, nunca es tarde cuando la dicha es buena y solo se trata de invitar al subconsciente de hacer presentes esas realidades virtuales en forma de propósitos que nos habíamos planteado.

El propósito como realidad virtual tiene carácter de futuro, aunque simplemente sea algo que uno quiere conseguir o cambiar, simplemente por necesidad o convicción, eso si de una forma personal y como siempre utilizando sus propios medios.

En este sentido muchas veces hacemos una lista demasiado llena de propósitos ´y por aquello de la teoría de Murphy, todo  nos lleva más tiempo del que pensábamos y se nos acumulan en demasía, por lo que no todos los propósitos del año anterior se han cumplido, ni 5todos mis deseos se han hecho realidad.

El avance real se traduce en transpolar la realidad virtual en realidad física y eso sólo se consigue teniendo continuamente presente aquello que queremos o deseamos.

Muchos autores y coaches, aconsejan apuntar, dibujar, racionalizar, representar es decir poner nuestros propósitos en algo tangible que los represente y que este en nuestro medio para que al visualizarlo recordemos que la realidad virtual es aquello que tenemos presente y no se nos olvida.

Al final la clave del éxito está en el pensamiento , eso  sí pensamiento racional de visualizar y racionalizar que es lo que queremos y convertir nuestro esfuerzo dirigido a transformarlo en hábito, que en mayor o menor medica  como siempre con una pizca de perseverancia , nos ayudará a encontrar el objetivo cumplido.

Independientemente de que el ser  humano siempre quiere más, lo que se traduce a la continuidad de un deseo constante, las personas evolucionamos y no somos los mismos en el tiempo, es por ello que hay que focalizar en objetivos concretos sencillos y alcanzables, pues a largo plazo quizás y sólo quizás los propósitos pierden valor y sentido.

La realidad virtual y la realidad física tienen su punto de encuentro en el momento tiempo que al fin y al cabo se traduce en un hábito diario dirigido de una forma inconsciente y consciente al mismo tiempo, sin mucha explicación pero funciona como fuerza compuesta de ambos factores, que mantenido durante un tiempo o espacio de tiempo con constancia y perseverancia nos acerca a aquello que hemos pretendido.

Les animo como siempre a focalizar sus ilusiones, simplemente trasladando la realidad virtual a su propia realidad.

                                                         Ferrán Aparicio

                                                   10 de febrero de 2016

domingo, 20 de diciembre de 2015

PERSEVERAR O PERSEVERAR, EL SECRETO DE LA VIDA


perserverar ó perseverar: el secreto de la vida
Hace unos días apareció en las redes sociales una publicidad que determinaba que la vida comienza a los cincuenta años.  
 
Es cierto que pasada la cúspide de la pirámide de los cincuenta; supuestamente las personas ya lo tienen bastante claro, se ha vivido, se ha sentido y sólo la perspectiva del tiempo es de la experiencia vivida y es la que nos hace sentir que la vida comienza de una forma adecuada.

Pero quizás el secreto del trampantojo, es que  la diferencia entre persistir y perseverar radica exclusivamente en el proceso, pues no se trata de hacer continuamente las mismas tareas en una única dirección, sino en concentrarse perseverando en la meta que nos hemos propuesto como camino al, éxito.

No hay nada más satisfactorio que saber lo que se quiere o en su ausencia al menos lo que no se quiere, pues la perseverancia nos ayuda  a poner todos los mecanismos para acercarnos a lo que nos hemos propuesto.

El secreto no radica en la inteligencia natural de la persona ni del personaje que ejercemos, se trata que cada uno tenemos unos dones naturales que nos hacen diferentes, sin embargo sólo la perseverancia es lo que cada uno le lleva al puerto elegido.

La perseverancia nos asegura aceptar las equivocaciones y corregir las estrategias, no siempre acertamos a la primera y son una fórmula que envilece y ayuda a fortalecer el carácter y la fortaleza, porque siempre hay una nueva oportunidad de ejercer el don desde la oportunidad de la perseverancia.

Hay toda una filosofía en torno a la perseverancia, pero el punto en común es el hecho filosófico de lo que se cree posible es lo que se hace cierto.

No obstante no es virtuoso quien lo habla sino quien lo practica y para ser perseverante es importante saber lo que uno quiere, pues sino no hay meta o objetivo no hay razón para perseverar.

Como siempre practicar la actitud positiva y excluir cualquier pensamiento negativo es lo que nos ayuda a proyectarnos hacia una meta, siendo la energía que nos proyecta mediante la actitud perseverante.

Nada sucede como un regalo y más en el ejercicio de un logro, por ello asumir que vamos a tener dificultades nos entrena a pensar siempre en nuestro objetivo, sin caer en la rutina desmotivada e innecesaria de un esfuerzo inútil.

Les animo como siempre a practicar la perseverancia desde la consciencia, pues al fin y al cabo es un don de evaluación continua que se consigue como siempre, paso a paso.

                                      Ferrán Aparicio
                                20 de diciembre de 2015

                                                    

martes, 15 de diciembre de 2015

SIMPLEMENTE, DISFRUTANDO DE LA VIDA

Hay etapas de  la vida que uno piensa que salir hacia delante no resulta fácil, especialmente cuando, la vida nos sorprende  con un golpe que pequeño o grande nos hace aquietar el ritmo de vida y nuestra actividad física y se lo digo por una experiencia que acabo de pasar.
 
Sin embargo ahora que ya empiezo a recuperarme de tan torpe caída, puedo decirles que pensar en positivo siempre me ha ayudado a decir que las casualidades no existen y que muchas veces la vida nos pone a prueba con determinados sucesos y solo la perspectiva del tiempo nos ayuda a comprender determinadas etapas de una vida.

En estos espacios de tiempo donde las cosas no salen a nuestro gusto es fundamental pensar en positivo y mirar el lado bueno de las cosas , aun cuando no seamos los mismo antes y después del fatal acontecimiento.

Pasada la crisis de pasar por un quirófano , pinchado y abrasado, sólo queda que nada ni nadie puede quitarte tus sueños, soñar es gratis para vibrar para conseguir todo lo que propongas.

La positividad y en el peor de los casos la trascendencia que después de lo malo llega lo bueno , es una forma de salir adelante en la dirección que tu eliges , al menos en el intento. 

 Es cierto que todos y todas en mayor medida proyectamos nuestros sueños en nuestra vida, si bien hay etapas que sin borrar debemos asimilar para que han servido, pero como decía Serrat se hace camino al caminar, eso sí siempre en una dirección, pues mientras hay vida hay esperanza.

Si proyectas bien tus sueños, los analizas  y usas correctamente tu tiempo es fácil que te equivoques, pero incluso en las equivocaciones siempre hay algo positivo , la acción y la reacción ante los acontecimientos que van sucediendo en cada etapa.

Una clave de disfrutar la vida como en lo de beber y comer o cualquier otra acción es dosificar las cantidades, es más fácil disfrutar de la pequeñas cosas que intentar escalar el Everest sin estar preparado.

No es fácil acertar a la primera , pero la perseverancia en focalizar tu sueño es lo que focaliza el poder conseguirlo , no te desanimes si a la primera no lo consigues , solo se trata de vivir cada momento disfrutándolo , por que cuando se  consigue lo que te has propuesto , te olvidas de las caídas y fracasos que has tenido , han sido parte del camino, eso sí, simplemente disfrutado de cada momento de la vida.

Te animo que como dice el dicho, te animes a plantearte la vida, como año nuevo, vida nueva, sin pasar por el gimnasio ni dejar de fumar, simplemente focalizando tus sueños; eso sí, siempre desde una actitud positiva y disfrutando de la vida.

 

                                                    Ferrán Aparicio
                                             15 de diciembre de 2015

miércoles, 15 de julio de 2015

CARACTER INNATO


Muchos profesionales están de acuerdo que hay factores básicos que definen a la persona, entre ellos el carácter, la educación y la ética personal.

Podrían haber muchas más combinaciones como cócteles hay en cualquier bar de moda, pero lo que  no resulta discutible y es que es un factor común el hecho de que todos nacemos con un tipo de temperamento concreto.

Nuestro carácter innato, forma parte de nuestra personalidad, es innato per sé, en cierta forma es heredado salvo error o excepción por cuestiones de ADN  y en general por mucho que nos empeñemos, poco variable.

La diferencia entre carácter y temperamento redunda en que el temperamento es adquirido y en cierta forma sometido a la educación y el aprendizaje, por lo que en función de nuestros mentores podemos llegar a variarlo en el tiempo según el objetivo que pretendamos.

Lo que es cierto es que naciendo con una mente vacía pero llena de ilusión, el carácter innato a lo largo de la vida se va forjando en función del vínculo que tengamos con la adversidad, pues es bien cierto que las adversidades nos hacen más fuertes fomentando y marcando el carácter con el que hemos nacido.

Aunque no es una experiencia agradable convivir con la adversidad, es bien cierto  que un carácter maduro y pragmático sólo es posible construirlo a base de adversidades y sobre todo aceptando que la vida misma está llena de ellas  y el que no haya comulgado con ruedas de molinos que tire la primera piedra.

Es bien cierto que cuando a todo el mundo se nos presenta un problema, lo inadecuado es mirar a otro lado, actitud de moda en nuestra sociedad, pues la adversidad convive con nosotros hasta que racionalizamos el hecho de enfrentarnos a ella o abortarla como irresoluble.

La  incomodidad de forjar un carácter pasa por plantearte que los problemas los vas a tener si o si, y es entonces cuando tienes que plantearte que o los vences o te vencen y es así como se va forjando ese carácter innato con el que de alguna forma nacimos derivando a nuestra propia personalidad.

Sin embargo y con los tiempos que corren, no nos queda otra que luchar contra la adversidad pero de una forma diligente sabiendo que lo que más nos va equilibrar emocionalmente es  saber lo que somos capaces de conseguir con nuestra consciencia y entrenamiento que lo que  innatamente hemos nacido.

El carácter innato y forjado demuestra que somos capaces de aguantar las situaciones que no controlamos pero la perseverancia en el camino es lo que nos permite aprehender, aguantar y resistir porque en definitiva el que resiste gana, con lo que les animo a planteárselo pues es más llevadero cuando menos años se tiene.

                                                     Ferrán Aparicio

                                                15 de julio de 2015

martes, 10 de febrero de 2015

EFECTO PIGMALION




Mucho he utilizado la palabra perseverancia, en este blog, pues estoy convencido de su significado y significante, aunque muchas veces no sea merecedor de su contenido y contexto por comodidad o zona de confort, pero lo que si es cierto que en el ámbito de la perseverancia se desarrolla en el efecto Pigmalión bien por causalidad, bien por causalidad.

En este sentido el efecto Pigmalión es uno de los sucesos que tanto en el ámbito personal, como en el profesional, por determinar dos ámbitos básicos, pueden ser más productivos o contraproducentes en relación a la perseverancia o la ausencia de ella.

Sin embargo el efecto Pigmalión se puede identificar en varias versiones entre las que cabe destacar bien por el suceso por el que una persona consigue lo que se proponía previamente a la causa de la creencia de que puede conseguirlo o bien por la expectativa que incita a las personas a actuar en formas que hacen que la expectativa se vuelva cierta.

Es cierto que la sincronicidad en el día a día, aparecen y suceden actos porque conscientemente o inconscientemente, respondemos a los que las personas que nos rodean esperan de nosotros, desencadenando un conjunto de acciones que nos llevan mucho más allá de lo que podemos imaginar y en cualquier caso esperar, relegando de esta manera el concepto psicológico de efecto Pigmalión.

Como todo tiene su significado el efecto Pigmalión se basa en la mitología griega, en la que Pigmalión modeló una estatua de marfil tan bella que se enamoró perdidamente de la misma, hasta el punto de rogar a los dioses para que la escultura cobrara vida y poder amarla como a una mujer real. Venus decidió complacer al escultor y dar vida a esa estatua, que se convirtió en la deseada amante y compañera de Pigmalión.

Reconocer y reflexionar sobre el efecto Pigmalión es aceptar ese proceso mediante el cual las creencias y expectativas de una persona respecto a otro individuo afectan de tal manera a su conducta que el segundo tiene que confirmarlas de alguna forma o manera.

Como todo en la vida las profecías y mitologías tienden a realizarse cuando hay un fuerte deseo que las impulsa del mismo modo que nuestros propios miedos tienden a catalizar que se produzca lo que se teme, por lo que el equilibrio entre el deseo y el miedo es la virtud de los acontecimientos. Quizás y lo más conveniente sería poner el listón alto porque así subirían nuestras metas y expectativas, eso si dentro de nuestras posibilidades y siempre aprendiendo a usarlo de forma positiva.

Les animo a acrecentar la confianza que los demás depositan en ustedes, pues en cualquier caso es acrecentar una fuerza vital para conseguir nuestros propios objetivos en cuanto que nuestros éxitos están condicionados a las expectativas, de la misma forma y recíprocamente que nosotros podemos ejercer el efecto Pigmalión sobre las personas que nos rodean y favorecer que estos se desarrollen plenamente en sus objetivos vitales.

Ferrán Aparicio
10 de febrero de 2015




sábado, 25 de enero de 2014

PERSEVERANCIA

PERSEVERANCIA
Se conoce perseverancia a aquel valor que disponen algunos seres humanos en su actuar y que implica la constancia, la firmeza y el tesón en la consecución de algo, ya sea una meta propuesta como un propósito definido.

Es decir la perseverancia es aquello que uno se propone alcanzar y por el cual empleará los medios y estrategias que sean necesarias para llegar a tal o cual fin.

La perseverancia debe ser para cualquiera un valor fundamental, que si no se tiene por carácter o manera de ser, será necesario que se lo practique, porque de el seguramente dependerá el logro o no de nuestros objetivos en la vida, siendo conscientes que influye el comportamiento en ser personas destinadas al éxito o por el contrario al fracaso.

Hasta aquí todo es teoría pero en la práctica, la perseverancia implica el ejercicio de la virtud de la fortaleza, ya que sólo con esta la obtendremos o estaremos cerca de hacerlo.

Si buscamos en cualquier diccionario, podremos encontrar sinónimos como: persistencia, constancia, tenacidad, insistencia, empeño, tesón, aplicación, voluntad, firmeza, entereza y en cualquier caso todos estos sinónimos implican que desde el primer momento que lo intentas puedes fracasar, eso lo sabemos todos.

Pero perseverar consiste en no desistir y seguir intentándolo teniendo en cuenta el camino llevado anteriormente y el cual te indujo al error, no cometiéndolo el mismo dos veces.

Aunque la perseverancia no es el símbolo del éxito asegurado, si que es una herramienta mucho más valiosa y hartamente infravalorada, para conseguirlo , más aún que el simple genio o la educación.

La perseverancia es algo que siempre se encuentra en el éxito de cualquiera, sea genio o no. Porque nadie consigue grandes cosas en el primer intento. Y es por eso que se dice que la perseverancia es omnipotente, porque es el factor común del éxito, puedes llegar a él tanto sumándole otras cualidades complementarias, como sin ellas.

Por otra parte la perseverancia siempre es inherente y sin ella no tendría sentido cualquier acción, no pudiendo transformar un comienzo marcado por el fracaso en un final exitoso.

No obstante el termino omnipotencia que le ha inferido desde hace tiempo el siguiente significado que es el de la habilidad de hacer cualquier cosa que uno se propone hacer.

En definitiva y sin más, concluir “nada en el mundo puede sustituir a la perseverancia”. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por si sola tampoco; el mundo esta lleno de cultos sin gloria.

Les animo a plantearse su propia perseverancia pues sólo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes, y se lo digo por pura experiencia.


Ferran Aparicio
25 de enero de 2014