Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta REPRISTINACION. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta REPRISTINACION. Mostrar todas las entradas

domingo, 30 de abril de 2017

REPRISTINACION

La verdad y solo la verdad desde que tengo internet no hay una palabra que se me escape como desconocida en cuanto a su significado, sin buscarla, con una curiosidad desmesurada. Es bien cierto que también lo podía haber hecho hasta ahora con el famoso “María Molina", que me acompañó en mi juventud colegial, pero resulta más cómodo y rápido el hacerlo con el teclado del ordenador incluso con el móvil.

En este caso es la palabra repristinación la que me ha llamado la atención y es que cuando la buscas, te das cuenta que hay  tres términos que aunque con significado semiótico diferente, pueden llegar a confundirse y son: reforma, restauración y repristinación.

Repristinación es volver a dar valor a algo que lo había perdido y no sólo hablamos de arquitectura podemos hablar  de repristinar una tradición, lo que me surge más dudas es si funciona en las relaciones personales  y podemos llegar a repristinar viejas amistades e incluso amores lejanos en el tiempo.

En el caso de la restauración se entiende como reconstruir algo devolviéndolo a su estado original, que trasladado al resto del campo también podría restaurarse viejas tradiciones y en el caso de lo personal lo  veo más alejado y más aproximado a  recuperar en lo personal amistades o personas, aunque en el tiempo estamos seguros que ya no somos los mismos pues las personas evolucionamos en el tiempo.

En caso del término reforma se entiende como el proceso a través del cual se le vuelve a dar forma a algo. También está la Contrarreforma, pero esto ya pertenece a otro tema

La restauración tiene como fin recuperar el estado original de algo en menor o mayor medido y cercano a la restauración está la rehabilitación, pero que no acaba de ser lo mismo, ya que cierta acepción de ´espacio para vivir, o trabajar´ forma parte del juego y en cualquier caso no cabe emplearlo cuando hablamos de relaciones personales. Pero si volvemos adonde hemos iniciado esta reflexión, repristinación y sabiendo que su significado  es devolver algo a su estado inicial u original, empezamos a intuir que es una palabra mayor y va más allá de la restauración. 

En la arquitectura como en la vida misma sabemos  que determinados edificios, desde catedrales a edificaciones civiles  han pasado  por varios momentos. Esta recuperación
de un estado o forma, original o primitiva, de la obra de arte mediante la eliminación de los añadidos estratificados a lo largo del tiempo sobre el mismo, no es aplicable a las personas bien porque evolucionamos , bien porque lo que se  dice queda y lo que se hace o actúa con más abundancia, y cierto frenesí, sim es intencionadamente.

Las dificultades para resucitar una determinada presencia material y formal, para determinar el momento original de un monumento, para establecer que es lo primitivo en
una construcción, para definir que ha de ser eliminado en aras de una mejora , mejora que debe entenderse  en cualquier caso, referido a la conservación del propio monumento, para establecer como se han de completar o añadir las piezas desparecidas con el fin de restituir los aspectos mínimos de la funcionalidad prevista, constituyen en su conjunto una buena parte de interpretar repristinación como un término de dudosa valía conceptual, por cuanto implica una evocación de un tiempo pasado y al fin llegas a la conclusión , que lo pasado, pasado está ,…, como siempre sin más. 

Ferrán Aparicio
      30 de abril de 2017