Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta SUEÑOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SUEÑOS. Mostrar todas las entradas

miércoles, 25 de octubre de 2017

RECUERDOS DE UNA NIÑEZ

No sé si es que últimamente estoy cansado o simplemente que me ha dado por soñar, pero lo que si es cierto que cada día me vienen más, recuerdos  de mi niñez a través de los sueños.Cuando me levanto y recuerdo parcialmente lo soñado,.., me regodeo como la mente es tan sutil como para recordar aquellos pequeños detalles, hechos y acciones incluso caras y personas y personajes que ya no son los mismos.

Pero pensándolo fríamente, si  en este minuto, me encontrara con alguno de estos personajes, mi primer impulso sería salir corriendo. Sin embargo cuando el encuentro es inevitable pues no hay salida, la verdad que resulta cómico como emitimos vaguedades para salir del paso, salvo error u omisión y siempre queda la coletilla del haber cuando quedamos y nos volvemos a ver.

Cuando lo piensas fríamente nuestro acto inconsciente es reconocer que perder la consciencia de una amistad infantil, es como si se borrara de la memoria, una etapa feliz, inocente, autentica y sincera y plenamente  positiva.

Dicen que los niños, los borrachos y las personas de mayor edad son los que se permiten expresarse con mayor libertad, sin frenos y ni tapujos y se supone en dos de los tres casos que lo hacen porque eligen su disponibilidad para compartir y expresar, actuando sin egoísmo inocente solo con el objetivo de procurar un bienestar personal y también ajeno.

En cada una de nuestras etapas de la vida, la infancia la pubertad, la adolescencia, la madurez, nuestras relaciones amistosas van cambiando en cuanto a su forma y contenido. Van desde conocernos a nosotros mismos a través de nuestras relaciones como a mezclar muchas veces lo profesional con lo personal, eso si dentro de una química y empatía común, pues entonces si no es así, ya no hablaríamos de amistad, sino de interés circunstancial. Llegando al final de la vida ya minimizamos todo, hasta el número de amistades con la que nos deseamos relacionar y valorando más que la cantidad, la calidad de la amistad como un factor determinante de nuestras relaciones sociales.

Independientemente de la etapa que nos encontremos de nuestra vida , el concepto de amistad se basa en cuatro pilares fundamentales y comunes a todo el mundo y estos son: la confianza, la sinceridad , la fidelidad y la reciprocidad, y cuando uno de ellos flojea la amistad tiembla, pero si caen dos; se arruina evidentemente, aunque sólo sea por razones físicas de la teoría del equilibrio estático.

Otro de los factores que influyen en las amistades tanto infantiles como coetáneas, es el factor evolución en el tiempo, si nosotros mismos hemos cambiado en el tiempo, que podemos encontrarnos  en alguien al que no hemos visto desde hace tiempo,…, pues simplemente un extraño con cara evolucionada.

Al final y en cualquier caso sólo se trata de preguntarnos si existen esos cuatro pilares fundamentales, aunque haya pasado el tiempo y si no reaccionar y aceptar algo tan simple como que ya no somos amigos, sino un recuerdo en una etapa de nuestra vida.

                                                           Ferrán Aparicio
                                                  25 de Octubre de 2017


martes, 1 de agosto de 2017

SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS

Dicen los expertos que uno de los secretos para conseguir lo que quieres es soñar o imaginarlo, si bien, si lo piensas bien hay unas grandes diferencias entre una actitud y la otra tanto conceptualmente como en la divina realidad.

Estamos en una sociedad donde los mensajes subliminares están por todas partes, televisión, twitter, radio y cualquier medio que por definición se  acerque a la comunicación aunque sea virtual.

Lo que está claro es que nos podemos plantear desde dos puntos de vista; desde lo material y desde lo espiritual y el planteamiento tiene perspectivas distintas. 

Las cosas materiales tiene su sitio, el que nosotros hemos dispuesto para ellas y hemos creado de una forma imaginativa incluso a veces casual, sin embargo las cosas intangibles como los viajes, las lecturas, los aprendizajes , las decisiones incluso los atrevimientos, sus recuerdos, los mios….. son cosas, experiencias, conceptos e ideas que nos lo llevamos a donde vayamos y eso en definitiva nos convierte en los que somos.

Estamos en una sociedad que nos da múltiples ideas sobre dónde utilizar nuestra vida y también nuestro dinero, que da importancia a lo banal y nos convence de que somos imperfectos. En definitiva constituye una  posibilidad, que  es como luchar desesperadamente intentando llegar a un ideal absurdo, con el peligor de no habernos movido del mismo sitio, lo cual no es cuestión baladí, si pensamos que la vida es una evolución con una sucesión de etapas. 

También es cierto que tratar de convertirnos en otra persona cuesta mucho  tiempo y dinero, pues nada es gratuito o pocas cosas lo son y al final nos quedamos eternamente frustrados, es por  ello que  hay que comenzar a tomar decisiones de compra consciente, y diversificar entre sueños e imaginaciones. 

Y aunque es bien cierto, que  no hay más que vivir del momento del presente , nuestra proyección a través de sueños es una forma  de aceptar que lo que estas gastando tanto económicamente como espiritualmente es tiempo de tu vida que se te fue y que ya no recuperarás , por lo que hay ser conscientes de que nuestros imaginaciones versen dentro de una realidad soñada.

Al final solo contará el pensar racionalmente y pragmáticamente el hecho de no arrepentirnos de aquello que hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer o simplemente el hecho de haber tenido el coraje de expresar y vivir aquello que realmente sentía.

La felicidad como anhelo sólo se basa en realidades y no en sueños y hay que planificar  e imaginar aquello que nos puede llegar a llenar pues cuando llegue tu momento de dejar este mundo, te irás con aquello que ha satisfecho tus sueños, vivencias y muy importante de paz.

Ferrán Aparicio
1 de agosto de 2017

sábado, 1 de julio de 2017

IMAGING PEOPLE

Me resuena imaging people como esa  canción de John Lennon y Yoko Ono, y es que nos pasamos la vida imaginando, como algo que nos caracteriza como esa forma de focalizar al deseado o anhelado o simplemente creándonos expectativas  de sueños como motor de la dinámica de la pasión por la vida.

Hemos oído siempre que el elemento y la pasión son dos motores fundamentales en el desarrollo de una vida plena, pero también es bien cierto que vivimos en el imperio de lo mental, de las experiencias pensadas y no vividas, bien porque nunca nos atrevimos a vivirlas, bien por miedos o simplemente porque las circunstancias no fueron propicias para ejecutarlas y las derivamos en el tiempo.

Lo racional está tan sobrevalorado que creemos a menudo que pensar las cosas equivale a hacerlas y experimentarlas, pero con la perspectiva del tiempo nos damos cuenta , que nos estamos auto engañando y que esto no es realmente cierto, pues nada ni  nadie sustituye a la experiencia de lo vivido, y tanto positivamente como negativamente. 

También es cierto de la conveniencia de la observancia como fenómeno, cuando nos relacionamos de una forma sincera aprehendemos  de situaciones que nos cuentan los demás,  tanto como una alerta ante lo negativo, como un aprendizaje en lo positivo , pero no trasciende a una información racional que no puede ser sustituida por  la experiencia sino como un acto complementario a la formación de una opinión racional.

Aunque creemos conocernos o al menos insertarlo, la pura verdad es que no podemos imaginarnos como nos sentiremos ante una situación, es por ello que cuando vivimos aquellas situaciones que hemos imaginado no resultan tan espectaculares como nuestras  expectativas habían previsto, y es que por tendencia natural el ser humano tiende a sobreestimar aquellas situaciones que hemos soñado o deseado. En semsun contrario también muchas veces y en sesgo a lo positivo, lo que hemos deseado para una situación futura es mucho  mayor  a nuestra imaginación.

En esta controversia se  sitúa nuestra capacidad para decidir y en caso contrario dejar que nuestra intuición como acto procedente del inconsciente nos derive a tomar decisiones sin juicios racionales añadidos.

Esa decisión procedente de la intuición y de la sincronicidad es la que muchas veces la vida nos lleva a mejor puerto, o al menos a puertos que no habíamos  pensado alcanzar, lo cual no es cuestión baladí, pues dejando la racionalidad, la creatividad del momento es vivida con los cinco sentidos.

Les animo como siempre a utilizar el imaging people como herramienta parar vivir más experiencias, no el sentido de pensarlas sino también en vivirlas, pues es la única forma de ir encaminando en el encuentro del elemento o pasión, como motores de la vida.

Ferrán Aparicio
1 de julio de 2017

martes, 30 de mayo de 2017

SUEÑOS PARA UN DIA

NUNCA DEJES DE SOÑAR
Hay días que son especiales bien porque celebramos nuestro santo, bien porque celebramos nuestro aniversario, para unos sólo lo es uno, porque por sus convicciones no celebran su onomástica. Para mí que a  soy de los que piensan “a burro grande,…, ande o no ande”, ambos me son de gran alegría además de tener el honor de tener el nombre de un gran Rey “Fernando El Católico”.

Y puestos a elegir un regalo especial para este día, y después de mucho pensar he decidido uno muy baratito y efectivo y es que nunca me falten los sueños, tanto los oníricos como los reales.

Muchos son los que piensan que los sueños revelan mensajes inconscientes que nuestro cerebro en estado de inhibición nos pretenden mostrar con una subliminal imagen de expresiones que muchas veces no entendemos, pero también los sueños se proyectan como aquello que anhelamos y de una forma placentera imaginamos mientras dormimos y mientras estamos despiertos.

El sueño, lo sueños y la ensoñaciones tienen muchas connotaciones como expresión de su contenido, pero el punto  de común encuentro o el que debería serlo es el hecho de que  nadie ni nada nos pueda quitar el sueño, porque nuca deberían  quitar las ganas de seguir soñando, lo que desvela en cierto modo el anhelo por algo que realmente nos gusta, bien sea de forma sustantiva o adjetiva.

Si lo piensas fríamente algo tan básico y esencial es el hecho de soñar y por ello nunca deberíamos de dejar de soñar en el presente como proyección del futuro y porque al mismo tiempo soñar es el principio de hecho realidad.

En el mismo sentido y como decía Escarlata Ojara en la película “Lo que el viento se llevó”,…, no permitas que nadie te quite el derecho a lograr tus sueños, pues al fin y al cabo los sueños son en parte como la pasión y la ilusión, motores de la vida que te permiten seguir adelante.

Es bien cierto que los sueños,…, sueños son, pero por una parte son la proyección de nuestros deseos y por otra parte, esa creatividad del subconsciente que de alguna manera manifiesta un deseo escondido y no reconocido; es por ello que nunca lo conseguimos y a la primera y en la perseverancia y constancia es el secreto para desarrollar tu sueño.

Sólo el hecho de tener la capacidad de soñar y fomentarla te da la energía suficiente comom para pensar que cada día es el último día y ha valido la pena, lo que te recuerda que te mereces todos los sueños del mundo.

No hay mejor regalo que tener sueños y esperanza de tenerlos, renovarlos y creer que todo lo que quieras logra en la vida lo puedes conseguir. Por ello estoy convencido del regalo que me he hecho que al fin y al cabo no es más que seguir en la línea que he vivido ,.., eso sin con tesón y creatividad , como siempre ,.., sin más.
                       Ferrán Aparicio
                                                            30 de Mayo de 2016

domingo, 10 de enero de 2016

NUEVO AÑO,.., NUEVA VIDA


Nuevo año nuevo, nueva vida nueva

Ya hemos pasado las Navidades, la Nochevieja, los Reyes Magos y sólo nos queda el sentarnos a pensar como nos vamos a plantear este nuevo año, nuevo como una nueva vida nueva.

 Los que sentimos cierta inquietud y hemos pasado esa etapa en que la vida se empieza a vivir a  partir de los cincuenta tenemos que ser muy cuidadosos en lo que nos proponemos,.., o al menos eso me parece a mí.

 El primer paso como todo en la vida se traduce en saber lo que queremos,…, me resuena la canción: “no estamos locos,.., sabemos lo que queremos, vive la vida como si fuera un sueño......"

 Lo importante como siempre radica en el compromiso por el proceso de cambio, no es cuestión de sentirse mal, sino simplemente de reconocer que nuestra rutina ha llegado a su límite y necesitamos un proceso de cambio.

 El problema como siempre es salir de nuestra zona de confort o de nuestro desánimo ante el enfrentamiento a los miedos de un cambio, pues siempre no asumimos el riesgo de equivocarnos.

Sin embargo cuando abrimos los ojos a la realidad del tiempo nos damos cuenta que estamos estancados en una vida que ya no nos aporta nada y que tácitamente no nos satisface totalmente, por mucho que satisfaga nuestras necesidades básicas.

Reconocer la curiosidad como una actitud de motivación intrínseca no es un mal comienzo para replantearnos sabiendo que ya estamos iniciando un proceso, y que  como siempre empieza en ese justo momento donde los hábitos diarios se convierten en una rutina  que ya  no os aporta nada.

Dicen que visualizar aquello de lo que queremos obtener es una forma de empezar aquello que intuimos de alguna forma como algo que aunque sea una sombra virtual de nuestro deseo, supone el inicio de la  materialización de la imagen que hemos visualizado.

Cada persona somos un mundo y cada mundo tiene una evolución, lo que resulta evidente es que las conductas humanas suelen llevar un  entramado parecido a la estructura de una obra teatral donde todo se desarrolla desde la trilogía del argumento, desarrollo y culminación del acto teatral.

Ya decía Calderón de la Barca, que la vida era puro teatro, además de ser un puro sueño, quizás de alguna forma se avanzaba en el concepto moderno de la evolución.
 
Es por ello que ser curiosos y soñar de una forma gratuita es empezar a  aprender quienes somos y que es lo que realmente nos recompensa en cada etapa de  una  vida.

Al final de todo lo que tenemos mucho más claro es que cada día es una nueva oportunidad, el pasado, pasado está, y  cada día es una nuevo acontecimiento para replantearnos  en el hecho de avanzar siendo conscientes de nuestras luces y nuestras sombras, como siempre sin más.

                                                        Ferrán Aparicio
                                                    10 de Enero de 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

jueves, 5 de marzo de 2015

EL VIAJE SIN RETORNO


Este fin de semana de visto una de esas películas, de mantita, sillón y chimenea y me he quedado muerto y les digo muerto porque sé que de momento estoy vivo.
La vuelta de ese viaje sin retorno que es la vida es un hecho inverosímil, pues lo que es cierto para casi todo el mundo que nadie vuelve, al menos físicamente  a visitarnos.
Para mucha gente con un alto grado de consciencia y paz interior nuestro nacimiento no es nuestro principio y por supuesto nuestra muerte el final, en el sentido que nuestra alma pervive incluso después de la muerte, o al menos eso es lo que mantienen un puñao de expertos en materia.
Siempre se ha hablado como en la película, que tras la muerte en el primer momento hay un largo túnel después del cual se ve la luz, sin embargo otros sectores afirman que tras la muerte y una vez fuera de nuestros cuerpos vamos a sentir como un tirón lejos de nuestros cuerpos pasando  a ser de actores a espectadores de nuestra vida.
También mucha gente ha relatado como antes de trascender de la vida a la muerte, la muerte pasa como una secuencia rápida en la que acontece toda nuestra vida fugazmente de una manera apacible, pero todos hemos tenido conocimiento de muertes apacibles e inconscientes, debido a enfermedades que van desde un alzhéimer hasta una muerte súbita durmiendo, lo cual aleja la idea de que todo muere y  se siente por igual.
Lo que está claro que llega un momento en tu vida que estando vivo por “H” o por “B” , te replanteas la vida y te das cuenta que el tiempo ha pasado y el que te quede no estas para perderlo en cosas superfluas ni  innecesarias.
Como diría Meryl streep,  no tengo tiempo ni paciencia para aguantar cosas y personas que me aburren dado que  la cuenta atrás ha comenzado y necesito vivir intensamente.
Por otra parte sólo revisamos nuestras vidas cuando algo va mal o no funciona lo que constituye un gran error, como planear por la noche el día de mañana o tomar decisiones en un estado de desesperación, por lo que ha llegado el momento de revisar nuestras vidas sin miedos, desde la vida y con tranquilidad consciente y atajar el camino innecesario que supone aquello que no necesitamos vivir tanto físicamente como emocionalmente.
El miedo como emoción es una sensación común para todo el mundo y se puede traducir como esa aversión a enfrentarnos a algo que no nos gusta; el paradigma se plantea cuando si todos somos conocedores cuando nacemos que todo tiene un comienzo y un fin, como no reaccionamos en el camino de una forma más inteligente.
Les animo a replanteárselo, a revisar sus sueños, ilusiones y esperanzas pues una vez pasado el tren de la vida sólo nos queda que descansar en el sueño de los justos, ese sueño en el que el alma es lo único que queda como esencia espiritual de lo que hemos sido.

 

                                                           Ferrán Aparicio
                                                       5 de marzo de 2015