Páginas vistas en total

miércoles, 30 de agosto de 2017

idealist@s: NI PIDAS A QUIEN PIDIO, NI SIRVAS A QUIEN SIRVIO

idealist@s: NI PIDAS A QUIEN PIDIO, NI SIRVAS A QUIEN SIRVIO: D ice el refranero español y el compendio de latinos glosados que: “Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien  sirvió”, fue muchas veces t...

NI PIDAS A QUIEN PIDIO, NI SIRVAS A QUIEN SIRVIO


Dice el refranero español y el compendio de latinos glosados que: “Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien  sirvió”, fue muchas veces trastocado diciendo: Ni sirvas a quien sirvió, ni pidas a quien pidió, trastocados los términos.

Significa el refrán, que el que pidió, nunca ha de acertar a hacer  beneficiario alguno, ni que el que sirvió a ser amo. Otra acepción genérica dice, porqué los que de estado humilde suben a grandeza, suelen ser más  soberbios e insufribles que los que nacen nobles y poderosos.
Ni todo se ha de callar, ni todo se ha de hablar, pero valga la redundancia en su contenido un cuento que más o menos decía:

“ Un rio , desde su orígenes en lejanas montañas, después de pasar a través de toda clase y trazado de campiñas, al fin alcanzó las arenas del desierto. Del mismo modo que había sorteado todos los otros obstáculos, el rio trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto llegaba a éstas.

Estaba convencido, no obstante, de que su destino  era cruzar ese desierto y sin embargo no había sorteado todos los obstáculos, el rio trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto como llegaba a éstas.

Estaba convencido, no obstante, de que su destino era cruzar este desierto y sin embargo, no había manera. Desde su interior surgió un susurro, que le decía: El viento cruza el desierto y así puede hacerlo el río. El rio objetó que se estaba estrellando contra las arenas y solamente conseguía ser absorbido, que el viento podía volar y ésa era la razón por la que podrá cruzar el desierto.

Esta idea no era aceptable para el río. Después de todo el nunca había  sido absorbido antes. No quería perder su individualidad, siempre había luchado por ella, era un espíritu libre , generoso y colaborador y una vez perdido todo esto, cómo uno puede saber si podrá recuperarlo alguna vez, se preguntaba.

De repente escuchó un grito: El viento, le dijeron las arenas , cumple esta función. Eleva el agua, la trasporta sobre la tierra y luego la deja caer, emanando como lluvia, el agua nuevamente se vuelve río.

Cuando oyó esto, ciertos ecos comenzaron a resonar en los pensamientos del río. Vagamente, recordó un estado en el cual él, o una parte de él, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó u estado en el cual era él, o una parte de él, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó que eso era lo que realmente debía hacer, aun cuando no fuera lo más obvio. Y el río elevo sus vapores  en los acogedores  brazos del viento, que gentil y fácilmente lo llevó hacia arriba y a lo lejos, dejándolo caer suavemente tan pronto hubieron alcanzado la cima de una montaña, muchas pero muchas tierras más lejos.

Y porque el río había tenido sus dudas, el río pudo recordar y registrar más firmemente en su mente, los detalles de la experiencia, reflexiono y asintió ahora conozco mi verdadera identidad. El río estaba aprehendiendo por las arenas susurraron: nosotras conocemos, porque vemos suceder esto día tras día y porque nosotras las arena, nos extendemos por todo el camino que va desde las orillas del río hasta la montaña pero somos inamovibles”

Y por eso que se dice que el camino en el cual el rio de la vida ha de continuar su travesía, está escrito en las arenas.

Preocúpate más de tu consciencia, que por tu reputación, porque tu consciencia es lo que eres y la reputación es lo que demás piensan de ti, que a la sazón es el problema de los demás.
Ferrán Aparicio
     30 de agosto de 2017



lunes, 28 de agosto de 2017

idealist@s: LO DIFICIL DECIR ADIOS

idealist@s: LO DIFICIL DECIR ADIOS: Me viene a la cabeza un pensamiento de los que denominamos rápidos y que el subconsciente lanza de repente y es el hecho de la dificultad...

viernes, 25 de agosto de 2017

LO DIFICIL DECIR ADIOS

Me viene a la cabeza un pensamiento de los que denominamos rápidos y que el subconsciente lanza de repente y es el hecho de la dificultad de decir adiós.

La mente  humana, las personas, los personajes que representamos, somos profundamente egoístas y es por ello que nos aferramos a las cosas,…., los bienes, muebles e inmuebles y también a las personas , los amigos , nuestra familia y como no a nuestros padres , aquellos que nos dieron la vida.

Somos egoístas, en el sentido que todo este conjunto de cosas, personas y conceptos, los consideramos como algo propio y algo que nos pertenece,.., y la pura realidad es que esto no es así. Hay leyes de vida, etapas, situaciones y más situaciones, que le dan a cada cosa, persona, padre o madre su tiempo de vida sin que esto sea algo fijo , sino todo lo contrario variable en cada persona y por supuesto en el tiempo.

Si vemos que hemos invertido nuestro tiempo y nuestro esfuerzo en  algo o alguien, desde nuestra propia casa, relaciones de amistad,…, objetos, cuadros, caprichos y cualquier cosa llamada deseo y ya no nos pertenecen, bien por circunstancias, por alejamiento, o porque simplemente no las merecemos es mejor alejarnos de nuestra egoísta idea de propiedad para pasar un tiempo de dolo o duelo y aceptar que fue un placer luchar por aquello que anhelamos, obtuvimos y de alguna forma disfrutamos.

Precisamente porque la vida son ciclos, etapas que iniciar y puertas que cerrar para poder avanzar, como decía Claudio Cuello es importante abandonar el círculo dejarlo atrás,  y volver a empezar de nuevo, por aquello de que mientras hay vida hay esperanza.

El problema inmediato es sacra fuerzas para poder afrontar la situación, sea del tipo que fuere, desde vaciar una casa para venderla a despedirte de un ser querido que ha llegado a su eternidad, por decir un algo o de alguien.

Aunque duela, porque siempre duele despedirnos aquello que circunstancialmente hemos querido, bien sea material o espiritualmente,  a veces es mejor saber decir adiós a ese amor que ya no nos enriquece, o dar por finalizada esa amistad que se basa ya más en el egoísmo que en el altruismo, o simplemente a ese ser querido que nos abandona.

La vida es un continuo fluir donde solo los más valientes logran andar con la felicidad que merecen, aunque socialmente todos la merezcamos, eso sin con perseverancia, plenitud y satisfacción, aunque en ocasiones debamos hacer algún que otro sacrificio por nuestro bien.

De vez en cuando, hay que aquietar, que no parar y plantearnos las dependencias que tenemos pues aunque no todos los días podemos gozar de una felicidad absoluta es importante y debes saber cómo te encuentras, qué sientes, qué te duele y qué te falta. Y hacer un balance de cómo podemos depurar las emociones y  aprehender a ser más optimistas.

En cualquier caso el adiós debe darse con sinceridad, apertura emocional y decisión, es una necesidad de como  comenzar una nueva etapa,  otra oportunidad de ser feliz, como siempre, .., sin más.

Ferrán Aparicio
   25 de Agosto de 2017

lunes, 21 de agosto de 2017

idealist@s: LA LIBERTAD ES SABER ELEGIR

idealist@s: LA LIBERTAD ES SABER ELEGIR: Si lo piensas  fríamente existen algunos comportamientos claves que nos ayudan a darnos cuenta de cuando  hay gente que no quieren compar...

domingo, 20 de agosto de 2017

LA LIBERTAD ES SABER ELEGIR

Si lo piensas  fríamente existen algunos comportamientos claves que nos ayudan a darnos cuenta de cuando  hay gente que no quieren compartir, aunque sea una pequeña porción de tiempo con nosotros.

La motivación de muchos de ellos se basa en que te vean como una posibilidad y no como una certeza y reflexionando en un día como hoy que cumplo años,  te das cuenta que te mereces ser un plan prioritario y no una opción segura cuando los planes iniciales fallan.

Es cierto, que a todos nos ha pasado tener a un amigo, una pareja o un familiar al que incluiríamos sin dudarlo dentro de nuestras prioridades pero que, en un momento dado, ha comenzado a darnos un poco de lado. Puede que algo haya pasado y lo mejor es hablarlo, pero también puede que ya lo hayas hecho y la falta de interés por mantener el contacto o conservar la relación empeore progresivamente: y hay que recordar  que quererse no tiene calendario.

Hoy  me  hago un homenaje y me centro en  el hecho de que la libertad es saber elegir, sin connotaciones, ni coacciones, sin principios ni valores , algo como natural y de una forma brutal.

Solo se trata de reconocer y afirmar que cuando alguien nos toma como una opción secundaria, como el plan B que a nadie le gusta ser, lo que está haciendo es elegir libremente qué compartir de sí mismo y con quién hacerlo y resulta que esa elección nos ha colocado en un segundo plano, y ese derecho lo tenemos innatamente todos los que vivimos y sobrevivimos.

Por mucho que nos duela  y por aquello que la libertas  es  saber elegir, no se puede obligar a los demás a que te respondan como te gustaría, al igual que tampoco puedes sacrificar tu dignidad y tu amor propio a costa del egoísmo de cualquier persona.

El afecto desigual solo te conduciría a una realidad falsa llena de esperanza por un futuro que es improbable que alguna vez llegue a ser presente.

Es por ello que esa libertad de elección la tenemos todos y no sólo es exclusiva de alguien, tú también la tienes. Por ello te recomiendo que lo pienses y aún con grandes posibilidades de equivocarte elige bien a quién quieres en tu vida y, cuando lo hagas, es probable que sea el momento de pensar quién te ha elegido en la suya: valora a quien te demuestre que quiere estar a tu lado. Es un proceso muy natural de empatía social, pues al final nos encaramos a aquello que somos afines en principios y valores y lo que es bien cierto que todos vamos evolucionando en el tiempo y al final y con la perspectiva del tiempo , son pocos con los que empezaste el camino los que siguen a tu lado, todos nos hemos reposicionado lo que no impide que nos sintamos bien.

Al final, la experiencia te demuestra una vez pasado los correspondientes duelos, que sólo se  trata de cultivar relaciones honestas que permitan mantener una autoestima equilibrada y nos dejen retroalimentarnos de las pequeñas cosas de los dos. No es algo fácil, pero los retos con las mejores recompensas nunca lo fueron.

             Ferrán Aparicio
20 de Agosto de 2017

miércoles, 16 de agosto de 2017

idealist@s: SORPRESAS TE DA LA VIDA

idealist@s: SORPRESAS TE DA LA VIDA: Es bien cierto que sabemos lo que estamos haciendo en este momento y quizás incluso tenemos un plan para mañana, pero lo que también es c...

martes, 15 de agosto de 2017

SORPRESAS TE DA LA VIDA

Es bien cierto que sabemos lo que estamos haciendo en este momento y quizás incluso tenemos un plan para mañana, pero lo que también es cierto que la vida corre como un galgo, sin darnos cuenta que no avanzamos hacia el infinito, sin tener garantizado ni cómo ni cuando acabaremos este proceso vital.

Hay momentos como cuando se acerca tu aniversario, que paras y reflexionas y te das cuenta que has pasado un año más para la cuenta atrás, y que  las décadas van pasando con todas su connotaciones, los veinte , los treinta , los cuarenta ,…, una gran crisis de medianía de edad , y llegan los cincuenta , colmatados de experiencias y desafíos,.., y siguen los sesenta y aunque cada día tenemos más esperanza de vida, empiezas a verle las orejas al lobo, aun cuando no tienes  que enfrentarte a una serie de desafíos físicos  y psicológicos, y estando gozando de la plenitud de tu vida.

Pero cuando lo piensas fríamente y haces un ejercicio de valoración te das cuenta como se han ido sucediendo las etapas en tu vida, con todo lo bueno, lo menos bueno, incluso con aquello que te ha hecho mella y llegas a la conclusión que el secreto de asumir tu edad y sólo la tuya, es mirarlo a la cara y ser consciente que ya no tienes dieciocho años y que existen una serie de limitaciones a las que te tendrás que enfrentarte, eso sí con alegría.

Al final a parte de las canas, las arrugas, y alguna que otra dolencia, lo que más valoras es tu propia experiencia, esa que te has ganado a pulso y de una forma voluntaria, y es por ello que centrándote en esta experiencia es donde encuentras la clave imprescindible para dedicarte el máximo tiempo a ti mismo y a lo puramente personal, pues ya no hay más escusas para no hacerlo.

La madurez es un grado que no tiene desperdicio, ya no pierdes el tiempo en cosas superfluas y valoras lo que  a ti te interesa y a quien te interesa, pasando de convencionalismos. Ya sabes lo que no quieres, lo que evitas, lo que en el fondo te interesa y lo que ya definitivamente no te interesa.

Los cánones de la belleza ya no te interesan como lo hacía en etapas anteriores, desde el mundo de la moda hasta los cánones de belleza, sin embargo esas canas que te hacen tan interesante, son las que de alguna forma tienes que cuidar, pues es una forma de alimentar la autoestima independientemente de generar tu mejora de salud , lo cual no es cuestión baladí.

Si analizamos la autoestima como principio y valor,  te das cuenta que simplemente estamos hablando de amor propio, algo personal e intransferible. Es por ello que una vez asumida tu edad y a pesar del duelo que produce  asumirlo, sólo tienes que tener en cuenta tus propias limitaciones y priorizar en aquello que realmente te apetece y te hace feliz, siendo consciente que toda tu vida se ha sustentado en aquello que voluntariamente has conseguido.

Al final solo se trata de reorganizarte y plantearte o retomar nuevos proyectos o retomar aquellos que dejaste a un lado, siendo consciente de tus propias limitaciones.

Ferrán Aparicio
     15 de agosto de 2017

jueves, 10 de agosto de 2017

EL YIN YANG DE LA SOLEDAD

Describe las dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración.

El yin yang son dos conceptos del taoísmo, que expone dualidad de todo lo que existe en el universo. El yang es una energía luminosa, positiva que se presenta de manera intensa, en cambio, el yin es una luz pasiva, negativa. 

Cada objeto o situación se relaciona con estas dos dualidades y el feng shui se encarga de encontrar un equilibrio para lograr bienestar y fortuna.

Algunos autores relacionan el yin yang con luz y sol, hombre y mujer pero son definiciones equivocadas ya que el taoísmo es compuesto básicamente por energía positiva o negativa. Las dos esferas dentro del símbolo representan la idea de que cada una de las fuerzas alcanza su punto extremo y se manifiesta dentro de sí un sentimiento opuesto.

En relación al punto anterior, cuando existe un equilibrio es sinónimo de bienestar pero cuando se rompe el mismo se puede observar conflicto en la vida del ser humano, ya que no debe de existir exceso ni carencia de yin o yang ya que influye en la energía de forma negativa y la práctica de feng shui permite percibir y buscar el equilibrio en los hogares y en la vida del individuo.

Con la soledad sucede un poco lo mismo pòr una parte resulta pasiva, oscura y absorbente ya al mismo tiempo en ese yin yang del equilibrio es luz, actividad y penetración.

La soledad tiene muchas caras: conformismo, valentía, disfrute o sufrimiento. Frida Kahlo las resume todas en este precioso poema, que como siempre les transcribo:

Se venden soledades frágiles, esas que susurran al oído que no somos felices si no tenemos a alguien más.

Se regalan soledades conformistas, las que te obligan a quedarte en un lugar donde tu corazón no quiere estar.

Se rompen soledades adictas al sufrimiento, baja autoestima y doble moral.

Se desechan soledades de rechazo y culpabilidad, de terribles reproches y represiones, de esa pertubadora voz que te dice que nada cambiará.

Oh, querida soledad, de ti han hablado muy mal, has devorado almas pero tu objetivo es transformar. Asustas y quebrantas, eres la portadora de un nuevo comenzar.

Se alquilan soledades apacibles, las que cautivan y cuestionan la feminidad. Las que con sus silencios nos llevan a conocer nuestra sexualidad.

Se comparten soledades que buscan enseñar, ver más allá de físicos y etiquetas, lo divino que es cambiar.

Se transforman soledades en donde la mujer se pueda apoderar de esas crueles mentiras y cadenas que no nos dejan avanzar.

Se enamoran soledades, la justicia y la maldad, lo blanco y lo negro, el eterno balance, así eres tú, irónica soledad.

¡Oh, “querida” soledad, te hemos juzgado mal!

      Ferrán Aparicio
10 de agosto de 2017

lunes, 7 de agosto de 2017

idealist@s: PRIORIDADES PERSONALES

idealist@s: PRIORIDADES PERSONALES: Hay frases, dentro de un artículo, que no tienen desperdicio y te hacen reflexionar de una manera especial, bien porque te producen sorpr...

sábado, 5 de agosto de 2017

PRIORIDADES PERSONALES

Hay frases, dentro de un artículo, que no tienen desperdicio y te hacen reflexionar de una manera especial, bien porque te producen sorpresa, bien porque te entristecen por acercarse a la verdad absoluta de la vida , bien porque no te dejan indiferente y das un pasito más hacia adelante en el camino de tu propia evolución.

Este es el caso de un artículo de Carmen Castillo Zamora, que me permito parafrasear:
“Aprendí que quien no te busca no te extraña y quien no te extraña, no te quiere. Que la vida decide quién entra en tu vida, pero tú decides quien se queda. Que la verdad duele una sola vez y la mentira duele para siempre. Por eso valora a quien te valora, y no trates como prioridad a quien te trata como una opción. (Carmen Castillo Zamora)”

 Es evidente que si alguien quiere, tendrá tiempo, y  si no tiene tiempo es porque no quiere o porque tiene otras prioridades que le interesan más. 

Es por ello que no hay que dejarse que te mientan y tampoco resulta necesario auto engañarse, porque de hecho en la medición y organización de nuestros tiempos , siempre habrá un hueco reservado para una persona a quien se tiene ganas de ver, con quien se tiene intención de hablar o de quien preocuparse, es sólo  una prioridad personal de la base del cariño y del amor.

Conforme vamos creciendo la vida nos va poniendo más complicada la tarea de conseguir esos huecos para los demás o incluso para aquellas actividades que tanto nos gustan, principalmente porque nos invaden otras ocupaciones que nos roban casi la totalidad del tiempo libre del que disponemos. Sin embargo, no es verdad que no lo tengamos: dicen que “querer es poder” y, en el caso de las relaciones personales, resulta una premisa muy importante.

Es bien cierto que la atención no se ruega, incluso que pasado los duelos de las desilusiones, llegas a  acoplarte al estado de la indiferencia, al menos como muestra de superación de la decepción, y  por otra parte como medio de abrir los ojos a otros caminos y otras perspectivas. Es una consecuencia natural del paso de los años que tengamos que ir aprendiendo a organizar los espacios libres ante  otras cosas como el trabajo, la vida cotidiana o simplemente nuestras relaciones personales y sociales; razón por la cual hay quien afirma que la vida es un cúmulo de prioridades y segundas opciones.

Cuando clasificamos mentalmente nuestras relaciones en prioridades u opciones lo que hacemos realmente es movernos en función del valor que le damos a unas u otras personas. Por lo tanto, abre los ojos todo lo que puedas y, si te das cuenta de que no te dan el valor que te mereces, no lo ruegues: mendigar atención es algo que sí que no se merece nadie.

Si te encuentras en esa situación en la que sientes que das el 100 por 100 de ti mismo, por algo que debe ser recíproco y no lo es, quizá es el momento de ver que detrás de la falta de tiempo hay excusas y poco interés. Suele ser doloroso y decepcionante, pero es más saludable a la larga solucionar ese desequilibrio que seguir manteniéndolo: al fin y al cabo la unión de dos personas es un contrato, en el cual dar es gratificante pero recibir también es necesario dar , si es que realmente lo sientes o quieres hacerlo como una prioridad personal.

Ferrán Aparicio
5 de agosto de 2017

martes, 1 de agosto de 2017

idealist@s: SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS

idealist@s: SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS: Dicen los expertos que uno de los secretos para conseguir lo que quieres es soñar o imaginarlo, si bien, si lo piensas bien hay unas grande...

idealist@s: SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS

idealist@s: SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS: Dicen los expertos que uno de los secretos para conseguir lo que quieres es soñar o imaginarlo, si bien, si lo piensas bien hay unas grande...

SUEÑAS O IMAGINAS QUE SUEÑAS

Dicen los expertos que uno de los secretos para conseguir lo que quieres es soñar o imaginarlo, si bien, si lo piensas bien hay unas grandes diferencias entre una actitud y la otra tanto conceptualmente como en la divina realidad.

Estamos en una sociedad donde los mensajes subliminares están por todas partes, televisión, twitter, radio y cualquier medio que por definición se  acerque a la comunicación aunque sea virtual.

Lo que está claro es que nos podemos plantear desde dos puntos de vista; desde lo material y desde lo espiritual y el planteamiento tiene perspectivas distintas. 

Las cosas materiales tiene su sitio, el que nosotros hemos dispuesto para ellas y hemos creado de una forma imaginativa incluso a veces casual, sin embargo las cosas intangibles como los viajes, las lecturas, los aprendizajes , las decisiones incluso los atrevimientos, sus recuerdos, los mios….. son cosas, experiencias, conceptos e ideas que nos lo llevamos a donde vayamos y eso en definitiva nos convierte en los que somos.

Estamos en una sociedad que nos da múltiples ideas sobre dónde utilizar nuestra vida y también nuestro dinero, que da importancia a lo banal y nos convence de que somos imperfectos. En definitiva constituye una  posibilidad, que  es como luchar desesperadamente intentando llegar a un ideal absurdo, con el peligor de no habernos movido del mismo sitio, lo cual no es cuestión baladí, si pensamos que la vida es una evolución con una sucesión de etapas. 

También es cierto que tratar de convertirnos en otra persona cuesta mucho  tiempo y dinero, pues nada es gratuito o pocas cosas lo son y al final nos quedamos eternamente frustrados, es por  ello que  hay que comenzar a tomar decisiones de compra consciente, y diversificar entre sueños e imaginaciones. 

Y aunque es bien cierto, que  no hay más que vivir del momento del presente , nuestra proyección a través de sueños es una forma  de aceptar que lo que estas gastando tanto económicamente como espiritualmente es tiempo de tu vida que se te fue y que ya no recuperarás , por lo que hay ser conscientes de que nuestros imaginaciones versen dentro de una realidad soñada.

Al final solo contará el pensar racionalmente y pragmáticamente el hecho de no arrepentirnos de aquello que hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer o simplemente el hecho de haber tenido el coraje de expresar y vivir aquello que realmente sentía.

La felicidad como anhelo sólo se basa en realidades y no en sueños y hay que planificar  e imaginar aquello que nos puede llegar a llenar pues cuando llegue tu momento de dejar este mundo, te irás con aquello que ha satisfecho tus sueños, vivencias y muy importante de paz.

Ferrán Aparicio
1 de agosto de 2017