Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta INTELIGENCIA EMOCIONAL. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta INTELIGENCIA EMOCIONAL. Mostrar todas las entradas

miércoles, 1 de marzo de 2017

EMOCIONES CONTROLADAS

Últimamente llevo una temporada en que  me llama la atención, como determinadas personas controlan sus sentimientos.

La pura verdad es  que no sé si es una estrategia o una manera de manifestar una emoción controlada, que de alguna  manera maquiavélica, manifiesta  que el fin justifica los medios.

La postura ante la vida es la de ser un líder, en la que las emociones son la forma de dirigir la atención, desde hablar de una manera muy suave , lenta , rítmica y concisa , sin una palabra más alta que la otra , y muy bien expresada tanto en su contenido como en su expresión semántica exquisita y escueta.

Es bien cierto que el cerebro al trabajar la atención, es capaz de gestionar de manera óptima las emociones.

El desarrollo de la inteligencia emocional  intrapersonal es la gestión de uno mismo, y tiene mucha relación con la manera que prestamos atención a nuestro interior.

Para entenderlo claramente, lo mismo ocurre cuando  cuidamos nuestro exterior, desde nuestro look personal hasta la imagen que queremos reflejar de nosotros mismos en el teatro de la vida.

Poner el foco hacia uno mismo nos ayuda a conocernos mejor y a manejar correctamente nuestro control y nuestra disciplina, el que la tenga, yo de momento sigo siendo un rebelde espontáneo con  momentos de cierta lucidez. De la misma manera, dirigir nuestra atención hacia otros es en lo que consiste la empatía, ya sea cognitiva, emocional o preocupación empática. En este sentido aparte de que emocionalmente casi todo nos entra por la vista , me he dado cuenta desde la observancia ,del mundo personal de cada persona tiene a través de sus signos exteriores , desde los colores que utilizan , su estereotipo de moda incluso el corte de pelo, caracterizan una emoción controlada.

Desde el punto de vista teórico la empatía cognitiva nos permite comprender los modelos mentales que utiliza cada persona y a través de los cuales  ven el mundo, sin embargo la empatía emocional tiene más que ver con la química con la que sentimos y conectamos con los demás.

Queda muy claro que las emociones controladas  funcionan interior y exteriormente y que son muchos los factores que determinan nuestro comportamiento y nuestra relación  interior y lo que reflejamos pues la preocupación empática nos permite sentir las necesidades de aquellos que nos rodean y responde de manera a estas necesidades o simplemente aseverar o repudiar algo con lo que estamos o no de acuerdo.

Al final y desde  la observancia como emoción controlada desarrollamos de una forma natural una atención social que tiene  que ver con la curiosidad , actitud imprescindible y la inteligencia emocional es mucho más que gestionar emociones, tiene que ver con la manera en la que prestamos atención: a nosotros mismos, a los demás y a la sociedad en la que vivimos.

                                                           Ferrán Aparicio
                                                       1 de marzo de 2017



martes, 5 de julio de 2016

INTELIGENCIAS Y CAPACIDADES

Hablar De inteligencias y capacidades es hablar de palabras mayores, solo hay que murar alrededor de donde usted esta situado en este momento para darse cuenta que los recuerdos  y acontecimientos que mejor se fijan en nuestra mente son aquellos asociados a vivencias emocionales.

Si lo mejor que recordamos es aquello experimental-emocional hay que replantearse si en un mundo especialmente cambiante y comunicativamente rápido y complejo predecir en base al pasado puede ser coherente con nuestra realidad actual.

Si somos sinceros y examinamos nuestra memoria honestamente nos damos cuenta que gran parte de lo que recordamos no sucedió tal como nosotros lo recordamos, salvo error o excepción.

La mente es capaz de viajar al pasado sin embargo nuestra mente está sesgada por nuestros sentimientos y creencias actuales, lo cual supone un filtro a la hora de valorar las emociones vividas en el pasado.

Jeff Hawhins definía la inteligencia como la capacidad para realizar predicciones válidas para nuestra vida, de ahí lo inteligencia y capacidad van asociadas en una proyección hacia el futuro que depende mucho de la fragilidad de nuestra memoria en cuanto a creencias y emociones vividas o sentidas.

En este sentido nuestro posicionamiento ante la vida nos  sesgara hacia lo positivo o lo negativo en cuanto al posicionamiento de pensar que la felicidad que nos traerá un determinado bien o acontecimiento.

Cuantas veces nos hemos preocupado por algo que nos estaba pasando y con la perspectiva del tiempo nos hemos dado cuenta que realmente era una tontería el haber sufrido por algo que realmente no valía la pena. A contrario sensu cuantas veces hemos creído que algo no valía la pena y una vez obtenido hemos sentido la felicidad de lo deseado.

Esto nos pasa en ocasiones más o menos a todos, pero también hay personas que viven más inmersas en una de estas tendencias. El posicionamiento a sesgo hacia lo positivo y sesgo a lo negativo, es lo que diferencia la inteligencia emocional de cada persona. Lo curioso del caso, es que no sólo esos escenarios imaginados no suelen ocurrir nunca, sino que además en el caso que ocurran, la reacción de la persona suele ser mucho mejor de lo que ella se esperaba, tanto a sesgo positivo como a negativo.

Le animo  con su inteligencia y capacidad a detectar en que tendencia nos identificamos más para saber si vamos a tener un sesgo positivo o negativo ante la vida , porque una vez te has equivocado siempre existe un plan “B”, con el rectificar y ajustarte a los nuevos datos , vivencias y emociones que tienes en este momento, tu momento.


                                                              Ferrán Aparicio

                                                           5 de julio de 2016