Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta QUE LOS ARBOLES TE DEJEN VER EL BOSQUE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta QUE LOS ARBOLES TE DEJEN VER EL BOSQUE. Mostrar todas las entradas

viernes, 30 de junio de 2017

DESEOS POSITIVOS

Cuando uno quiere desear lo mejor a alguien , uno se expresa de forma positiva y de una forma genérica y según la experiencia que uno ha tenido e intenta transmitir algún pensamiento, hecho obra u omisión que ha vivido ,por aquello que tanto me une  como es el hecho...." de que compartir es vivir".


Hay expresiones que siempre han marcado una época y una de ellas es “los arboles no nos dejan ver el bosque o dicho de otra forma ; “ Que ningún árbol te deje ver el bosque”.

La expresión es de uso común pero cada uno los asociamos a situaciones en la vida que nos hemos bloqueado viendo y centrando nuestra atención en detalles demasiados cercanos, sin pensar que después de lo físicamente inmediato, existía una realidad que de una u otra forma aparecería en  sus justo momento y había sido ocultado o pseudo ignorado por habernos centrado en detalles o perspectivas insignificantes para lo que nuestra voluntad estaba discerniendo

Esta expresión se utiliza en muchos ámbitos y es de uso común, o al menos lo era y se suele utilizar especialmente con la intención de resaltar que quienes están sumergidos en un problema son incapaces de observarlo con plenitud.

También es bien cierto que si te dedicas a vivir en el presente, lo primero que puedes ver es el árbol y no el bosque , salvo que tengas muy claro que el objetivo de tu vida es ver el bosque y darle , la importancia justa a las imágenes , vivencias y emociones que se nos presentan cada día, bien porque de ellas también aprehendemos ,o  bien con la idea de que esa fijación extrema puede llegar a confundirnos , pues en otro sentido también hemos oído aquello de que no es oro todo lo que reluce y nuestra percepción puede ser falsa  haciendo presunciones o lo que es lo mismo presuposiciones de algo que en el fondo resulta imaginario y creado por nosotros mismos.

Pero los que creemos que cada cosa sucede  en su justo momento y que la sincronicidad nos ayuda a comprender lo que  nuestro subconsciente nos está trasmitiendo bien por hechos y señales que nos aparecen cada día , bien por ese mundo tan mágico que es el mundo de los sueños, nos damos cuenta que prestando atención a estas imágenes y observarlas se está  frente a lo que representan y por ende es imposible dejar de ver más allá, ese bosque imaginario que pretendemos en el tiempo llegar a contemplar.

Con la visión del árbol, quizás estamos focalizando excesivamente la atención y  con una mentalidad más amplia y sin desentrañar la expresión y el contenido de esta frase podríamos llegar a decir. “Los arboles no nos dejan ver como es todo el bosque”. Llevado a la vida real está claro que muchas veces no podemos llegar a detectar la solución de nuestros problemas, si no vemos el conjunto de la situación, es como intentar acabar un puzle sin tener todas las fichas presentes , por muy borrosas , deformes y desintegradoras que nos parezcan. 

Al final como todo en la vida en el medio está la virtud, si podemos focalizar y centrar nuestra atención más que en lo que vemos, en nuestro pensamiento, para poder tener una visión general en la que los detalles no impiden ver lo que son, solo muestras de una parte de lo que los compone de acuerdo a la perspectiva que posea el observador, por ende mientras más amplia la perspectiva mayor será su comprensión del campo o escenario que se desea estudiar, como siempre,…, sin más.
Ferrán Aparicio
30 de junio de 2017