Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta TRAYECTORIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TRAYECTORIA. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de mayo de 2017

POR QUÉ Y PARA QUÉ

Hay cosas que tienen su gracia “persé”, es decir por si mismas, como son los niños cuando en la etapa que empiezan a hablar de alguna manera entendible, empiezan a preguntar por el por qué de las cosas y de todo en general, sin más.

Pensado fríamente la verdad es que no les falta razón y los adultos no deberíamos abandonar esa costumbre, pues constantemente nos encontramos en la social media cantidad de  títulos que no nos dejan de sorprender  sobre cualquier cosa que te puedas imaginar y no nos preguntamos el por qué y para qué.

Pero lo que también es verdad es que Internet en general y redes como Facebook en particular están sufriendo el síndrome del porqué y para qué,  planteando si en el fondo la verdad ratifica lo que se expresa o estamos ante un bulo social y circunstancial.

Si lo pensamos nos damos  cuenta  que nos pasamos el día leyendo titulares de esos que se supone que van a generar mucho tráfico y luego no te encuentras más que contenido intrascendente y tonterías  varias. Lo que al final pasa que te vuelves  más escéptico y te preguntas, por qué  y para qué sigues la cadena  y llegas a la conclusión, si no será mucho más útil apagar el ordenador y coger un buen libro… y la respuesta suele ser la segunda.

Poco a poco la táctica va sustituyendo a la estrategia, cuando debería ser todo lo contrario o al menos pensar por qué y para qué, hacemos cada acto de nuestra vida. Lo difícil en este momento no es encontrar ideas nuevas o acciones sobre la forma de hacer las cosas, lo realmente complicado es descubrir qué quieres, por qué lo quieres, y para qué lo quieres y finalmente  qué pasos debes dar para conseguirlo. 

Yo soy de la teoría que las cosas llegan en su justo momento y últimamente que todo y digo todo, incluso las personas tenemos fecha de caducidad, no sólo porque el final de nuestra vida es cruzar al otro lado del lago, y caduquemos, sino porque vamos evolucionando en el tiempo lo que nos hace diferentes en dos puntos de nuestra  vida y a eso se le llama vivir.

Cada una de esas etapas tendrá una serie de metas y cada una de estas metas se podrá desglosar en acciones y tareas. Pero lo que no tiene sentido es perderse en recopilar decenas o centenares de consejos sobre cualquier aspecto que alguien considere fundamental.

No se trata de hacer un coaching personal o de manejar un decálogo ideal sobre el bienestar emocional, al final solo se trata de saber cómo los niños el por qué y el para qué te vas mover, si es que te tienes que mover o como el gueco sólo te moverás cuando tengas claro la trayectoria que vas a seguir y para que vas a iniciar un movimiento.

La teoría es genial, en cuanto  base de la experiencia y ciencia comprobada nos sirve para argumentar, pero una vez asimilada la práctica es lo único que nos ayuda a movernos, es por ello que te animo a que te plantees el por qué y para qué y en caso de duda no te muevas como el gueco  hasta que lo tengas claro.

    Ferrán Aparicio
 1 de mayo de 2017

domingo, 15 de mayo de 2016

UNA LLAMADA,..., LLAMADA DESTINO


El destino y tal cual la define la Wikipedia, es el poder sobrenatural inevitable e ineludible que, según se cree, guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido, de forma necesaria y fatal, en forma opuesta a la del libre albedrío o libertad.

El problema surge cuando se conjuran las llamadas y el destino  y te cambia el destino o cuando tomamos una decisión que nos cambia el destino después de una llamada o sin ella, en cualquier caso siempre aparecen dicotomías donde el libre albedrio deja de considerarse como una simple opción y llegas a la conclusión que independientemente que la vida este llena de oportunidades o al menos a mí me lo parece, el destino te cambia la vida simplemente porque sí o por una decisión consciente o inconsciente.

Es bien cierto que cuando tomamos una decisión estamos forjando un destino, es por ello que el libre albedrio siempre es el póker que nos permite decidir aunque sea para caer a un abismo desconocido.

Al final cuando llega un momento donde se plantea un problema o te surge un cambio inminente de vida, te das cuenta como la elección que tomas marca la diferencia del camino que presuntamente vamos a tener en la vida, independientemente de lo material y sabiendo que nacemos para morir, sin más.

El rumbo como trayectoria del camino es algo que se proyecta del presente hacia al futuro, y nada tiene que ver con el pasado más que el bagaje, que este nos ha dado para saber lo que ya no queremos vivir, sentir o aceptar en su caso.

Por eso  resulta importante el tener en cuenta que es lo que nos gusta y que no nos gusta en nuestra vida, para a la mínima oportunidad soltar lastres innecesarios que no nos permiten mantener el rumbo ni hacer camino.

Los miedos son siempre nuestro enemigo más aliado en la toma de decisiones, sin embargo el destino como tal siempre nos acaba llevando a un sitio, eso si en su justo momento, ni antes ni después, una vez más deprisa y otra con una lentitud sordina que más que vida parece un purgatorio, y esto se lo digo  por mis últimas experiencias donde he tenido que tomar decisiones y con miedo o sin ellos espero me lleven a buen puerto.

Les animo como siempre e independientemente de razones económicas, fundamentales pero no esenciales, por aquello de que es más rico el que menos necesita, a valorar las pautas para poder marcar una trayectoria clara y concisa, pues como decía alguien con cierta experiencia, preocúpense de lo suyo que de lo mío me preocupo yo.

                                                            Ferrán Aparicio

                                                       15 de mayo de 2016