Páginas vistas en total

Mostrando entradas con la etiqueta AFINIDAD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta AFINIDAD. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de abril de 2018

SOLITARIO


Reflexionando en mitad del campo, analizaba mi situación personal y concluí que me había convertido sin darme cuenta en un ser solitario. No sé si porque a diario me rodeo en demasía de multitud de gente, por mi trabajo profesional o simplemente porque he llegado a mi origen concluía que me he convertido en un ser solitario, no sé si porque he vivido demasiado en compañía o porque he llegado a mi esencia natural como persona.

Dicen que cuando alguien prefiere tener un pequeño círculo de amigos y no le importa pasar tiempo solo, entonces se les llama solitarios, dando una imagen  de depresión y aislamiento, y la pura verdad es que en la mayoría de los casos no es así, es como los perciben los demás  pues  en realidad, nunca se sienten solas.

Por mi experiencia puedo decir que estar bien con uno mismo es ya una experiencia religiosa en cuanto que hace  sentirte pleno, en contacto contigo mismo y llegar a un pensamiento propio y reconocer de una forma muy claro aquello que te rodea.

La cuestión es que desde la perspectiva de los demás la gente piensa que el ser solitario está sólo y este pensamiento nada tiene que ver con la realidad, pues un ser solitario siempre tiene límites, que marcan el respeto así mismo ya las demás personas. La sociabilidad de un ser solitario versa en  que prefieren su propia compañía a la de otros, pues conoce muy bien la banalidad como concepto de interrelación y sólo se relacionan cuando encuentran gente que les parece fiable, precisamente  porque están seguros de su pensamiento, lo que no significa que sean cerrados, si no que no les compensa el actuar en un teatro que no sea su propio escenario.

Una de las ventajas que poca gente  conoce es la consecuencia de ser  solitario y es el hecho de tener la posibilidad de conocerse a sí mismo , disfrutar de aquello que les gusta y desde el respeto hacer los que les viene en gana, sin dar explicaciones.

También es cierto que este estado natural de comportamiento desarrolla una actitud innata para afrontar las adversidades, gracias a la auto reflexión para afrontar cualquier situación, pues su pensamiento es nítido y racional,  la convivencia con ellos mismos les ha preparado para una reacción activa y pragmática.

La creatividad es una virtud que les enriquece , ya que su tiempo lo dedican a aquello que les gusta , organizan su tiempo mucho más efectivamente que cualquier otro tiempo , valorando lo que es principal y que es lo secundario, pues ese tiempo de soledad, les sirve para recargar energía vital.

Otro rasgo característico es que tienen a hablar solos, es decir a hablar consigo mismo como una conversación entre su yo y su ego, lo cual resulta chocante en cuanto si bien todos vivimos con nosotros mismos, muchas veces  en nuestro foro interno detectamos contradicciones y comunicarnos con el propio ser es algo vital, algo catártico y emocionalmente necesario para atendernos como merecemos.

Como siempre les animo a plantearse y enfrentarse,  un ratito con ustedes mismos, pues como decían los sabios, cuando te mueres, se muere tu mejor amigo.

                                                        Ferrán Aparicio
                                                     30 de abril de 2018


domingo, 25 de septiembre de 2016

NIVELES LOGICOS

Dicen que la comunicación y el dialogo es lo que nos permite relacionarnos entre las personas, pero además de comunicarnos percibimos y muchas veces no llegamos a conocer a alguien que tenemos en frente, bien por que oculta su propia personalidad, bien porque no acabamos de entender igual el mundo de las ideas.

Si nos planteamos en voz alta que conocen los demás de mí que yo no conozco, surge la cuestión baladí de la personalidad inconsciente y los niveles lógicos de compresión y comunicación.

Todos vivimos y nos desarrollamos en un entorno bien familiar, bien de círculos de amistades, además de los laborales y sociales que nos influyen y les influimos.

Desde que nacemos nos relacionamos con todo lo que nos rodea y aprendemos, sin embargo una vez tenemos nuestra personalidad formada nos relacionamos por la afinidad, por nuestros pensamientos ideales y sentimientos y a través de estos comportamientos nos vamos construyendo y evolucionando como personas.

Al observar la forma en que las personas actúan podemos vislumbrar su forma de ser; aunque debemos ser conscientes de que es específicamente una interpretación que nace desde la persona que interpreta.

Tener la capacidad de comunicación en público, tiene una relación directa con comportamientos eficaces y eficientes en este ámbito, por el contrario, no tener buenas competencias de comunicación afectará a este tipo de comportamientos, sin embargo siempre estaremos ante los niveles lógicos de la percepción. 

Por otra parte las creencias o juicios, son aquellas “Leyes” que nos dictamos a nivel consciente o inconsciente, sobre nosotros, los demás, el mundo…son generalizaciones de nuestras acciones, de lo que hacemos o proyectamos generalizaciones sobre cierta relación existente entre experiencias, y estos juicios o valores son los que de una forma racional y directa nos invitan a juzgar inconscientemente todo lo que nos rodea.

En definitiva, las creencias son la representación interna de nuestra interpretación de la vida y el mundo, por ello, dos personas ante los mismos hechos pueden tener interpretaciones totalmente distintas, pero con un nivel de compresión pueden ser afines por otros factores como carácter, personalidad o físico.

Los valores son “los principios rectores de nuestra vida”, y si observamos la posición dentro del modelo en el que situamos los valores, podemos hacernos una idea de la importancia que tiene en nuestras vidas y el impacto que tienen en nuestras competencias, comportamientos y entorno.

Al final de un tiempo llegamos a comprender que estos niveles lógicos son los que vamos construyendo y modificando a lo largo de nuestra vida, integrando aquello que da sentido a nuestra vida, y como nos mostramos coherentemente a y racionalmente ante nosotros y ante los demás, como siempre sin más.

Ferrán Aparicio
25 de septiembre de 2016