Páginas vistas en total

lunes, 15 de enero de 2018

idealist@s: MI SEXTO SENTIDO

idealist@s: MI SEXTO SENTIDO: Hablar de sexto sentido cuando sabemos que todos los humanos tenemos cinco es hablar de la capacidad natural de ser humano por intuir, an...

MI SEXTO SENTIDO

Hablar de sexto sentido cuando sabemos que todos los humanos tenemos cinco es hablar de la capacidad natural de ser humano por intuir, anticipar o descifrar la sincronicidad de los acontecimientos y señales que nos ocurren diariamente.

Su manifestación es común y por todos o casi todos conocida es simplemente esa voz interior que nos llega desde la lucidez de esas corazonadas que nos adelantan o revelan un hecho, razón o simplemente una idea, pudiendo proceder del sentimiento o de nuestro pensamiento, siendo las sentidas las que provienen de nuestro interior y las pensadas de nuestra racionalidad.

El problema surge  en la baremación de la fiabilidad de ese sexto sentido y en cualquier caso hay que darle el valor que merece, pues al fin y al cabo son únicas y personales procedentes de nuestro cerebro de nuestro interior subconsciente y suelen ser la respuesta  adecuada a un instante de necesidad.

Los que somos abogado del planteamiento  de que las cosas llegan en su justo momento, ni antes ni después, confiamos en las señales , pensamientos y demás connotaciones que nos trasmite nuestro sexto sentido , desde la afinidad , a la empatía o simplemente a una observación puntual de advertencia.

 Su trascendencia así como su eterizad le permite el hecho de  siempre estar ahí, presente pero oculto, discreto pero guiando, modelando muchas de nuestras reacciones, de los caminos que tomamos en la vida, pues disponer de una buena inteligencia intuitiva es permitirnos profundizar más en nosotros mismos para adaptarnos mucho mejor a nuestro entorno, como algo personal e intransferible.

La faceta intuitiva del sexto sentido es un fabuloso sistema de supervivencia, pues de algún modo funciona, como un “sistema de alarma” y aviso a navegantes, cuando algo va a pasar ese sexto sentido nos avisa de un modo rápido y efectivo, se activa este fascinante circuito interior.

Es sin duda un don fascinante, y dicen que se desarrolla entre los cuarenta y cincuenta años, donde la consciencia de nuestro subconsciente se traslada al presente a través de estos procedimientos, eso sí desde la observancia no hay que perder la tierra de la vista

Es bien cierto que no somos gurús ni magos merlín en nuestras vidas , pero si sabemos que debes ver y tocar una cosa para creer en ella, cosa que en el caso de la intuición la creemos a ciencia cierta , como un fenómeno personal en el que creemos lo que sentimos y no vemos.

Al final y de una forma general  sólo se trata de escuchar tu voz interior, conectar con su soledad de forma frecuente y dejar la mente en blanco dentro de un procedimiento de meditación natural, fomentando la observancia y practicando  la atención plena, atendiendo a las corazonadas y no perdiendo de vista el contenido de los sueños, pues como dice el dicho tradicional, brujas haberlas hailas y al fin y al cabo el intelecto siempre tiene la razón, pero la intuición rara vez se equivoca.

                                                           Ferrán Aparicio

                                                     15 de enero de 2018

miércoles, 10 de enero de 2018

idealist@s: EL SINDROME DE ULISES

idealist@s: EL SINDROME DE ULISES: El otro día estaba leyendo y descubrí el término “El síndrome de Ulises”. Como en otras ocasiones sentí curiosidad por ésta terminología ...

EL SINDROME DE ULISES

El otro día estaba leyendo y descubrí el término “El síndrome de Ulises”. Como en otras ocasiones sentí curiosidad por ésta terminología y empecé a investigar y a documentarme, de que se trataba con la idea de cómo siempre aprehender algo más como siempre.

Documentándome, descubrí que fue  el psiquiatra Joseba Achotegui, quien le puso este apelativo por su anacronismo con la odisea  de Homero, en la que se describen episodios con síntomas parecidos a los de los emigrantes en el proceso de tener que alcanzar nuevos horizontes y reflejan ese sentí miento de soledad, de fracaso, de miedo, ante una falta  de sentido en ese viaje al exterior por la supervivencia  en una nueva sociedad desconocida.

Como normalmente pasa, todos los ciclos de la historia se vuelven a repetir y también esta situación de migración, que se está dando en la que los profesionales y trabajadores españoles buscan destinos europeos  e internacionales, en busca de una oportunidad y va estrechamente ligada a la falta de mayores oportunidades y también de proyección laboral en la crisis mundial que seguimos viviendo.

Pero hiendo un poco más allá, el fenómeno es mucho más complejo de lo que nosotros  nos podemos plantear, por una parte es asimilar y sufrir el denominado el síndrome de Ulises, ante la situación de tener que dejar nuestro mundo, nuestra familia, nuestros hogares, nuestras relaciones personales y por otra parte entraña frustración de cada uno en su profesión y ocupación, tanto universitarios como< no universitarios asumen  salir de su mundo ya que no ven compensado su esfuerzo o bien simplemente porque no tienen una proyección laboral inmediata.

Al final solo se trata de ser flexible, en el sentido contrario a lo que aparenta que es aceptar las cosas como vienen, sin complejos de resignación sino todo lo contrario la aceptación del problema, de la circunstancia de la situación dentro  de la conciencia que abre a un camino. La flexibilidad es sólo un estado mental en el que la persona colocada desde otro v nivel de percepción analiza la propia realidad y lo circunstancial desde lo acontecido, es la vida del  presente vista con perspectiva.

La clave quizás y sólo quizás, es que lo que nos pasa no afecta a nuestras emociones, sino aquello que pensamos acerca de lo que nos pasa, es decir, como interpretamos lo que nos sucede, aunque el sufrimiento choque con nuestras perspectivas.

En cualquier caso ese llamado síndrome de Ulises, tiene distintas formas  de desarrollo en función de factores, como es la edad, la capacitación personal, la vinculación familiar, pero en definitiva se manifiesta como un desequilibrio sustancial de las demandas ambientales percibidas y las capacidades de respuesta del sujeto, esa dialéctica entre la búsqueda de la felicidad objetiva y la flexibilidad entre los acontecimientos y circunstancias que les intentaba explicar, si y sólo si, bajo mi punto de vista.

Finalmente si todos salimos corriendo en busca de una acomodación, resolveremos la economía fundamentalmente de los demás, no la nuestra, los problemas de los demás no los nuestros, el reinventarnos y sacar nuestro mundo adelante es un reto inteligente a la vez que flexible.

                                                     Ferrán Aparicio
                                                 10 de Enero de 2018

viernes, 5 de enero de 2018

idealist@s: SOLO UNA REFLEXION

idealist@s: SOLO UNA REFLEXION: Después de unas fiestas navideñas, hemos despedido el año y como siempre y por  la propia naturaleza , hemos hecho  casi todos los humano...

SOLO UNA REFLEXION

Después de unas fiestas navideñas, hemos despedido el año y como siempre y por  la propia naturaleza , hemos hecho  casi todos los humanos por inercia, una reflexión de lo que habíamos vivido en el 2017, año que tildaremos de conflictivo social y políticamente incorrecto, año de presunto crecimiento económico y sólo espero que el ciclo económico vivido gracias a la aportación del pueblo, no degenere, mientras esta generación que hoy vivimos y sigamos viviendo.

Los ciclos son como las mareas o los ciclos  de la luna, tienen sus periodos: crecientes , llenos y menguantes y por fin llega la luna nueva. Pero los problemas no lo son tanto, si los miramos desde otro lugar, teniendo otra perspectiva de los acontecimientos; el ciclo eterno de muerte y  regeneración  sigue su curso.

La sociedad es mutante como la piel de serpiente, los últimos acontecimientos mal que nos guste reconocerlo han variado. Sin embargo  el mensaje que nos transmiten estos nuevos tiempos en los que “creo, es pensar  que tenemos problemas  en lugar de retos, debemos ir empezando a mutar para poder evolucionar hacia una nueva etapa a todos los niveles.

Es importante  saber que a veces  las cosas  no vienen solas, no son como las pensamos o creemos y que es necesario el pensamiento positivo y un esfuerzo en cuanto a nuestra actitud para lograr nuestros objetivos, es hora de repasar los propósitos que nos hicimos para comenzar el año que terminó y a pensar que todo lo ocurrió siempre nos enseña algo.

Está  claro que en todo momento se está produciendo un cambio, nada es igual a ayer y será distinto mañana, pero si lo observas en tres dimensiones, lo verás lleno de transformaciones, de temor y de ansiedad al mismo tiempo, así como de cierta incertidumbre, en cualquier caso podía ser relativo a la economía, a la política a los problemas laborales o profesionales, llegando a los familiares , incluso llegando a nosotros mismos, y al final eses es el cambio.

Pero el cambio sólo es una reflexión, para obtener beneficios  duraderos, solo  se trata de revisar determinados pensamientos, comprender  su sentido y aplicarlo a todas las situaciones de nuestra vida.

Nuestra existencia es preciosa cuando le damos un sentido, el sentido del despertar, de renovarnos, disfrutar de las condiciones para hacerlo y aprovechar el momento, pues en realidad no sabemos cuando durará.

Una vida plena, es una vida de lucha: la lucha para mantener la felicidad, para protegerla y para no permitir que se nos escape, un año más juntos, esperamos que toda la dicha que nos deseamos en éste cambio de año sea constituida día a día y la extendamos a todos los  que se acercan a nosotros.

                                                          Ferrán Aparicio
                                                       5 de Enero de 2018

martes, 2 de enero de 2018

idealist@s: SOÑANDO VOY, SOÑANDO VENGO

idealist@s: SOÑANDO VOY, SOÑANDO VENGO: No sé si es la llegada de la navidad o que últimamente tengo las hormonas del subconscientes revueltas, ante este cambio de estación, per...

idealist@s: SOÑANDO VOY, SOÑANDO VENGO

idealist@s: SOÑANDO VOY, SOÑANDO VENGO: No sé si es la llegada de la navidad o que últimamente tengo las hormonas del subconscientes revueltas, ante este cambio de estación, per...

idealist@s: AZUL OSCURO, CASI NEGRO

idealist@s: AZUL OSCURO, CASI NEGRO: El otro día haciendo zapping de esa manera que todos hacemos cuando no tenemos el periódico a mano, apareció el título de una película qu...

idealist@s: AÑO NUEVO, DE NUEVO

idealist@s: AÑO NUEVO, DE NUEVO: Como cada año y después de una buena fiesta incluida su consecuente resaca, me planteo como cada españolito todos esos retos que anoche en ...

lunes, 1 de enero de 2018

AÑO NUEVO, DE NUEVO

Como cada año y después de una buena fiesta incluida su consecuente resaca, me planteo como cada españolito todos esos retos que anoche en los cinco minutos para la cuenta atrás, me venían rápidamente a la cabeza.

Los humanos somos en mayor o menor medida, un poco cabezotas y parece que nos guste mortificarnos, pero la pura realidad es que el tiempo pasa demasiado rápido y si bien resulta deseable anclarnos en el presente, la trascendencia del factor tiempo nos trasforma el presente en el pasado y el futuro en presente como si de un rayo de tormenta se tratara.

Otro más ha llegado y todo son retos y proposiciones, sin embargo peinando alguna que otra cana, me resuena  la madurez como concepto y la experiencia como trayectoria.

El replanteo  de este día, es como un balance en el que cabe todo o casi todo, pues según pasen los años aprendes que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tiene influencia sobre nosotros, pero que nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

Esa madurez emocional  te ayuda a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto. También es bien cierto  que tu racionalidad será más sensible  a construir todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para tus proyectos y, el futuro, tiene la costumbre de caer en el vacío, dado que los años van pasando demasiado rápido o en demasía.

Respecto al mundo que me rodea , como a todo el mundo  con el tiempo aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias; y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida y que los buenos amigos, son la familia que nos permiten elegir, además llegarás a la conclusión que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que lo amigos cambian, si bien también cambia su prioridad en nuestras vidas y su posición en la escaleta de afinidad e intimidad.

Es bien cierto que desde la madurez muchas veces tomas a la ligera a las personas que más te importan sin darnos cuenta que todo pasa y todo llega y  por eso mismo, siempre debemos decir a esa persona que la amamos, porque nunca estaremos seguros de cuándo será la última vez que la veamos.

Cuando empieza un año nuevo de nuevo  te lo replanteas  incluso que no debemos compararnos con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar, con el paso del tiempo te das cuenta  que lleva mucho tiempo llegar a ser la persona que quieres ser y que el tiempo pasa demasiado rápido.

Al final no importa donde llegaste, sino a donde te diriges; y, si no lo sabes, cualquier lugar sirve, porque la madurez te ha dado la claridad de saber lo que no quieres aunque no sepas lo que realmente quieres teniendo en cuenta  que la paciencia, requiere mucha práctica y madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de la experiencia, que con los años vividos. Feliz año nuevo.
                                                       Ferrán Aparicio
        1 de Enero de 2018

                                   

domingo, 31 de diciembre de 2017

AZUL OSCURO, CASI NEGRO

El otro día haciendo zapping de esa manera que todos hacemos cuando no tenemos el periódico a mano, apareció el título de una película que empezaba en ese momento y se llamaba: “Azul oscuro casi negro”.

El titulo me llamó la atención, pues nunca había pensado en ese color tan exclusivo, siempre pensé que el azul oscuro o era azul marino o era negro pero que muy negro, pero pensándolo fríamente, me di cuenta que si existía y me recordó unos versos que había leído de un autor anónimo que decían: “Figuras sin formas, sombras sin color, fuerza paralizada, gestos sin movimientos, miradas cruzadas”, enseguida los recuperé porque así es para mí, el concepto de azul oscuro ,casi negro.

Azul marino, casi negro es un color impreciso que a veces tiende  al azul y otras veces  se decanta por el negro, igual que la vida misma, dependiendo un poco del estado anímico en que nos encontremos.

La película azul marino casi negro, fue realizada y dirigida en el año 2006, por el director novel Sánchez Arévalo. Lo más sorprendente es  que su contenido, una historia de esperanzas sueños, de superación, donde los personajes nos pueden parecer muy cercanos en la actualidad, en la crisis que seguimos viviendo, tienen trazados unos destinos con evoluciones muy bien desarrolladas que nos hacen sentir lo mismo que ellos están sintiendo.

Si bien el guión es insólito en cuanto a su contenido, pues está lleno de metáforas distorsiones y contradicciones, su síntesis revela verdades como templos, combinando escenas de tono más alegre con otras de crudo y duro realismo nada complaciente, pero con la que el espectador se siente ensimismado.

Su temática resulta actual aunque hayan pasado ya algunos años, versa sobre la lucha contra el destino, la búsqueda de la propia identidad, el concepto de la provisionalidad  de muchas cosas, la superación intelectual personal que combinado a través  de diversas personalidades van reflejando el bloqueo psicológico de cada uno de los personajes planteando una situación de cambio, para que todo siga finalmente igual. Ada persona, en función de cómo se identifica en relación a cada uno de los variopintos personajes, puede sentir una empatía emocional, pero siempre reconociendo que la verdadera felicidad es vivir el momento, sin una lucha especifica pero con una mente clara se saber donde nos encontramos y a donde vamos.

Azul oscuro casi negro, es en definitiva un nuevo color y hace referencia al estado anímico de nosotros mismos y nuestra propia percepción de la vida donde nos empeñamos en luchar con nuestro propio destino, en lugar de disfrutar de las aguas marinas claras y trasparentes que nos frece esa mar de la vida, en la que nos empeñamos en ir a una profundidad en busca de unos sueños, que n os golpean con la oscuridad de un destino que nos parece inevitable.

En este momento del último día de este año, os animo a vivir la vida como una esperanza y no una frustración, sabiendo en todo momento en la profundidad que nos encontramos, pues aunque el color cambie dependiendo del prisma en que se mire, no hay que olvidar siempre ese color azul oscuro casi negro, que existir,  existe.

                                                       Ferrán Aparicio
                                               31 de diciembre de 2017




sábado, 30 de diciembre de 2017

SOÑANDO VOY, SOÑANDO VENGO

No sé si es la llegada de la navidad o que últimamente tengo las hormonas del subconscientes revueltas, ante este cambio de estación, pero la verdad es que estoy soñando como un burro y valga la redundancia  en cuanto a cantidad y no a la calidad, pues los sueños que estoy teniendo no tienen desperdicio.

Ni estoy preparado para analizar el mundo onírico de Freud, ni tampoco me parce  necesario el hacer una tesis doctoral de investigación sobre el mundo de los sueños, sino simplemente una mera reflexión de lo que a todos y todas, nos une esta vivencia común que es la misma, simplemente un sueño.

El sentido de este artículo es intentar reflexionar sobre el proceso real  que seguimos en nuestros sueños para liberar  todas las emociones atrapadas en una situación que ocurrió en nuestro pasado, en nuestro presente y en nuestro futuro, pues como decía Carl Jung, muchas veces la expresión del subconsciente es algo atemporal y se trata de centrar la idea  de la expresión, en éste caso desde el mundo de los sueños.

Definir los sueños sería como definir el arco iris personal, cada uno tendríamos una perspectiva, un fondo, si bien el orden de los colores y de la forma del arco sería el mismo, independientemente de su inclinación, ángulo y luminosidad.

La versatilidad de los sueños  nos permite introducirnos en un mundo donde todo es posible, es como la noche fantástica de la emoción, donde es posible, navegar, volar, reir , cantar, amar y sobre todo vivir lo que nunca has vivido, morir y volver a nacer al despertar.

Pero dentro de los sueños también se incluye el mundo de lo premonitorio en el que determinadas imágenes nos van avanzando el futuro o al menos así lo dicen algunos científicos.

Otro reconocido proceso es la creación de sueños, el cual se trata de seleccionar pensamientos al azar, relacionar los pensamientos  con los acontecimientos del día, mezclados con algunos recuerdos del pasado, en la que caben todo tipo de sentimientos, personas, lugares, incluso canciones que hemos oído en ese día y en este conjunto tan amplio como queramos, lo dejamos fluir como si de una batidora o licuadora imaginaria se tratara y surge nuestro sueño emocional del día.

Una teoría racional que mezcla las teorías del sueño premonitorio y la del sueño emocional del día, se basa en que nuestra mente es capaz de organizar el subconsciente, tanto la información y observaciones como los datos que normalmente descuidamos o que no le damos importancia en nuestra vida diaria. En otras palabras nuestra  mente inconsciente sabe que vienen antes de nosotros conscientemente y así organicemos la misma información. En este sentido somos capaces de liberar las emociones más intensas tras rastrear  las más escondidas y resistentes emociones que queden en nosotros y provocadas  por nuestros propios juicios sobre como nos comportamos ante esa concreta situación.

Aunque el paso del recuerdo al sueño, lo realizamos con nuestra propia imagen, al final solo se trata de aceptar que los sueños ayudan a liberar esos juicios y culpas, aunque sólo sea con el deseo de volver a despertar.

Ferran Aparicio
30 de diciembre de 2017



martes, 26 de diciembre de 2017

idealist@s: TRANQUIDAD ABSOLUTA

idealist@s: TRANQUIDAD ABSOLUTA: Uno de los estados que más anhelamos , excepto error u omisión el estado de tranquilidad absoluta , bien por el estado de relax que nos p...

lunes, 25 de diciembre de 2017

TRANQUIDAD ABSOLUTA

Uno de los estados que más anhelamos , excepto error u omisión el estado de tranquilidad absoluta , bien por el estado de relax que nos produce bien por la paz interior que sentimos.

Dicen que disfrutar de la paz interior es el estado ideal para cualquier persona, pues presuntamente consigues estas en un estado en que nada de lo que ocurre exteriormente te perturba , lo que vulgarmente se podría trasladar a la expresión “ a mi plim”.

Siendo realistas este estado de calma no se trata de que las cosas que suceden a tu alrededor no te alteran , emocionan o preocupan, si eres como un espectador que observa desde la observancia, valga la redundancia, sin juzgar, sino simplemente como una actitud respuesta del bienestar que sientes con respecto a ti mismo.

Es relativamente fácil sentirte con paz interior y bienestar cuando las cosas te van bien y estás feliz con tu vida y tus circunstancias. Lo realmente difícil es mantener esa calma cuando las cosas son desagradables o directamente complicadas. Ahí es donde se demuestra si eres capaz de acceder a ese estado de sosiego, de paz interior o si por el contrario te vas a dejar llevar por la corriente externa de malestar y desasosiego.

Es inapelable que cuando a una persona el mundo le sonríe es más fácil estar bien contigo mismo, aunque no siempre se cumple, cuanta gente de éxito no siente esta tranquilidad interior, pero lo que resulta extremadamente difícil es cuando la vida no te sonríe y te pone trabas. 

Confiar en que no vas a atravesar momentos difíciles o que si lo haces encontrarás los recursos para superarlos en ese mismo instante, es algo relativamente incierto e inverosímil pues hay circunstancias que nos pueden llegar a desbordar respecto a una actitud y aptitud, aprehendida y consolidada. 

Como personas e independientemente de nuestro carisma, todos tenemos un cerebro hiperactiva que nos manda pensamientos, reflexiones muy rápidas y que en general tiende a tener un carácter pseudo negativo que nos tienden a envenenar y quizás el secreto es manejar la actitud de transformación con cierto entrenamiento desde la conciencia pues no somos máquinas, somos gente humana, sencilla y corriente.

Al final los mecanismos para llegar a esa tranquilidad son muy básicos y consisten primero en ser conscientes de lo que queremos y que estado nos gustaría estar y vivir desde la conciencia de que tenemos que intentar lograrlo y conseguirlo.

Los métodos intuitivamente son muy conocidos y van desde la terapia de apoyo exterior como si de una escuela de aprendizaje se tratara, a practicar la meditación o e yoga como técnicas de relación y control emocional, al final la vida es mucho más simple de lo que parce y sólo se trata desde la paz interior conseguir esa tranquilidad deseada. 

Ferrán Aparicio
25 de diciembre de 2017

miércoles, 20 de diciembre de 2017

idealist@s: EL SECRETO ESTA EN EL SILENCIO

idealist@s: EL SECRETO ESTA EN EL SILENCIO: Últimamente  estoy dedicando mi tiempo libre a acciones artísticas y hasta ahora, bien escribiendo , bien pintando o haciendo escultura, ...

EL SECRETO ESTA EN EL SILENCIO

Últimamente  estoy dedicando mi tiempo libre a acciones artísticas y hasta ahora, bien escribiendo , bien pintando o haciendo escultura, siempre me acompañaba de música , televisión o simplemente una cadena de radio.

Desde hace unas semanas he descubierto el silencio como medio de conexión conmigo mismo y les aseguro que como experiencia, no tiene desperdicio pues hay una conexión sincera con una mente en blanco muy expresiva y sincera, que produce resultados inesperados.

Casi siempre uno se documenta en lo que escribe para manejar un abanico de ideas y dirigirlas a lo que se pretende expresar, la Wikipedia define el silencio como la ausencia total del sonido.

Pero si lo pensamos fríamente, el silencio también significa abstención de hablar, en el ámbito de la comunicación humana, concepto muy relacionado en la deontología jurídica con lo que siempre se ha dicho que: “quien calla otorga “, aunque en la vida diaria , el que calla, calla y el que habla responde, además se utiliza el silencio como técnica de comunicación, en cuanto a desacuerdo, callar es poner en evidencia un contenido o cualquier otra diligencia emocional, aun cuando que no haya sonido alguno no siempre quiere decir, que no haya comunicación.

El silencio es igual de importante que el sonido porque sin sonido no se podrían hacer silencios, pudiendo ser objetivo en cuanto que también refleja la acción de no hacer ruido y otra variante es el silencio subjetivo  utilizado con una intención dramática.

Quizás el silencio sea el antídoto perfecto para paliar la satisfacción inmediata de la acción, ya que cualquier insatisfacción hay que resolverla pasando a la acción.

Vivimos en un mundo donde predomina lo rápido, la satisfacción inmediata, la acción, y la respuesta como algo que exigimos y se nos exige, tanto en lo verbal como  en la acción ejecutiva y esto no resulta realmente ni justo ni necesario, pues olvidamos que nosotros somos nuestros mejores amigos y salvo error u excepción, somos los que tenemos que dominar el principio de acción y de satisfacción personal.

El secreto sólo está en el silencio como equilibrio entre escucha y acción, pues en definitiva si lo pensamos fríamente necesitamos aquietar que no parar, para encontrarnos con nuestro ser para poder conocerlo en su profundidad, conocer sus sentimientos, sus anhelos y sus sueños, y con esa información poder luego pasar a la acción.

La observación desde un mundo en silencio es muy importante pues nuestra mente nos deja llegar a una perspectiva libre, en el que el punto de vista cambia por no estar influidos por el medio exterior del ruido o la expresión ajena.

Yo personalmente  comparto la teoría de que todo llega en su justo momento, pero para ello  es necesario tener  la actitud de una escucha personal, para encaminar desde la quietud la acción inmediata como un principio de acción y reacción desde el sosegado  silencio. Al final es el silencio el que aporta tus soluciones, con que  te animo a aquietar los ruidos y fomentar el silencio como respuesta a tus inquietudes subconscientes.

                                                          Ferrán Aparicio

                                                     20 de diciembre de 2017

viernes, 15 de diciembre de 2017

idealist@s: CONVERSACIONES CONMIGO MISMO

idealist@s: CONVERSACIONES CONMIGO MISMO: Después de una gran temporada escribiendo o al menos intentándolo, me he dado cuenta que hago lo que me gusta, por no decir como dicen al...

CONVERSACIONES CONMIGO MISMO

Después de una gran temporada escribiendo o al menos intentándolo, me he dado cuenta que hago lo que me gusta, por no decir como dicen algunos, hago lo que me sale del pirri. 

Y valga la redundancia  en el sentido  que escribir para mi ha sido en los últimos años una terapia muy personal y he aprovechado a hacerlo siempre que he tenido algo que  pensar , transmitir o simplemente vivir.

Descubrí esta terapia después de una larga depresión, por amor y sólo amor, aunque  en la perspectiva del tiempo me di cuenta que simplemente era por amor propio, no ajeno, pero en el fondo descubrí que a través de la escritura todos y todas podemos desarrollas una infinidad de recursos para potenciar la capacidad simbólica y creadora de la mente, esa mente tan difícil a veces de  comprender.

El juego de las palabras nos descubre un mundo desconocido hasta que dejamos aflorar eso que todos y todas tenemos dentro, es un juego que nos libera que nos permite hablar en voz alta con nosotros mismos, recreándonos con recursos libres y sin perjuicios personales aquello que llevamos dentro y no somos realmente conscientes y que revelan nuestros enigmas personales más íntimos.

Decía García Lorca, en uno de sus múltiples escritos “ No preguntarme nada, he visto que las cosas cuando buscan su pulso encuentran su vacío”, y con ello me identifico, pues cada tema cada expresión de ese yo libre revela una preocupación, una dudad, una reflexión y sigo hablando en voz alta pero escribiendo.

Cuando escribimos estamos meditando de una forma  muy especial,  es como un conjunto de palabras lanzadas supuestamente al  azar ,   que van provocándonos unas reacciones emocionales llenas de recuerdos, emociones, significados, sueños y tantas y tantas  reacciones   que afectan a nuestra memoria, al subconsciente  inconsciente y a un proceso natural que en nuestra mente no asiste pasiva a la representación, sino  que interviene en una aceptación y rechazo  , a una construcción y una destrucción y a tantos antagonismos que van unidos como una sucesión de acontecimientos que se intentan hacer coherentes a través de su ligazón, personal y eso en definitiva es nuestro estilo personal o pensamiento emocional, que al fin y al cabo refleja una forma lógica de hacer las cosas.

En definitiva simplemente reflexionar como las conexiones  que establece la mente entre la realidad externa y aquello que forma parte  de  nuestro mundo interior, nos proporcionan el material necesario para hacer aflorar las ideas, pensamientos, reflexiones y meditaciones en las que no importa lo que se cuenta, sino como se cuenta, con emoción fundamentalmente.

Para escribir es fundamental como  para todo en la vida, perder el miedo y vivir esta maravillosa experiencia como un juego, desarrollando algo tan maravilloso como es la creatividad, nuestro yo más intimo y desconocido.

Si transformamos el proceso de escribir en un juego de estimulante, además de compartir muestras ideas, por intimas y relevadoras que sean potenciamos la comunicación a través de la lectura que al fin y al cabo es como navegar por la apertura de la interrogación , sin echar ancla.

                                                   Ferrán Aparicio
                                               15 de diciembre de 2017



domingo, 10 de diciembre de 2017

DESAPEGO TOTAL

Se define el desapego como la falta de afecto o interés por una persona o una cosa.Pero si seguimos analizando y obteniendo información la Wikipedia lo define como "No-apego", es el estado en el que una persona supera su lazo de unión al deseo por las cosas, personas u objetos existentes consiguiendo una perspectiva más elevada.

El apego, sin embargo y versus contrario es la incapacidad para practicar el desapego, se ve como el principal obstáculo hacia una vida serena y plena, siendo la falta de desapego con las preocupaciones continuas y la falta de quietud que el deseo y las ambiciones personales las que producen en las personas.

El desapego como liberación del deseo y en consecuencia del sufrimiento que éste provoca es un principio fundamental para las religiones orientales comos son el budismo, hinduismo, jainismo, taoísmo y bahaismo, donde constituye un valor y principio vital básico.

La falta de afecto o interés por una persona o una cosa es la tendencia de hacer del apego una forma de vida, pues lo que está claro, por mucho que no queramos es que se nos hace difícil tener algo que nos guste y no generar apegos, se nos hace difícil estar con alguien y no temer perderlo, vivimos en un estado natural que nos hace aferrarnos a lo conocido, aunque esto no sea necesariamente positivo para nuestra vida.

Sin embargo y desde un punto de vista consciente y realista, debemos hacernos conscientes de que todo es impermanente y que los apegos solo nos generan sufrimiento es una forma de liberarnos y encaminarnos hacia la auténtica libertad, especialmente en el espacio tiempo, pues nada es duraderos sino tiene una componente etérea.

Cuando adoptamos como forma de ser el desapego, nuestra conducta cambia radicalmente simplificando los esquemas y centrando nuestra visión en lo fundamental y principal que se desarrolla en el presente, de alguna forma nos tomamos la vida más a ligera, pues como en etapas de post duelo entendemos que todo es transitorio y vivimos cada momento sin complicarlo.

Reflexionar sobre nuestros principios y valores, carencias y querencias, nos permite clarificar a qué estamos apegados y su porqué nos permite descubrir y entender nuestras creencias, lo que fundamenta cada uno de nuestros pensamientos y en definitiva fomentar el autoconocimiento.

Todo cambia, tarde o temprano en el teatro de la vida, como en el teatro todo se desarrolla una trama en la exposición, desarrollo de la trama y conclusión final, todo cambia, lo que consecuentemente nos prepara para tener una actitud más dispuesta a aceptar esos cambios, sin generar en nosotros el dolor por un pasado.

La mayoría de nuestros problemas tienen su origen en el apego a cosas que erróneamente creemos permanentes, como ha manifestado el Dalai Lama en múltiples ocasiones y es la práctica del desapego nos llevará de la forma más cómoda a nuestra libertad.

Ferrán Aparicio
10 de diciembre de 2017

martes, 5 de diciembre de 2017

idealist@s: ELUCUBRACIÓN POSICIONAL

idealist@s: ELUCUBRACIÓN POSICIONAL: Hay palabras que no tienen desperdicio y elucubración es una de ellas por su carácter abstracto que le caracteriza especialmente y tambié...

idealist@s: ELUCUBRACIÓN POSICIONAL

idealist@s: ELUCUBRACIÓN POSICIONAL: Hay palabras que no tienen desperdicio y elucubración es una de ellas por su carácter abstracto que le caracteriza especialmente y tambié...

ELUCUBRACIÓN POSICIONAL

Hay palabras que no tienen desperdicio y elucubración es una de ellas por su carácter abstracto que le caracteriza especialmente y también por su carácter circunstancial, pero lo que en realidad le caracteriza es su posicionamiento.

La elucubración en sí mismo es un pensamiento, reflexión o hipótesis que es producto de la meditación, sin embargo también implica elaborar ideas, y en general sucesos o simplemente imaginar, generalmente sin mucho fundamento.

En general la elucubración supone elaborar una divagación complicada y con apariencia de profundidad, pero lo que está claro es que este pensamiento, idea o hipótesis es una especulación no fundamentada y producto de la imaginación.

En el ámbito del arte se asocia  con la producción  resultado de la aplicación del subconsciente con lo que se proyecta  trabajando y velando y con aplicación e intensidad en obras de ingenio, que al dedicarle muchas horas de meditación a veces se convierten en meditaciones laboriosas sin sentido ni fundamento, imaginando sin ninguna razón concreta.

La abstracción está muy relacionada con la elucubración  en cuanto que representan estados del pensamiento en  dos formas especiales; la abstracción es el sentido general de la idea y su visión en la totalidad, analizando por qué se da algo en su sentido general, mientras que la elucubración es una revisión generalizada de una serie de situaciones acaecidas  durante un periodo de tiempo.

La elucubración está muy relacionada con los periodos nocturnos, que son la etapa del día donde recorremos en un instante las situaciones acaecidas  en cuanto a  actos y estados y en general por todo aquello que quedo pendiente de analizar.

En general  hay muchas situaciones  en nuestro pensamiento que a través de las elucubraciones  nos permite procesar y descubrir en nuestro pensamiento o subconsciente  el esquema real de los que nos preocupa o estamos cuestionando, y en definitiva mediante la abstracción logramos extraer el conocimiento puro de verdades o situaciones, que no hemos aclarado realmente o simplemente las hemos dejado pasar , como siempre sin más.

Al final a través del conocimiento simple de  estos conceptos de aplicación general, convertimos en un acto lo que hacemos inconscientemente, pero es muy importante hacerlo con cierta consciencia para poder acumular conocimientos de vivencias o estados vividos, sin tener que llegar al estado elucubración.

En definitiva sólo se trata de examinar las situaciones para lograr comprender mecanismos y por éste medio es posible que descubramos o sintamos formas de actuar o de accionar y virvilo como conocimiento real y directo desde la consciencia del acto.

Al final somos la suma de los actos conscientes independientemente de donde procedan , sin embargo el abreviar mecanismos nos aporta estar más cercanos  a la realidad de nosotros mismos, lo que determina una elucubración posicional constante que en definitiva nos proporciona el campo cultural propio, único y exclusivo que nos caracteriza.

                                                        Ferran Aparicio
                                                    5 de diciembre de 2017



        

viernes, 1 de diciembre de 2017

idealist@s: NUEVAS EXPECTATIVAS

idealist@s: NUEVAS EXPECTATIVAS: Como todos los años y este año con cierto tiempo antes de los cinco minutos de la cuenta atrás para cambiar de año, es hora de pensar que...

NUEVAS EXPECTATIVAS

Como todos los años y este año con cierto tiempo antes de los cinco minutos de la cuenta atrás para cambiar de año, es hora de pensar que cosas, acciones y realizaciones  hemos dejado pendientes o simplemente queremos cambiar o mejorar.

El problema surge cuando realmente nos paramos a pensar y nos planteamos que es lo que queremos cambiar, pero realmente no sabemos cómo hacerlo. Al final de esta incertidumbre te das cuenta que resulta mucho más fácil, comenzar como en el cuento de la abuela por el final y plantearnos que cosas  debemos de dejar de hacer y dejar un espacio a nuevas cosas , que como la teoría de feng shui, afirma que para que entre algo, hay que vaciar y limpiar lo existente.

El orden como concepto nos acerca al equilibrio  y quizás y sólo quizás empezando con las personas podremos centrarnos. La vida es muy corta como para gastarla junto a personas que toxifican tu vida o simplemente se interesan en agotar tu energía vital y por ello ha llegado la hora de empezar a revisar esa lista y ser conscientes de los personajes que nos rodean, pues las personas que nos interesan son aquellas que permanecen contigo en las situaciones difíciles y no las que compartes en ratos de fiesta y alegría.

Al final hay que ser pragmático y pensar que siempre se aprehende y moldea, de aquello que nos duele, nos cuesta o en cierta forma nos enoja. En este sentido enfrentarnos a nuestras propias mentiras y a nuestro personaje en el teatro de la vida, es  aprovechar las oportunidades que la vida nos da y ser honestos con nosotros mismos.

En este sentido es  fundamental pensar en el posicionamiento, muchas veces nos dedicamos a los demás en primera instancia, olvidándonos de nosotros mismos y nuestras propias necesidades, no se trata de plantearse el ser un ser asocial, sino simplemente valorar la importancia de los acontecimientos, y posicionarnos ante ellos.

Es bien cierto que no podemos aferrarnos al futuro, ni tampoco al pasado, pues lo pasado ya está pasado y cada cosa que te ha pasado en la vida te está preparando para algo que aún está por venir. Está claro que los cambios nos molestan en cuanto que crean ciertos miedos e  incertidumbres, pero también es cierto que  salir de nuestra zona de pseudo- confort ya no es una necesidad es un objetivo.

La prudencia también es un arte , y hay que tener también en cuenta que las cosas llegan en su justo momento, eso sí cuando estás en el camino adecuado, si algo debe ser lo será a su debido tiempo, con la persona adecuada y el momento debido, pues lo que está para mi claro alimentándome del pasado es que cada persona o personaje que he conocido  ha tenido una misión y un propósito en mi vida , siempre se aprehende algo aunque con la perspectiva del tiempo nos produzca la sensación de infidelidad y desconfianza.

La vida en general tiene sus altibajos y tras un bajón surge una nueva perspectiva de la vida, aprendemos en el camino y si continúas haciendo lo mismo, seguirás obteniendo los mismos resultados y paralizados en el mismo punto.

En lo personal, me doy cuenta de que soy culpable de muchos de errores, pero lo importantes es ser consciente ante un nuevo año  y  pensar que la vida es ser uno mismo en un mundo que quiere que todos seamos iguales.

                                                         Ferrán Aparicio

                                                   1 de Diciembre de 2017