Páginas vistas en total

domingo, 10 de diciembre de 2017

DESAPEGO TOTAL

Se define el desapego como la falta de afecto o interés por una persona o una cosa.Pero si seguimos analizando y obteniendo información la Wikipedia lo define como "No-apego", es el estado en el que una persona supera su lazo de unión al deseo por las cosas, personas u objetos existentes consiguiendo una perspectiva más elevada.

El apego, sin embargo y versus contrario es la incapacidad para practicar el desapego, se ve como el principal obstáculo hacia una vida serena y plena, siendo la falta de desapego con las preocupaciones continuas y la falta de quietud que el deseo y las ambiciones personales las que producen en las personas.

El desapego como liberación del deseo y en consecuencia del sufrimiento que éste provoca es un principio fundamental para las religiones orientales comos son el budismo, hinduismo, jainismo, taoísmo y bahaismo, donde constituye un valor y principio vital básico.

La falta de afecto o interés por una persona o una cosa es la tendencia de hacer del apego una forma de vida, pues lo que está claro, por mucho que no queramos es que se nos hace difícil tener algo que nos guste y no generar apegos, se nos hace difícil estar con alguien y no temer perderlo, vivimos en un estado natural que nos hace aferrarnos a lo conocido, aunque esto no sea necesariamente positivo para nuestra vida.

Sin embargo y desde un punto de vista consciente y realista, debemos hacernos conscientes de que todo es impermanente y que los apegos solo nos generan sufrimiento es una forma de liberarnos y encaminarnos hacia la auténtica libertad, especialmente en el espacio tiempo, pues nada es duraderos sino tiene una componente etérea.

Cuando adoptamos como forma de ser el desapego, nuestra conducta cambia radicalmente simplificando los esquemas y centrando nuestra visión en lo fundamental y principal que se desarrolla en el presente, de alguna forma nos tomamos la vida más a ligera, pues como en etapas de post duelo entendemos que todo es transitorio y vivimos cada momento sin complicarlo.

Reflexionar sobre nuestros principios y valores, carencias y querencias, nos permite clarificar a qué estamos apegados y su porqué nos permite descubrir y entender nuestras creencias, lo que fundamenta cada uno de nuestros pensamientos y en definitiva fomentar el autoconocimiento.

Todo cambia, tarde o temprano en el teatro de la vida, como en el teatro todo se desarrolla una trama en la exposición, desarrollo de la trama y conclusión final, todo cambia, lo que consecuentemente nos prepara para tener una actitud más dispuesta a aceptar esos cambios, sin generar en nosotros el dolor por un pasado.

La mayoría de nuestros problemas tienen su origen en el apego a cosas que erróneamente creemos permanentes, como ha manifestado el Dalai Lama en múltiples ocasiones y es la práctica del desapego nos llevará de la forma más cómoda a nuestra libertad.

Ferrán Aparicio
10 de diciembre de 2017

lunes, 20 de noviembre de 2017

idealist@s: PUERTAS ABIERTAS

idealist@s: PUERTAS ABIERTAS: Dicen que quien abre la puerta de la depresión nunca la logrará cerrar, pero sí ser consciente que existe en ese espacio inmediato que po...

PUERTAS ABIERTAS

Dicen que quien abre la puerta de la depresión nunca la logrará cerrar, pero sí ser consciente que existe en ese espacio inmediato que por circunstancias abrió sus puertas, voluntariamente o coaccionados por determinadas situaciones, un límite vital de cierta trascendencia.

La depresión como tal, todos sabemos que es una  enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas.

Pero si analizamos estudios y análisis de esta patología clínica desde el punto de vista de la psicología, la depresión y la ansiedad, son signos de haber tratado de permanecer fuertes mucho tiempo, y esto viene de estudios estadísticos que determina que quienes han presentado este tipo de trastornos emocionales, se caracterizan más bien por ser personas fuertes, por ser personas constantes, que han tenido que trabajar heridas emocionales que vienen arrastrando de su pasado y que quizás por tratar de mantenerse lo más fuertes posibles, han acabado por fisurarse ante lo poco flexibles que pueden haber sido con ellos mismos.

En general salvo error o excepción a todas las personas nos gusta tenerlo controlado, incluso aquellas que viven al pairo y no controlan el momento en que están viviendo. Y es precisamente en esa exigencia de control excesivo, lo que produce la situación de ser vulnerables a abrir las puertas de la depresión.

La depresión y la ansiedad son patologías muy íntimamente relacionadas; la ansiedad se define como un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad. Esa inseguridad muchas veces manifiesta la desviación que puede existir entre sus expectativas y la realidad, sintiendo gran frustración al respecto, generando consecuentemente una depresión.

Estar concienciados de lo que es y significa una depresión o un estado de ansiedad,  es simplemente recordar que todos y cuando digo todos he dicho todos, hemos pasado un tiempo de depresión y ansiedad, pues la vida por mucho que nos exijamos y controlemos no es perfecta, así como nuestra vida  tampoco lo es y al final solo se trata de evitar el desequilibrio emocional aunque sea sólo temporalmente.

Al final sólo se trata de  estar ojo avizor del colapso en el manejo de tus emociones, dentro de tanta necesidad de controlarlo todo, lo cual genera un desequilibrio adicional, para el cual, en la mayoría de los casos no estamos  preparados.Tanto la ansiedad como la depresión comienzan a dar señales tempranas, que la mayoría de quienes se han visto afectados, han ignorado completamente. El cuerpo comienza a dar avisos, hasta que, si no se presta la debida atención, se instaura un cuadro cuyo manejo dependerá en gran medida de la aceptación, de la disposición para sanar y del entendimiento de que las señales de nuestro cuerpo son manifestaciones para hacernos saber que algo no lo estamos llevando bien en nuestras vidas.

Aprendamos a sanar las heridas del pasado, aceptemos, dejemos ir, crezcamos con las experiencias y aprendamos que la verdadera fortaleza es la que reflejamos al levantarnos, no al evitar caer.

                                                       Ferrán Aparicio

                                                20 de noviembre de 2017

miércoles, 15 de noviembre de 2017

idealist@s: ABSURDAS PREOCUPACIONES

idealist@s: ABSURDAS PREOCUPACIONES: El otro día, Día de todos los Santos, por  tradición, voluntad y cierta alevosía, decidí ir al cementerio, lo cual es bastante común el d...

ABSURDAS PREOCUPACIONES

El otro día, Día de todos los Santos, por  tradición, voluntad y cierta alevosía, decidí ir al cementerio, lo cual es bastante común el día de todos los Santos.

 Quizás es uno de los días que más alegre está el cementerio, valga la redundancia, pues está lleno de flores y gente y parece más un lugar de reunión social, donde siempre te encuentras a alguien, que lo que es por definición un campo santo.

La verdad es que también es un lugar de reflexión vital, donde te vienen muchas ideas y en especial este año me vino a la cabeza si vale la pena estar preocupado por todo o habría que plantearse el dejar  de pensar en las absurdas preocupaciones.

En general preocuparse es una manera de prevenir los problemas o posibles problemas  o simplemente una solución para evitar las consecuencias de los posibles problemas.

 En este sentido, desde el sentido común, un cierto grado de preocupación nos ayuda a evitar o resolver algunas situaciones, la preocupación exagerada, que nos impide relajarnos para disfrutar de la vida, no aporta nada positivo a nuestra vida, sino todo lo contrario.

La preocupación en el tiempo siempre debe ubicarse en el espacio presente, porque no tiene sentido preocuparnos de cosas ocurridas en el pasado, por aquello de que lo pasado, pasado está y no podemos modificarlo, salvo las consecuencias de algo que aconteció y derivo el problema al presente.

No se trata de vivir al pairo, pero tampoco estar tan agobiado por aquello que suponemos o presuponemos que va a pasar, sólo debemos hacer el esfuerzo de abandonar esos pensamientos negativos e improductivos que nos desestabilizan una actitud positiva.

Al final se puede trascender la preocupación al análisis de lo que la produce, si es un problema y tiene solución, centrarnos en su resolución, y si no vale la pena, vale la pena aceptar la situación y olvidarse.

En este análisis hay que ser objetivos, pues siempre tendemos a exagerar la realidad con presuposiciones y presunciones, que agrandan el planteamiento y lo reducen al absurdo.

La autoestima y el autoconocimiento,  nos ayudan a vernos y sentirnos nosotros mismos más grandes que el problema en cuestión, y al final el control de la situación se reduce  a tener confianza en uno mismo y saber que no hay adversidad que no seamos capaces de superar.

La consciencia de analizar cada situación nos ayudará a centrar con claridad los matices que definen el problema y aunque a veces nos cueste ver esto con claridad, estar bien y ser feliz son decisiones que se toman.

La meditación y la relajación nos ayudan a aceptar desde una mente en blanco de que el  gran poder está dentro de cada uno de nosotros, en nuestra mente y  en nuestra consciencia y tener claro que  cuando nos proponemos algo, solo debemos tener confianza en que lo podemos lograr y hacer lo que corresponda para conseguirlo y dejarnos de pensar en absurdas preocupaciones.

                                                           Ferrán Aparicio
                                                  15 de noviembre de 2017

                                               

lunes, 13 de noviembre de 2017

idealist@s: BENDITA INDULGENCIA

idealist@s: BENDITA INDULGENCIA: Define la Wikipedia y otros muchos diccionarios como el de la RAE , que la indulgencia es la actitud o tendencia de la persona que tiene ...

viernes, 10 de noviembre de 2017

idealist@s: BENDITA INDULGENCIA

idealist@s: BENDITA INDULGENCIA: Define la Wikipedia y otros muchos diccionarios como el de la RAE , que la indulgencia es la actitud o tendencia de la persona que tiene ...

BENDITA INDULGENCIA

Define la Wikipedia y otros muchos diccionarios como el de la RAE , que la indulgencia es la actitud o tendencia de la persona que tiene especial facilidad para perdonar las ofensas, o castigarlas con benevolencia, y para juzgar sin severidad los errores de los demás.

Sin embargo la indulgencia como concepto general está muy ligada a la Iglesia Católica y muy estrechamente ligado a los conceptos de pecado, penitencia, remisión y purgatorio. 

En su formulación actual consiste en que ciertas consecuencias del pecado, como la pena temporal del mismo, puedan ser objeto de una remisión o indulgencia concedida por determinados representantes de la Iglesia y bajo ciertas condiciones. 

Esta institución se remonta al cristianismo antiguo y tanto su práctica como su formulación han evolucionado a lo largo del tiempo. 

Si bien la doctrina protestante no la acepta por considerar que carece de fundamento bíblico, en la vida real y fuera de toda zona de influencia de la religión cristiana , me pregunto qué es la indulgencia, pues como concepto fuera de lo católico resulta ciertamente abstracto.

En la doctrina católica, la indulgencia, a diferencia del sacramento de la penitencia o reconciliación, no perdona el pecado en sí mismo, sino que exime de las penas de carácter temporal que de otro modo los fieles deberían purgar, sea durante su vida terrenal, sea luego de la muerte en el purgatorio. La indulgencia no es un sacramento como la penitencia. En este sentido vemos como la indulgencia es algo que recae sobre una acción y su duración que es eterna, pues parece ser que todo pecado lleva consigo una culpa y una pena. 

Otra de las circunstancias que me llaman la atención y me sorprenden es el hecho de que las indulgencias se pueden ganar para uno mismo o aplicarlas a los difuntos, nunca pueden aplicarse las indulgencias a otras personas vivas. 

Sin embargo para mí la indulgencia la tengo más relacionada con la capacidad de perdonar. Perdonar no significa olvidar o negar el dolor, sino cambiar las etiquetas del propio pasado, pues si somos capaces de tomar distancia, de empatizar con el otro y con sus motivos de fondo y de re-interpretar lo vivido, tendremos más capacidad para superar los recuerdos dolorosos y situaciones vividas.

Hay que recordar que perdonar es una actitud, y también una decisión que libera y una actitud para interpretar lo vivido desde un plano más amable.

Al final de una vida y desde la experiencia del personaje que representamos en este teatro diario, cuantos más años tienes, te das cuenta de lo simple y beneficioso que es ser indulgente, tanto en el plano divino como en el humano, pues para perder, perdonar y menos perder.

Ferrán Aparicio
10 de noviembre de 2017

lunes, 6 de noviembre de 2017

idealist@s: COMPATIA

idealist@s: COMPATIA: Hace poco descubrí en un artículo esta palabra compatía, una palabra que no aparece en el diccionario  y fue creada por  un educador llamad...

idealist@s: COMPATIA

idealist@s: COMPATIA: Hace poco descubrí en un artículo esta palabra compatía, una palabra que no aparece en el diccionario  y fue creada por  un educador llamad...

domingo, 5 de noviembre de 2017

COMPATIA

Hace poco descubrí en un artículo esta palabra compatía, una palabra que no aparece en el diccionario  y fue creada por  un educador llamado Al Sierbert. La verdad es que me sorprendió como la mente humana puede ser tan lógica y utilizar el sentido común Aristotélico, de una manera tan pragmática, pues compatía es una palabra que resulta de la unión de compasión y empatía.

Este término fue creado para dar respuesta a situaciones en las que como persona requieres de una fortaleza emocional significativa y una inteligencia emocional considerable para escuchar y comprender a las personas que están enojadas o molestas contigo.
La compatía tiene como finalidad el controlar el efecto feed back de nuestra intervención con personas que están enfrentadas, enfadadas o simplemente en contra de nuestra persona o simplemente en situaciones y pensamientos de enfrentamiento personal bilateral.

En definitiva, la compatía tiene como finalidad poder resolver aquellos conflictos que te suceden con personas que están enfadadas contigo por alguna razón. La compatía puede serte de gran utilidad porque, proyectándola hacia esas personas que están enojadas contigo, serás capaz de comprenderlas mejor, tendrás mayor capacidad de resolución y sabrás qué decir y cómo decirlo, para que la situación de enojo pueda revertirse en una situación de calma y diálogo.

Es muy difícil que un conflicto se resuelva sin saber cómo se quiere resolver y sin que uno de los dos lo sepan y el objetivo de la compatía es mediar los niveles de comunicación  con la idea de llegar a  compartir un objetivo común para una posible solución al conflicto que ha causado el enojo, drama o simplemente falta de entendimiento.

No hay nada más efectivo cuando te enfrentas a una persona enojada que dicha persona perciba que la estás escuchando. En muchas ocasiones en lugar de escuchar se tiende a mirar para el otro lado o pensar en una réplica contundente. Si no escuchas o piensas en cómo defenderte del enojo, difícilmente conseguirás crear opciones frente a la persona enojada.

No es lo mismo compatía que empatía, pues siendo  empático lograrás comprender lo que siente el otro y siempre separando su estado emocional del tuyo. Lo que si es cierto es que la compatía te permite ser empático, pero a la vez generar opciones para resolver un conflicto. En resumen, la empatía sirve para escuchar, mientras que la compatía es la empatía destinada a la actuación y a la resolución de conflictos.

En cualquier caso esta teoría es mucho más compleja que la puedes llegar a comprender si lees el libro: “La resiliencia: Construir en la adversidad, de Al Siebert.”, como siempre sin más.
                                                           Ferrán Aparicio

                                                 5 de Noviembre de 2017

jueves, 2 de noviembre de 2017

idealist@s: TRANSTORNO BIPOLAR

idealist@s: TRANSTORNO BIPOLAR: El trastorno bipolar, antiguamente conocido como psicosis maníaco depresiva,  es una enfermedad mental en la cual las personas alternan e...

miércoles, 1 de noviembre de 2017

TRANSTORNO BIPOLAR

El trastorno bipolar, antiguamente conocido como psicosis maníaco depresiva,  es una enfermedad mental en la cual las personas alternan entre un estado de ánimo maníaco o hipomaníaco y un estado de ánimo depresivo.

Es bien cierto que si te mantienes como observador en la vida , y sabes distinguir entre la persona y el personaje que representa  te das cuenta que en tu ámbito laboral, social, familiar cada día ves más personas y personajes que varían su actitud con fluctuaciones de estado de ánimo entre manía y depresión, que cambian  de forma muy rápida.

El trastorno bipolar no tiene sexo ni edad, aunque los científicos lo enclavan dentro de un trastorno genético, por lo que de padres con trastorno bipolar hay mayor probabilidad que los hijos desarrollen la enfermedad.

Dentro de ese trastorno bipolar hay síntomas claves independientes de su tipología genérica, en la cual la persona alterna entre estados de hipomanía con estados de depresión leve.

Pero no sólo se alternas dos estados de alegría y tristeza , sino que dentro de estos dos polos la persona incrementa su actividad de forma considerable, así como su energía, el pensamiento se acelera de forma que le vienen a la cabeza un sinfín de ideas grandilocuentes, que no pasan ningún tipo de filtro e intenta llevarlas a la práctica, cosa que puede ocasionar serios daños  para la persona, incluso puede llegar a tener alucinaciones o delirios de grandeza, considerándose alguien muy especial o con capacidades sobrehumanas.

En los periodos más bajos se sufren una falta de motivación, y de energía para hacer las cosas más cotidianas e incluso le pueden venir ideas de suicidio

Para identificar las personas bipolares, que no hay que confundir  como humanos que no divinos, que somos, hay que observar tres síntomas básicos, que son: Pensamiento polarizado, altibajos emocionales muy acentuados y repentinos y relaciones interpersonales caóticas.

Las personas con trastorno límite de la personalidad poseen un pensamiento que va de un extremo al otro, se muestran muy impulsivos y con facilidad cambian de opinión y se van al polo opuesto.

Emocionalmente tienen un desajuste muy importante, por ello necesitan constantemente sentirse aceptados por el resto, e incluso que el resto les verbalice lo buenos que son, o lo bien que se está con ellos. A nivel interpersonal su vida se vuelve muy compleja, y tienen varias experiencias dolorosas de parejas, amigos… que les han dado la espada o les han traicionado directamente.

La pura realidad es que cuanto más investigas sobre un tema más te das cuenta que bien la persona que tienes enfrente o simplemente tú mismo puedes sufrir algún síntoma, pues al fin y al cabo y aunque lo intentemos todos los días, durante 24 horas nos enfrentamos a situaciones bipolares que la propia vida nos presenta y somos nosotros los que debemos saber controlar.

                                                       Ferrán Aparicio

                                                  1 de octubre de 2017

lunes, 30 de octubre de 2017

idealist@s: DESIDIA COLECTIVA

idealist@s: DESIDIA COLECTIVA: Desidia es un término que procede de un vocablo latino que hace referencia a la negligencia o a la inercia. La desidia, por lo tanto está...

DESIDIA COLECTIVA

Desidia es un término que procede de un vocablo latino que hace referencia a la negligencia o a la inercia. La desidia, por lo tanto está asociada a la falta de cuidado o aplicación y a la apatía.

Últimamente estoy reflexionando a partir de los últimos acontecimientos sociales y políticos, que están ocurriendo tanto a nivel nacional como internacional, que el pueblo que tiene  el poder soberano está cayendo en un estado de desidia colectiva.

Lo que pero me sienta peor, es que con esta desidia colectiva  nos quedamos mirando a nuestro alrededor sin ver nada,  y en fondo no nos damos cuenta que estamos matando el tiempo y con él la vida y es ahora, en este preciso momento cuando estamos vivos, siendo  poseedores de un apasionante hoy y es en este “aquí y ahora” que podemos mostrarnos y vivir siendo quienes somos.

La desidia puede ser también una actitud ante la vida, una despreocupación o desinterés como respuesta a una falta de confianza o valoración personal o colectiva, ese silencio colectivo muestra en el fondo  el miedo a la contienda y para salir de la desidia, de la pereza hemos de vencer el miedo. Si queremos ser auténticos y liberar todo nuestro potencial hemos de afrontar situaciones complejas, tomar decisiones difíciles y hacernos cargo de nosotros mismos y de nuestras responsabilidades, tanto en el terreno personal como en lo social y colectivo.

La sociedad nos dice demasiadas veces lo que tenemos que mostrar o demostrar, pero también tenemos que expresar y exigir aquello que nos corresponde como derecho, lo cual no es una cuestión baladí. Al final se trata de cambiar una mentalidad colectiva basada en el silencio y desafiar lo establecido, que es lo que nos permitirá  mostrar nuestra singularidad.

La alternativa es escuchar nuestras  propias necesidades y las necesidades colectivas movilizadoras, para ser los principales autores de nuestras  propias vidas y de la sociedad que nos rodea,  lo que fortalecerá nuestra  autoestima y mejorará nuestros vínculos sociales.

Grandes filósofos y pensadores han dicho que  el máximo poder que tenemos en la vida, es el poder sobre nosotros mismos. Todos en algún momento hemos podido ceder a la desidia o pereza de manera inconsciente, pero cuando somos conscientes podemos decidir sobreponernos y dar el primer paso, para que nuestros miedos o debilidades no tomen las riendas y nos arrebaten nuestro poder interior.

Como decía Victor Frank “la vida es digna de ser vivida”; no olvidemos nunca nuestra capacidad para superar adversidades y sufrimientos, porque todos reconocemos y sabemos que vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo y vencer los miedos que nos crea esa desidia colectiva.

                                                     Ferrán Aparicio

                                               30 de octubre de 2017

miércoles, 25 de octubre de 2017

idealist@s: RECUERDOS DE UNA NIÑEZ

idealist@s: RECUERDOS DE UNA NIÑEZ: No sé si es que últimamente estoy cansado o simplemente que me ha dado por soñar, pero lo que si es cierto que cada día me vienen más, re...

RECUERDOS DE UNA NIÑEZ

No sé si es que últimamente estoy cansado o simplemente que me ha dado por soñar, pero lo que si es cierto que cada día me vienen más, recuerdos  de mi niñez a través de los sueños.Cuando me levanto y recuerdo parcialmente lo soñado,.., me regodeo como la mente es tan sutil como para recordar aquellos pequeños detalles, hechos y acciones incluso caras y personas y personajes que ya no son los mismos.

Pero pensándolo fríamente, si  en este minuto, me encontrara con alguno de estos personajes, mi primer impulso sería salir corriendo. Sin embargo cuando el encuentro es inevitable pues no hay salida, la verdad que resulta cómico como emitimos vaguedades para salir del paso, salvo error u omisión y siempre queda la coletilla del haber cuando quedamos y nos volvemos a ver.

Cuando lo piensas fríamente nuestro acto inconsciente es reconocer que perder la consciencia de una amistad infantil, es como si se borrara de la memoria, una etapa feliz, inocente, autentica y sincera y plenamente  positiva.

Dicen que los niños, los borrachos y las personas de mayor edad son los que se permiten expresarse con mayor libertad, sin frenos y ni tapujos y se supone en dos de los tres casos que lo hacen porque eligen su disponibilidad para compartir y expresar, actuando sin egoísmo inocente solo con el objetivo de procurar un bienestar personal y también ajeno.

En cada una de nuestras etapas de la vida, la infancia la pubertad, la adolescencia, la madurez, nuestras relaciones amistosas van cambiando en cuanto a su forma y contenido. Van desde conocernos a nosotros mismos a través de nuestras relaciones como a mezclar muchas veces lo profesional con lo personal, eso si dentro de una química y empatía común, pues entonces si no es así, ya no hablaríamos de amistad, sino de interés circunstancial. Llegando al final de la vida ya minimizamos todo, hasta el número de amistades con la que nos deseamos relacionar y valorando más que la cantidad, la calidad de la amistad como un factor determinante de nuestras relaciones sociales.

Independientemente de la etapa que nos encontremos de nuestra vida , el concepto de amistad se basa en cuatro pilares fundamentales y comunes a todo el mundo y estos son: la confianza, la sinceridad , la fidelidad y la reciprocidad, y cuando uno de ellos flojea la amistad tiembla, pero si caen dos; se arruina evidentemente, aunque sólo sea por razones físicas de la teoría del equilibrio estático.

Otro de los factores que influyen en las amistades tanto infantiles como coetáneas, es el factor evolución en el tiempo, si nosotros mismos hemos cambiado en el tiempo, que podemos encontrarnos  en alguien al que no hemos visto desde hace tiempo,…, pues simplemente un extraño con cara evolucionada.

Al final y en cualquier caso sólo se trata de preguntarnos si existen esos cuatro pilares fundamentales, aunque haya pasado el tiempo y si no reaccionar y aceptar algo tan simple como que ya no somos amigos, sino un recuerdo en una etapa de nuestra vida.

                                                           Ferrán Aparicio
                                                  25 de Octubre de 2017


viernes, 20 de octubre de 2017

idealist@s: JAUJA

idealist@s: JAUJA: Se define como jauja  el lugar o situación en que las necesidades y los deseos se realizan o satisfacen sin un esfuerzo real. Al mismo ti...

JAUJA

Se define como jauja  el lugar o situación en que las necesidades y los deseos se realizan o satisfacen sin un esfuerzo real. Al mismo tiempo y según su connotación o circunstancias, aquello con que se denota todo lo que quiere presentarse como tipo de prosperidad y abundancia.

En otras ocasiones y de una forma sinónima podemos hablar de exuberancia, riqueza, momio, abundancia, ganga, paraíso, edén, es decir que vivir de jauja comprende un estado de bienestar sin un esfuerzo real.

Pero me planteo realmente si es un concepto real o virtual, pues su  volatilidad es tan rápida, que pasado el momento no existe y realmente no podemos encadenar tantos momentos en las cadenas del tiempo como vivencia continua o estilo de vida, pues siempre aparecen paréntesis de inestabilidad existencial.

Pero jauja etimológicamente proviene de una ciudad que está en Perú, en la provincia de Junín y fue revelada a España por Francisco Pizarro. La única realidad sobre esta área, es que posee unos paisajes de una gran hermosura y una pureza en el aire que se retransmitió gracias a todos los exploradores que regresaban a España, enumerando sus propiedades terapéuticas. De la misma manera, poseía una gran riqueza en oro y sus tierras eran de gran fertilidad. La leyenda se abultó de tal manera, que todo el mundo empezó a pensar en él como un paraíso, y esta expresión comenzó a emplearse para referirse a cualquier situación donde todo nos es regalado o las condiciones son gratamente favorables. Quizás y sólo quizás con la transmisión semiótica y verbal haya llegado esta palabra a nuestro vocabulario y defina un concepto mítico del paraíso terrenal y existencial.

Por su parte, hay quien justifica que todo fue un mito, una invención de Cristóbal Colón para reclutar marineros. Parece ser que, tras volver de su primer viaje, el descubridor de América tuvo verdaderos problemas para contar con hombres de cara a una segunda travesía atlántica. De este modo, comenzó a extender la leyenda de que en el nuevo continente existía un lugar donde todo era oro, había una gran cantidad de alimentos y los paisajes eran de una belleza suprema. Aquel sitio no era otro que Jauja.

La fama le vino unos pocos años después, cuando el dramaturgo Lope de Rueda escribió ‘La tierra de Jauja’ (1565), en la que criticaba la gente que aspiraba a una vida fácil sin apenas esfuerzos. Hoy en día se sigue usando para recalcar que todo está a nuestro gusto o que algo ha costado muy poco.

Así que ya lo sabes, si de verdad quieres estar en Jauja no debes preparar grandes festines ni darte a la buena vida. Sólo tienes que comprar un billete de avión con destino a Perú.
                                                           Ferrán Aparicio

                                                   20 de octubre de 2017

domingo, 15 de octubre de 2017

idealist@s: ARTE URBANO

idealist@s: ARTE URBANO: Después de una baja temporal en mi ciudad, me he quedado prendado de como la evolución social y la comunicación social han llegado a la ...

ARTE URBANO


Después de una baja temporal en mi ciudad, me he quedado prendado de como la evolución social y la comunicación social han llegado a la calle.

Paseando por la ciudad, me ha llamado la atención como la calle va más lejos y hemos pasado a trascender el arte en la calle. La calle se ha convertido en un escaparate de la vida social, donde los cuestionamientos artísticos pueden superar sus límites simbólicos y acceder a cambios radicales no sólo a nivel de representación, sino a nivel de la realidad misma.

En todas las ordenanzas municipales que conozco, siempre se ha tratado el tema del tratamiento estético de las medianeras, en cuanto que son parte estética del edificio y parte de impacto visual urbano, en definitiva, un elemento que aceptamos y comprendemos como tal.  Pero en la evolución urbana actual estas medianeros, muros y vallados de parcelas, se han convertido en lienzos de expresión artística dotando de un escaparate natural de la expresión artística y social.

Un paso más allá es cuando las persianas de los locales comerciales, normalmente pintadas de gris o efecto metálico plateado, de común acuerdo entre el artista y los propietarios se convierten en cartel anunciador del producto que se ofrece, el comercio que la posee.

En este sentido la calle y los espacios y elementos urbanos de naturaleza privada, favorecen esa esquiva relación porque al no aislar el arte de sus productores-consumidores y en general la sociedad en su totalidad, mantiene la trama de sus relaciones interpersonales.

Hasta ahora el arte pertenecía al espacio museo-galería, donde los actores sociales preponderantes de la sociedad se apoderaban de toda producción simbólica de la sociedad y se apoderaban de toda de toda la producción artística de la sociedad, lo descontextualizaba en un ámbito exclusivo, con un acceso intimidatorio limitado a unas clases sociales que comercializaban particularizando el fruto del omnívoro poder económico.

El arte urbano permite la participación del espectador en cuanto le supone ser sujeto pasivo destinado a la captación del mensaje del artista. Muchos críticos profesionales en el mundo del arte consideran estas artes como subartísticas o simplemente indignas de ser consideradas como arte, si bien en la mayoría de los casos, las obras quedan firmadas por los autores, siendo un producto individualizado y reconocido.

De la observación de estas manifestaciones y habiendo investigado un poco sobre las tendencias, se puede distinguir desde las que su objeto final varía desde la tendencia urbana que procura modificar la difusión del arte a través del espacio urbano a las obras que se destinan a la transformación del entorno, buscando actuar sobre la consciencia de los participantes y convertir las obras en ensayos o detonantes de un mensaje personal.

En cualquier caso es un lujo desde mi punto de vista que el entorno urbano se revista de arte siempre y cuando se respeten las normas de convivencia y urbanidad, agrupando aquellas expresiones que intentan alterar lúdicamente los códigos habituales el entorno físico y social de la ciudad.

Ferran Aparicio

15 de octubre de 2017






miércoles, 11 de octubre de 2017

idealist@s: SOLO UNA REFLEXION

idealist@s: SOLO UNA REFLEXION: Después de un periodo estival, hemos despedido al verano y entramos en un otoño emocionante, si bien el otoño es la estación de las no...

martes, 10 de octubre de 2017

SOLO UNA REFLEXION


Después de un periodo estival, hemos despedido al verano y entramos en un otoño emocionante, si bien el otoño es la estación de las nostalgias y depresiones.

Los ciclos son como las mareas o incluso como los ciclos de la luna, tienen sus periodos: crecientes, llenos y menguantes y por fin llega la luna nueva. Pero los problemas no losn tanto si los miramos desde otro lugar, teniendo otra perspectiva de los acontecimientos; el ciclo eterno de la muerte y regeneración sigue su recurso sigue su curso.

La sociedad es mutante como lo es la piel de la serpiente, los últimos acontecimientos mal que nos guste han variado la perspectiva de nuestra vida.

Es importante saber que a veces las cosas no vienen solas y que es necesario el pensamiento positivo y un esfuerzo en cuanto a nuestra actitud para lograr nuestros objetivos, es hora de repasar los propósitos que hicimos al comenzar el año que terminó y a pensar que las circunstancias son cambiantes y hay de alguna forma que ponerse al día, antes de que nos vuelva a pillar un nuevo comienzo del año.

Es claro que se está produciendo un cambio y si observas únicamente en tres dimensiones, lo ves lleno de transformaciones y de temor, de ansiedad y de incertidumbre: podría ser el clima, la economía, los problemas laborales, familiares incluso nosotros mismos: ese es el cambio. Pero el cambio, y sólo es reflexión, para obtener beneficios duraderos es revisar pensamientos, comprender su sentido y aplicarlo a todas las situaciones de nuestra vida.

Nuestra experiencia es preciosa cuando le damos un sentido, ese sentido del despertar, de renovarnos, disfrutar de las condiciones para hacerlo y aprovechas el momento pues no sabemos cuándo durará.

Pensar en la impermanencia, en lo inevitable de la transformación y la muerte, cambia la forma de relacionarte con todo. Los momentos pasan, se convierten en horas, días, en semanas, en años y los años que pasan se convierten rápidamente en nuestra propia vida que pasa. Otro planteamiento desde la ley de la causalidad determina que todo proviene de una causa. Es por ello que en la medida de lo posible y que las causas negativas producen siempre resultados negativos, tomaremos la perspectiva de actuar positivamente.

Es cierto que hace falta una enorme voluntad para pensar en positivo y no se necesita hacer ningún esfuerzo para dejar la mente permanecer en la negatividad, pero extrenarnos en la positividad es fomentar el pensamiento positivo y un esfuerzo en cuanto a nuestra actitud para lograr nuestros objetivos.

Todas y todos aspiramos a la felicidad ajena siempre trae enemigos a causa de la envidia que suscita a los demás. Por ello es hora en ir dejando atrás todo lo que de una u otra forma se ha ido transformando en un lastre para nuestro desarrollo y felicidad.

Una vida plena es una vida de lucha: la lucha para mantener la felicidad, para protegerla y para no permitir que se nos escape, una estación más juntos, esperemos que toda la dicha que nos deseamos en este cambio de estación sea construida día a día y la extendamos a todos los que se acercan a nosotros.

                                                           Ferran Aparicio

                                                     10 de octubre de 2017








jueves, 5 de octubre de 2017

idealist@s: LO QUE QUIERO AHORA

idealist@s: LO QUE QUIERO AHORA: Será porqué me tenía nuevamente que operar con una anestesia total, porque quizás había cerrado etapas en espera de abrir unas nuevas, p...

LO QUE QUIERO AHORA


Será porqué me tenía nuevamente que operar con una anestesia total, porque quizás había cerrado etapas en espera de abrir unas nuevas, por dejar la nevera llena  por si volvía, la cama hecha , incluso el testamento hecho , le había visto las orejas al lobo, pero incluso con la casa perfectamente hecha y la casa arreglada, me fui operarme sólo, pero con la convención de que me iba con  la sensación de haber vivido y haber hecho casi todas las cosas que me había propuesto desde la perseverancia , el esfuerzo y el trabajo, que cada meta suponía.

A estas alturas de la vida y gracias a Dios o sin ella, somos capaces de rememorar aquello que nos ha ido bien, salvo en determinadas situaciones que vuelven a verse referencias y estamos alertados de aquello que nos pasó. Yo prefiero ni recordar y enfrentarme a un  nuevo día con ganas de ver el sol, quizás y sólo quizás, gracias y por desgracia de mi educación procuro olvidar, en otras ocasiones prefiero cambiar de tema , sin más , no me vale la pena recordar la toxicidad que ciertas actuaciones ajenas me producen , y más por aquello de que, quien más puso más perdió y ese fui yo , y a pesar de todo y de nuevo desde la perseverancia y la motivación he salido adelante, precisamente con el secreto de dejar lo negativo atrás y empezar de nuevo, la rueda de la vida en el posicionamiento que me he quedado.

Cuando despiertas de nuevo de una anestesia general, a pesar de lo jocoso, que suelo ser con el anestesista que se me despidió con unas buenas noches, aunque eran las diez de la mañana, cuando te despiertas te das cuenta de que casi nada de lo que creemos es más importante de lo que parece. Esta misma sensación la tienes cuando te enfrentas a un notario a decirle tus últimas voluntades y te das cuenta; si ha valido la pena tanto esfuerzo y sufrimiento para abandonarlo todo, tan livianamente, por un destino de tu propia vida.

Al final de todo, te das cuenta de que ni el éxito ni el poder, ni el dinero, ni las grandes experiencias,  van más allá de lo imprescindible para vivir  y sólo es necesario para recuperar un minuto de tu vida.

Al final te das cuenta de que convivir, es hacerlo con gente que valga la pena, que la toxicidad de los malhumorados, interesados, absorbedores de tu energía, no te han servido más que para dejar de vivir otras maravillosas experiencias que has dejado por fidelidad a los que creías fieles y sinceros.

Al final te das cuenta de que el cinismo de la sociedad que sólo piensa en su bienestar se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche y en especial a esas personas insípidas que nunca se meten en los y pasan desapercibidas, como si la vida les pasara de lado.

Al final valoras la sencillez, el minimalismo, ver un amanecer o un atardecer, aunque lo veas sólo, pues a los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser, casi prefiero verlos por la acera de enfrente y escaquearme de saludarlos.

En este de momento de mi vida, con la nevera llena, la casa limpia y mi vida organizada y aun estando convaleciente he decidido, que no quiero nada, casi nada, tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de los pocos amigos que, de verdad, me quedan.

Al final esa forma de ser que me caracteriza y con mi don de la fuerza del trabajo, que aplico en mi vida, ni nada ni nadie me va impedir lo que yo quiera , pues me he quitado las barreras del miedo y solo me queda que mantener la libertad y el espíritu crítico que me caracteriza,  por los que pago a gusto todo el precio que tenga que pagar, como lo hago cuando viajo. Sólo queda tener la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno, pues cuando me toque esfumarme, me esfumaré con mi mejor amigo que soy, simplemente yo.

                                                           Ferran Aparicio

                                                     5 de octubre de 2017