Páginas vistas en total

martes, 20 de febrero de 2018

idealist@s: ABURRIMIENTO SOBERANO

idealist@s: ABURRIMIENTO SOBERANO: Se llama aburrimiento al hastío, el desaliento o la desazón que experimenta una persona a partir de una determinada molestia o cuando no enc...

ABURRIMIENTO SOBERANO

Se llama aburrimiento al hastío, el desaliento o la desazón que experimenta una persona a partir de una determinada molestia o cuando no encuentra algo que le proporcione entretenimiento.

Se suele asociar el aburrimiento a perder el tiempo, cuando un individuo está aburrido, no le encuentra sentido a aquello que está viviendo.
 
En ese momento el sujeto no realiza ninguna acción o bien parece actuar en forma automática. En ciertos casos, el aburrimiento sí promueve algún tipo de acción, aunque ésta carezca de lógica o de coherencia, simplemente con la idea de ocupar su tiempo, aunque realmente carezca de interés en lo que  está haciendo.
 
Pero el aburrimiento en sí mismo como estado emocional es un concepto subjetivo, pues como otros conceptos como el amor, la libertad, la espiritualidad por decir unos cuantos, depende de la persona que lo siente como propio y resulta incomparable  al resto de los humanos.
 
El antídoto del aburrimiento es el entretenimiento, pero yendo más allá si la acción que nos entretiene se convierte en rutina, aumenta la sensación de estancamiento y, en consecuencia, genera aburrimiento.
 
Por otra parte la reacción ante el aburrimiento, en ciertos momentos, puede ser  una reacción positiva debido a que promueve la creatividad y el cambio ante la rutina.
 
La vida con la modernidad y la multimedia e independientemente de la economía de medios ha cambiado generando  un contenido  intenso y continuo y lo que procesamos nos crea a veces la imposibilidad de  llegar a estar en paz con nosotros mismos y con lo que nos rodea, como si fuera una misión imposible.
 
Saber escucharse a uno mismo, hacer caso a tu intuición, perderte por dónde los demás dicen que no vale la pena que vayas y encontrarte al final del camino es combatir al aburrimiento soberano que una vida se puede convertir por dejadez y apatía.
 
Cada uno debe conocer sus virtudes y defectos incluso su propias cicatrices frutos de la vida y de la experiencia pues lo que es evidente que las cicatrices del alma son invisibles, ero sólo cada persona debe de ser consciente que  las cicatrices del alma vuelven a abrirse por heridas del pasado que aún hoy duelen.
 
La vida nos da un tiempo limitado para que la disfrutemos, así que no pienso malgastar ni un segundo más ni físico ni de mis pensamientos y ni de mi tiempo en intentar entender  lo que significa una rutina, pues evitar el aburrimiento soberano es puro autoconocimiento.
Como siempre y reflexionando en voz alta, todo lo que sé ahora es un privilegio que no compré con dinero y a  mí me ocurrió simplemente cuando empecé a cuidarme, y es verdaderamente  es un regalo soberano.
Ferrán Aparicio
20 de julio de 2018

jueves, 15 de febrero de 2018

idealist@s: CUADERNO DE BITACORAS

idealist@s: CUADERNO DE BITACORAS: Decía Galdós que el hombre por donde quiera que va lleva consigo su propia novela. En la marina mercante, se conoce con el nombre de ...

CUADERNO DE BITACORAS


Decía Galdós que el hombre por donde quiera que va lleva consigo su propia novela.

En la marina mercante, se conoce con el nombre de cuaderno de bitácora al libro en el que los marinos, en sus respectivas guardias, registraban los datos de lo acontecido.

Su nombre le viene, cuando los buques carecían de puente de mando cubierto, era costumbre guardar este cuaderno en el interior de la bitácora para preservarlo de las inclemencias.

Hoy en día en las bitácoras de red encontramos algunas particularidades, cualquiera puede ser editor e informar y opinar acerca de cualquier tema, sin estar mediatizado más que por el tiempo que se necesita para elaborar y publicar la noticia, artículo o lo que le apetezca.

Escribir de cualquier tema es expresar, todo el rato, que los horizontes están para soñarlos y para esperar de ellos los deseos que uno anhela con más entusiasmo, es como ir descubriendo el significado interno de las palabras , conceptos o simplemente emociones.

En general podemos decir que los diarios de campo o bitácoras de investigación pueden ser vistos como un crisol de los diferentes ingredientes de un proyecto de investigación, lo que incluye experiencias previas, observaciones, lecturas, ideas y recursos para capturar la vinculación de los distintos elementos entre sí.

La vida misma nos acerca o nos aleja según suban o bajen las mareas, o según aparezcan más o menos despejados nuestros horizontes. El horizonte que te rodea te enseña que la vida es como la navegación, unos  días en mares calmos, otros tratando de no ahogarte, en medio de olas que amenazan con hundir profundamente todas tus ilusiones.

La memoria es como un gran depósito de recuerdos que funciona de manera increíble, y por ello, para no olvidar es fundamental tener siempre el cuaderno de bitácoras personal siempre al día, pues como personas que somos y cumpliendo añitos podemos reaccionar con una rapidez enorme o quedarnos en blanco con una tontería que no somos capaces de recordar.

También a  veces, sin proponértelo, te llegan imágenes, recuerdos en  cascada y con una nitidez que encandila imágenes de personas y situaciones tan antiguas como conocidas, que hacen que revivas momentos, que por lejanos, habías olvidado completamente, y llegas a dudar de su significado pensando si es un proceso normal del funcionamiento de nuestro cerebro o es una sincronización con mensaje para el momento que estamos viviendo.

En el cuaderno de bitácoras se refleja la dicotomía del sentido de la vida en cuanto que  todo es tan lejano y tan cercano, al mismo tiempo y la distancia, como todo en la vida, es una cuestión relativa.

 

                                                           Ferrán Aparicio
                                                   15 de Febrero de 2018

lunes, 12 de febrero de 2018

nidealist@s: CONEXION

idealist@s: CONEXION: Se define por conexión la unión que se establece entre dos o más cosas, pero también se puede extender a las   personas para que entre e...

sábado, 10 de febrero de 2018

CONEXION


Se define por conexión la unión que se establece entre dos o más cosas, pero también se puede extender a las  personas para que entre ellas haya una relación o una comunicación, llegando al límite de la empatía como medio de conexión.

En el caso de la psicología de la conexión  versa sobre  saber qué procesos latentes hacen que la persona  se sienta más conectada o atraída por un producto determinado, y no por otro.

Tambien la conexión es una manera de especificar la diferenciación covariante en una variedad diferenciable y también puede referirse a la conexidad de un espacio topológico.

 Pero en cualquier ámbito y campo, la conexión es el enlace que se establece entre el emisor y el receptor a través del que se envía el mensaje.

En muchas  ocasiones, nuestras decisiones de relacionarnos se rigen por procesos tan inconscientes, tan complejos e inexplicables  pues en realidad, no es lo mismo coincidir con alguien que conectar con ese alguien.

En nuestro mundo diario conocemos sin duda a mucha gente, bien por nuestro trabajo bien por nuestras relaciones sociales, a diario convivimos con ellas; sin embargo, a lo largo de nuestras vidas solo llegamos a conectar en profundidad con unas pocas.

Las personas disponemos de una voz interior que nos dice en muy poco tiempo si algo o alguien puede ser relevante o significativo para nosotros, es una sensación innata que pocas veces nos traiciona, independientemente que esa sensación corresponde  en el tiempo que aparece y con el tiempo dado que las personas evolucionamos y cambiamos, esa sensación de conexión también  puede llegar a cambiar.

Las manos entrelazadas que representan la psicología de la conexión, son esa sensación de compenetración psicológica que nos acerca a los humanos y es un vínculo tan íntimo y revelador que cruza muchas más fronteras.

Lo que es bien cierto como proceso natural es que la conexión profunda va más allá de las miradas porque se origina mediante la interacción y el trato, pero acontece sobre todo a través de una palabra muy concreta, mágica y significativa para todos: “compartir”.

Yo que soy de la idea que compartir, también es vivir, si bien el proceso de compartir debe ser un acto transparente e íntegro regido por otra palabra esencial: la confianza.

Para concluir, a pesar de que no es precisamente fácil llegar a construir este tipo compromisos, de vínculos tan mágicos y fuertes en nuestro día a día, no vamos a perder la esperanza por ello y perder la oportunidad de conectar, pues es tan fácil como practicar la apertura, la confianza y  la sinceridad.

Lo que tenga que venir lo hará en su momento y lo notaremos en poco tiempo: nuestro cerebro y corazón responderán de forma intensa ante esa persona, pues al fin y al cabo todo llega en su justo momento, ni antes, ni después.
                                                      Ferrán Aparicio
                                               10 de febrero de 2018


martes, 6 de febrero de 2018

idealist@s: LA DUDA

idealist@s: LA DUDA: Se define la duda como  una indeterminación entre dos decisiones o dos juicios, sin embargo la duda puede llegar más allá por lo transcen...

lunes, 5 de febrero de 2018

LA DUDA

Se define la duda como  una indeterminación entre dos decisiones o dos juicios, sin embargo la duda puede llegar más allá por lo transcendental que puede ser en función de las circunstancias que la motiven.

En términos jurídicos de la misma forma que entendemos que “el que calla otorga”, conocemos la expresión “del beneficio de la duda”, lo cual te manifiesta que la duda no siempre tiene carácter negativo o peyorativo, sino que puede incluso ser beneficiosa.

Lo que está claro bien por qué lo hemos sentido o simplemente experimentado, es que la duda supone un estado de incertidumbre, puesto que donde hay dudas no hay certezas. En este sentido, la duda supone  un límite a la confianza ya que, donde hay dudas, no existe la creencia en la verdad de un conocimiento.

En sentido contrario la duda se  puede plantear como un conocido dicho que se deriva de lo relatado por el filósofo griego Platón sobre Sócrates, “sólo sé que no se nada”, si bien en el fondo plantea la duda de que se cree que sabe algo, mientras que no sabe. Por otra parte, yo, que igualmente no sé nada, tampoco creo saber algo.

La duda  se plantea como que no está diciendo que no sabe nada, sino que hace ver que no se puede saber algo con absoluta certeza, incluso en los casos en los que uno cree estar seguro. En éste sentido es cuando una duda es aceptada como ignorancia y  puede convertirse en una fuente de conocimiento ya que impulsa a la reflexión, el estudio y la investigación, lo cual no es cuestión baladí.

Hablando en voz alta y escribiendo al mismo tiempo, tenemos que dejar patente que existe lo que se conoce como duda filosófica y no es más  que  ese periodo en el que una persona, de manera absolutamente voluntaria, decide suspender el juicio con el claro objetivo de que pueda por sí misma llevar a cabo un proceso de coordinación tanto de los conocimientos que posee, como de sus ideas respecto a un tema concreto.

Por otra parte, no podemos obviar el hecho de que también es habitual que hablemos dentro del campo filosófico de lo que se conoce como desatar la duda. Concretamente con dicha locución verbal lo que intenta expresarse es que alguien está dándole solución a un asunto concreto.

Grandes filósofos han planteado que rechazar aceptar todo aquello de lo que pudiera dudarse desde un punto de vista racional, era falsear un raciocinio, pues al fin y al cabo, todos tenemos dentro una sabiduría infinita que es capaz de proporcionarnos la mejor vida posible, o al menos intentarlo desde la duda.

La duda vital es aprehender a confiar en esa sabiduría interior para poder  comenzar a introducir cambios en nuestra vida, todos sabemos que no somos las mismas personas en el tiempo, que vamos evolucionando, que nuestras circunstancias y necesidades vitales cambian y sólo se trata  de tener conciencia que necesitas un cambio, desde la dudad vital, pues al final  nos damos cuenta que esas cosas exclusivamente dependen de nosotros.

                                                             Ferrán Aparicio
                                                       5 de febrero de 2018


jueves, 1 de febrero de 2018

idealist@s: INDIFERENCIA VITAL

idealist@s: INDIFERENCIA VITAL: Dice el refranero popular que no hay mayor  desprecio que la indiferencia y si lo piensas fríamente es bien cierto, si bien no es una cue...

INDIFERENCIA VITAL

Dice el refranero popular que no hay mayor  desprecio que la indiferencia y si lo piensas fríamente es bien cierto, si bien no es una cuestión baladí, por los efectos que produce  tanto en la persona que la emite como la que la recibe.

La  ley del hielo es un recurso muy utilizado por personas que aparentemente gozan de un gran autocontrol y presumen de ser racionales antes que intuitivos y constituye un ejercicio de violencia pasiva, pero también es cierto que la indiferencia nos protege de la toxicidad de personajes que no personas, que nos afectan con su conducta, desde un punto de vista emocional.

La indiferencia vital es a veces un recurso emocional que tiene como definición conceptual a ese conjunto de comportamientos que tienen por objetivo ignorar al otro, si bien en algunas ocasiones, la víctima de este tipo de conductas ignora dicho conflicto, precisamente porque el otro no se lo ha expresado abiertamente.

La indiferencia vital tiene ese doble efecto por una parte de protección y por otra de afección, según el objetivo que queramos conseguir, pero en cualquier caso puede causar graves efectos en el otro y en caso contrario a nosotros mismos, si no nos protegemos de las amenazas del agente tóxico.

Lo que es bien cierto que aplicada con intencionalidad puede llegar a vejar a los demás y no representan nada positivo para una relación, aunque en el fondo es algo deseado intencionalmente.

La persona a quien otro le aplica la ley del hielo  o el estado permanente de indiferencia, puede llegar a experimentar sentimientos negativos muy intensos, devaluándolo personalmente e incluso anulándolo en el marco de un silencio duro y crudo, que la víctima no sabe finalmente interpretar.

La indiferencia es asociada al silencio, pero el silencio es sano cuando hay mucha exaltación y se hace necesario hacer una pausa antes de agravar lo que sucede, pero  cuando se usa como medio de control o de castigo, se convierte en abuso.

La indiferencia está asociada a la insensibilidad, el desapego o la frialdad y no hay que confundir la indiferencia con ser indiferente. Si somos indiferentes es que no nos importa nada, si bien nunca es posible conseguir aislar nuestras emociones de esta manera.

La vida está llena de momentos y circunstancias en la que optar por mostrarnos indiferentes no siempre es lo mejor, pero nunca podemos dejar de sentir y también podemos aplicar esa indiferencia vital para protegernos de la toxicidad.

 Al final de la vida cuando vas peinando canas, te das cuenta  que tanto la indiferencia como ser indiferentes, son un recurso que nos permite elegir unos estímulos para sentirlos o simplemente para apartarlos de nosotros.

                                                       Ferrán Aparicio

                                                 1 de Febrero de 2018

martes, 30 de enero de 2018

idealist@s: MANDALAS

idealist@s: MANDALAS: Hace unos años tuve la oportunidad por mandato imperativo en un proceso de ansiedad de experimentar el pintar mandalas como terapia de re...

MANDALAS

Hace unos años tuve la oportunidad por mandato imperativo en un proceso de ansiedad de experimentar el pintar mandalas como terapia de relajación y concentración emocional. La experiencia es muy recomendable y aconsejable y los resultados cuando los ejecutas son diferentes en función del encuentro emocional con el que te encuentras.

Los mandalas son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmos y el microcosmos, utilizadas en el budismo y el hinduismo y es un término de origen sanscrito, una antigua lengua que se hablaba en la India y que hoy se conserva gracias a algunos textos sagrados

Analizando su estructura y estudiando el término según diversas fuentes, se compone de una estructura que parte de un círculo inscrito dentro de una forma rectangular, que representa el espacio sagrado y a partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mandala.

Independientemente de la temática o geometría que represente, las formas concéntricas sugieren una idea de perfección, de equidistancia con respecto a un centro y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza.

El mandala como significado es círculo sagrado, y simboliza el centro de todo, alrededor del cual giran el resto de las cosas. El uso de mandalas ayuda a reducir los niveles de estrés, la angustia, la ansiedad y el algunos estados de depresión, además mejora la atención y la memoria y la autoestima, potencia la concentración e incluso nos hace pensar de forma diferente, encontrando de forma más rápida y sencilla la solución a los problemas.

 Los mandalas  son  un símbolo de cómo las cosas van cambiando, pues un mismo mandala si lo pintaramos dos veces, darían un resultado distinto, en cuanto a entonación de colores se refiere ya que si bien ayudan con la meditación,  mientras se va creando el dibujo, quien participa en ello entra en un estado de concentración que lo transporta a través de su existencia y recrea el estado de origen y equilibrio que le ayuda a purificarse y cambiar su entorno.

Los colores se diferencian por su significado: el negro está relacionado con el misterio, pero también con la muerte y la tristeza, al contrario el blanco es luz, pureza y perfección.

El color azul transmite la paz y la tranquilidad, el color verde la felicidad y la naturaleza, el
color rojo pasión y energía vital; el color naranja un sentimiento de ternura y energía, y el
color violeta la espiritualidad y la transformación, la combinación de ellos te dan una radiografía en la que se encuentra tu ser y su esencia.

Si dedicas unos minutos al día a pintar y verás cómo tu mente se concentra mejor poco a poco, no solo en los mandalas, sino en el resto de actividades cotidianas, así como que tu sueño será más profundo y el descanso más reparador.

La observancia de la observancia de como reflejamos nuestro estado psíquico-emocional es tan fácil como coger un mandala impreso y enfrentarnos desde la meditación o simplemente la tranquilidad a rellenarlo para luego ver un resultado reflejo.

                                                           Ferrán Aparicio

                                                     30 de enero de 2018

jueves, 25 de enero de 2018

idealist@s: AGRADECIMIENTO INNATO

idealist@s: AGRADECIMIENTO INNATO: Si nos atenemos al significado de agradecimiento dentro de la semántica castellana lo podemos definir como sentimiento de estima y recon...

AGRADECIMIENTO INNATO

Si nos atenemos al significado de agradecimiento dentro de la semántica castellana lo podemos definir como sentimiento de estima y reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor o prestado un servicio, por el cual desea corresponderle.

Sin embargo el agradecimiento innato es algo más que un simplemente agradecimiento y es algo que lo llevamos al nacer.

El comportamiento innato es el que está preprogramado genéticamente en un organismo y puede realizarse en respuesta a una señal sin experiencia previa.

El comportamiento natural es innato, o genéticamente programado y esto se manifiesta cuando dadas las señales adecuadas, un organismo realizará un comportamiento innato sin necesidad de experiencia previa ni de aprendizaje.

En general los comportamientos innatos tienden a ser muy predecibles, como el amor materno, el cual todos los miembros de una especie suelen realizarlos de una manera muy similar, como algo innato y natural , sin aprendizajes , ni pautas de educación.

El agradecimiento maternal es el ejemplo más simple de un comportamiento innato es un acto reflejo: una respuesta rápida e involuntaria a un estímulo o señal, y es el agradecimiento al hecho de simplemente habernos dado la posibilidad de una vida.

Dicen los expertos en materia que el agradecimiento es la memoria del corazón. Agradecer tiene todo que ver con apreciar, valorar y vivir en el presente. 

El agradecimiento también lleva consigo muchas connotaciones como se detecta en su definición semántica, pues muchas veces las cosas no son como nosotros pensamos y muy distantes de la realidad presente. En realidad esto significa aprender a hacer las paces con el hecho de que la vida en general no es como nosotros creemos que debería de ser.

Como consecuencia de esta visión circunstancial, las expectativas y nuestra visión de la realidad influyen de forma determinante en nuestra capacidad de agradecer y al final la auténtica gratitud nace del aprendizaje derivado de todo lo que hemos vivido. 

La gratitud o el agradecimiento, independientemente de la innata debemos aprender a manejarla, incluso llegando como en cualquier aprendizaje a modificar nuestra manera de pensar, dejando de interpretar todo lo que nos sucede como problemas para comenzar a ver las oportunidades de aprendizaje que hay detrás de cada situación complicada.

La conciencia del agradecimiento también es un acto indispensable, pues como todo en la vida tiene su tiempo, un agradecimiento alejado de la circunstancia que loo produce es un acto inútil, pues pierde sentido.

Cuida tu sentido del agradecimiento para agradecer aquello que tienes y lo que no, tus sonrisas y tus tristezas, tus virtudes y tus defectos, y si todavía tienes madre valora ese agradecimiento innato pues ser agradecido significa renovar la energía que nos crea cada día. 

Ferrán Aparicio
25 de enero de 2017



martes, 23 de enero de 2018

idealist@s: ATASCO EMOCIONAL

idealist@s: ATASCO EMOCIONAL: Hay momentos de la vida que uno se siente estancado, bien porque no avanza ni física ni emocionalmente, bien porque no sabe para dónde ti...

sábado, 20 de enero de 2018

ATASCO EMOCIONAL

Hay momentos de la vida que uno se siente estancado, bien porque no avanza ni física ni emocionalmente, bien porque no sabe para dónde tirar cayendo en  el sello del desconcierto.

En realidad no es que sean momentos malos, en estricto sentido, sino que con el paso del tiempo sientes hastía hasta la eternidad y que no estás evolucionando, que no creces., te sientes y estás atascado.

La sintomatología es muy clara y es que la vida es muy igual de un día para otro y la costumbre se convierte en rutina, como  un moho que se va esparciendo psicológicamente en nuestra vida, sin pena ni gloria, como se diría coloquialmente.

En contra de ésta situación debemos mentalizarnos que la vida es y debe ser un movimiento constante, ganando fuerza mientras lo haces, pues el  estancamiento es un estado en el que no logras ponerte en contacto con tus sentimientos y emociones más genuinas.

No se trata de aplicar el principio de acción, sino de generar un verdadero impulso hacia aquello que te enriquezca y haga más significativo el hecho de vivir.

Siempre hemos oído aquello de que hay tres cosas en la vida, salud, dinero y amor, y como dice la canción, el que tenga las tres cosas que le dé gracias a Dios, pero en realidad no es realmente cierto, pues puedes tener esas tres cosas y permanecer estancado.

Dice el dicho que Vivir sin vivir, no es vida, pero deambular por la vida es una pérdida de tiempo que nunca vuelve, pues el tiempo de existencia es muy corto como para desperdiciarlo en rutinas inútiles y relaciones insatisfactorias.

Al final de todo y del camino, la paz y tu felicidad, son el único objetivo por el que en verdad debes enfrentarte, pues  como dice un amigo que no para, ya descansaré cuando haya muerto, por lo que sino avanzas, cambia o al menos se consciente de que no se puede parar pero si aquietar tu vida para centrarte en la elección un nuevo camino desde el punto en que te encuentras.

Las etapas de estancamiento deben mirarse con cuidado y a veces exigen solamente un proceso de toma de conciencia y un replanteamiento de las condiciones en las que se vive, cumpliendo con lo que se te pide, tanto en el plano laboral, como en el plano personal, pero debes pensar que si  no quieres implicarte demasiado, el que estás perdiendo la oportunidad eres tú mismo, no los demás.

Al final sólo se trata de  no eludir  los desafíos y enfrentarte a un posible reto, o a una novedad, poniéndote a  prueba y dándole  sentido a ello, para evitar tu atasco emocional.

                                                               Ferrán Aparicio

                          
20 de Enero de 2017

lunes, 15 de enero de 2018

idealist@s: MI SEXTO SENTIDO

idealist@s: MI SEXTO SENTIDO: Hablar de sexto sentido cuando sabemos que todos los humanos tenemos cinco es hablar de la capacidad natural de ser humano por intuir, an...

MI SEXTO SENTIDO

Hablar de sexto sentido cuando sabemos que todos los humanos tenemos cinco es hablar de la capacidad natural de ser humano por intuir, anticipar o descifrar la sincronicidad de los acontecimientos y señales que nos ocurren diariamente.

Su manifestación es común y por todos o casi todos conocida es simplemente esa voz interior que nos llega desde la lucidez de esas corazonadas que nos adelantan o revelan un hecho, razón o simplemente una idea, pudiendo proceder del sentimiento o de nuestro pensamiento, siendo las sentidas las que provienen de nuestro interior y las pensadas de nuestra racionalidad.

El problema surge  en la baremación de la fiabilidad de ese sexto sentido y en cualquier caso hay que darle el valor que merece, pues al fin y al cabo son únicas y personales procedentes de nuestro cerebro de nuestro interior subconsciente y suelen ser la respuesta  adecuada a un instante de necesidad.

Los que somos abogado del planteamiento  de que las cosas llegan en su justo momento, ni antes ni después, confiamos en las señales , pensamientos y demás connotaciones que nos trasmite nuestro sexto sentido , desde la afinidad , a la empatía o simplemente a una observación puntual de advertencia.

 Su trascendencia así como su eterizad le permite el hecho de  siempre estar ahí, presente pero oculto, discreto pero guiando, modelando muchas de nuestras reacciones, de los caminos que tomamos en la vida, pues disponer de una buena inteligencia intuitiva es permitirnos profundizar más en nosotros mismos para adaptarnos mucho mejor a nuestro entorno, como algo personal e intransferible.

La faceta intuitiva del sexto sentido es un fabuloso sistema de supervivencia, pues de algún modo funciona, como un “sistema de alarma” y aviso a navegantes, cuando algo va a pasar ese sexto sentido nos avisa de un modo rápido y efectivo, se activa este fascinante circuito interior.

Es sin duda un don fascinante, y dicen que se desarrolla entre los cuarenta y cincuenta años, donde la consciencia de nuestro subconsciente se traslada al presente a través de estos procedimientos, eso sí desde la observancia no hay que perder la tierra de la vista

Es bien cierto que no somos gurús ni magos merlín en nuestras vidas , pero si sabemos que debes ver y tocar una cosa para creer en ella, cosa que en el caso de la intuición la creemos a ciencia cierta , como un fenómeno personal en el que creemos lo que sentimos y no vemos.

Al final y de una forma general  sólo se trata de escuchar tu voz interior, conectar con su soledad de forma frecuente y dejar la mente en blanco dentro de un procedimiento de meditación natural, fomentando la observancia y practicando  la atención plena, atendiendo a las corazonadas y no perdiendo de vista el contenido de los sueños, pues como dice el dicho tradicional, brujas haberlas hailas y al fin y al cabo el intelecto siempre tiene la razón, pero la intuición rara vez se equivoca.

                                                           Ferrán Aparicio

                                                     15 de enero de 2018

miércoles, 10 de enero de 2018

idealist@s: EL SINDROME DE ULISES

idealist@s: EL SINDROME DE ULISES: El otro día estaba leyendo y descubrí el término “El síndrome de Ulises”. Como en otras ocasiones sentí curiosidad por ésta terminología ...

EL SINDROME DE ULISES

El otro día estaba leyendo y descubrí el término “El síndrome de Ulises”. Como en otras ocasiones sentí curiosidad por ésta terminología y empecé a investigar y a documentarme, de que se trataba con la idea de cómo siempre aprehender algo más como siempre.

Documentándome, descubrí que fue  el psiquiatra Joseba Achotegui, quien le puso este apelativo por su anacronismo con la odisea  de Homero, en la que se describen episodios con síntomas parecidos a los de los emigrantes en el proceso de tener que alcanzar nuevos horizontes y reflejan ese sentí miento de soledad, de fracaso, de miedo, ante una falta  de sentido en ese viaje al exterior por la supervivencia  en una nueva sociedad desconocida.

Como normalmente pasa, todos los ciclos de la historia se vuelven a repetir y también esta situación de migración, que se está dando en la que los profesionales y trabajadores españoles buscan destinos europeos  e internacionales, en busca de una oportunidad y va estrechamente ligada a la falta de mayores oportunidades y también de proyección laboral en la crisis mundial que seguimos viviendo.

Pero hiendo un poco más allá, el fenómeno es mucho más complejo de lo que nosotros  nos podemos plantear, por una parte es asimilar y sufrir el denominado el síndrome de Ulises, ante la situación de tener que dejar nuestro mundo, nuestra familia, nuestros hogares, nuestras relaciones personales y por otra parte entraña frustración de cada uno en su profesión y ocupación, tanto universitarios como< no universitarios asumen  salir de su mundo ya que no ven compensado su esfuerzo o bien simplemente porque no tienen una proyección laboral inmediata.

Al final solo se trata de ser flexible, en el sentido contrario a lo que aparenta que es aceptar las cosas como vienen, sin complejos de resignación sino todo lo contrario la aceptación del problema, de la circunstancia de la situación dentro  de la conciencia que abre a un camino. La flexibilidad es sólo un estado mental en el que la persona colocada desde otro v nivel de percepción analiza la propia realidad y lo circunstancial desde lo acontecido, es la vida del  presente vista con perspectiva.

La clave quizás y sólo quizás, es que lo que nos pasa no afecta a nuestras emociones, sino aquello que pensamos acerca de lo que nos pasa, es decir, como interpretamos lo que nos sucede, aunque el sufrimiento choque con nuestras perspectivas.

En cualquier caso ese llamado síndrome de Ulises, tiene distintas formas  de desarrollo en función de factores, como es la edad, la capacitación personal, la vinculación familiar, pero en definitiva se manifiesta como un desequilibrio sustancial de las demandas ambientales percibidas y las capacidades de respuesta del sujeto, esa dialéctica entre la búsqueda de la felicidad objetiva y la flexibilidad entre los acontecimientos y circunstancias que les intentaba explicar, si y sólo si, bajo mi punto de vista.

Finalmente si todos salimos corriendo en busca de una acomodación, resolveremos la economía fundamentalmente de los demás, no la nuestra, los problemas de los demás no los nuestros, el reinventarnos y sacar nuestro mundo adelante es un reto inteligente a la vez que flexible.

                                                     Ferrán Aparicio
                                                 10 de Enero de 2018